jueves, 29 de julio de 2010

SON TIEMPOS DE UNIDAD

Por Manuel E. Yepe

Este año, el 26 de Julio, Día de la Rebeldía Nacional en Cuba, marcó un momento de trascendental importancia para la solidaridad cubano venezolana.

No tuvo lugar el acontecimiento que el imaginario popular y los medios le habían pronosticado: el primer abrazo de Hugo Chávez y Fidel Castro en público tras los cuatro años de convalecencia de este último. Pero un conjunto de circunstancias determinó, no obstante, que la fecha resultara muy significativa en los anales de las relaciones revolucionarias entre La Habana y Caracas.

En un islote turístico a 350 kilómetros de La Habana, tuvo lugar los días 25 y 26 de julio la Primera Cumbre Presidencial Cubano Venezolana que examinó los resultados de la Segunda Reunión de Alto Nivel de la Unión Económica Cuba-Venezuela efectuada en Caracas entre el 15 y el 19 de julio. Los dos países acordaron priorizar, por su mayor viabilidad a corto o mediano plazo, 139 proyectos de colaboración económica del total de 370 que fueron evaluados con el objetivo estratégico de marchar hacia la unión económica de ambos países sustentada en los principios de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El Presidente Chávez estuvo ausente porque, “como siempre, escogió mantenerse al frente de su pueblo, en la primera línea de combate, en defensa de nuestra asediada Revolución Bolivariana”, según palabras del Vicepresidente venezolano Rafael Ramírez, quien encabezó la delegación de su país, designado por el líder bolivariano.

En tiempos que presagian graves acontecimientos para la humanidad por la agresividad de fiera amenazada que denota la superpotencia y su incapacidad de salir airosa de la grave situación a que ha sido conducida, derrota tras derrota, por su irresponsable belicismo, Venezuela corre grave peligro de ser agredida.

Por evidente encargo de Washington, el presidente colombiano Álvaro Uribe, próximo a dejar su cargo el 7 de agosto de este año, denunció en la Organización de Estados Americanos (OEA) la supuesta presencia en territorio venezolano de 85 campamentos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) con no menos de 1500 efectivos.

La acusación, rechazada por Caracas enérgicamente, carece de todo fundamento, entre muchos otros motivos, porque el propio gobierno colombiano reconoce que las FARC y el ELN controlan el 30% del territorio del país y el más elemental principio militar desaconsejaría distraer tantas fuerzas fuera del área de combate.

El saliente mandatario colombiano, que pasará a la historia de su país como aquel que lo convirtió en el más servil instrumento de la superpotencia contra la unidad latinoamericana y lo entregó a una cúpula militar corrupta, a paramilitares al servicio de la oligarquía y a los narcotraficantes dependientes de mercado norteamericano de estupefacientes, aportó con ello el expediente que habitualmente fabrica el imperio para sus intervenciones militares.

La falaz denuncia colombiana está llamada a servir de pretexto para una intervención militar que derroque al gobierno bolivariano o que, al menos, le perjudique en las elecciones próximas a efectuarse.

No se trata de una manipulación aislada o casual. Han sido muchas las acciones conducentes al mismo propósito que han sido vistas en tiempos recientes. Sin seguir un orden cronológico ni de importancia, allí están las siete bases militares en Colombia; sus similares en Aruba y Curazao, muy cerca del litoral venezolano; las bases en El Salvador y en Honduras y, ahora, la introducción de no menos de 7000 marines con toda clase de armamento en la Costa Rica, en tanto la Cuarta Flota continúa, amenazante, en la costa atlántica del continente suramericano.

Los manejos dirigidos a promover discordias y enfrentamientos entre las naciones del continente no corresponden a los intereses ni aspiraciones del pueblo colombiano. Algo así, solo puede provenir de intereses geopolíticos del poder hegemónico, que considera que debilitar la unidad entre los pueblos de Latinoamérica es factor coadyuvante para someterles.

Cuba ha considerado en todo momento que el despliegue en Colombia de bases militares estadounidenses pone en peligro la estabilidad regional y atenta contra la soberanía de los estados vecinos.

“Luchamos por la paz y la armonía entre nuestros pueblos hermanos y nuestras gestiones siempre tendrán ese objetivo; pero en caso de cualquier problema, que nadie tenga la menor duda del lado de quien estará Cuba”, declaró el presidente cubano, Raúl Castro, en el acto de clausura de la Primera Cumbre Presidencial Cuba-Venezuela.

En aras de que América Latina logre sobreponerse a esta nueva maniobra estadounidense contra su unidad, es de desear que el nuevo mandatario que se instalará en Bogotá el 7 de agosto disponga de suficiente autonomía como para plantearse objetivos de paz, tanto en lo interno como en la proyección de una política latinoamericana e internacional independiente, sin condicionamientos del norte.

La unidad es la única opción de supervivencia que tiene América Latina. Los pueblos lo comprenden; las oligarquías, no.

La Habana, Julio de 2010


REPORTE PARA RADIO HABANA CUBA DEL 30 DE JULIO DE 2010

AUDIO

En las últimas horas, en El Salvador, se ha destapado una especie de caja de pandora, debido a la resolución - la tarde de este jueves - de la Sala de Constitucionalidad de la Corte Suprema de Justicia, que ha dado la razón a la solicitud de inconstitucionalidad de unos artículos del Código Electoral, presentada por el ex magistrado del Tribunal Electoral, Félix Ulloa, en el sentido de que impiden a los ciudadanos las candidaturas independientes o no partidarias para ser electos como diputados y alcaldes, y en los que hasta la fecha se había exigido pertenecer a un partido político.

Este es un debate que por años ha rondado en el país, en el que las agrupaciones de la sociedad civil han demandado repetidamente que se incluyeran las candidaturas independientes al sistema electoral, ante lo cual ha habido oposición velada, o evasión del tema, de parte de los que deciden, es decir, los diputados de la Asamblea Legislativa, que responden a partidos políticos a quienes parece no les convendría una intromisión en sus terrenos.

Llamó la atención de manera muy particular que el miércoles pasado, al final de la maratónica plenaria de la Asamblea Legislativa, y casi a la entrada del siguiente día, se hayan aprobado mayoritariamente sendas modificaciones a la Constitución de la República, en las que se especifica la exigencia de pertenecer a un partido político o a coaliciones legalmente inscritas, para ser electos como diputados o concejos municipales. Era evidente que los señores diputados conocieron anticipadamente del contenido de la resolución de la Corte Suprema de Justicia, al pretender adelantarse a su publicación el día siguiente, pero con ello, también dándole la razón.

Sin embargo los hechos ponen en desventaja a esta solución apresurada, pues para que sea efectiva se necesita la ratificación de la próxima Asamblea Legislativa y con mayoría absoluta, y sería vigente hasta ese momento, después de las próximas elecciones de 2012. Además, la decisión del máximo tribunal legitima dichas candidaturas que optarían para ese mismo período.

Inevitablemente ya se ha desatado un apasionado encuentro de opiniones a favor y en contra de esa posibilidad, desde aquellos que estarían abrazando la perversa idea de modificar la conformación de la Sala de Constitucionalidad según sus intereses, una especie de golpe técnico, hasta quienes la favorecen. En todo el espectro de opinión destaca lo que piensan los partidos políticos, que ven en esta modificación el peligro de que el crimen organizado y el narcotráfico pudieran aprovechar la oportunidad de apoyar a algunos candidatos no partidarios, poniendo en riesgo el sistema democrático; aunque en la actualidad hay ex diputados presos por dichas causas. Sin olvidar las sospechas sobre el financiamiento de los partidos políticos que se oponen precisamente a ser transparentes o fiscalizados.

No esconden los interesados que se oponen a esta posibilidad hoy legitimada, la intención de vilipendiar o crear temores ante la sociedad, para impedir que se haga efectiva. Pero, por el momento, a los señores diputados solo les queda la tarea de crear los reglamentos que permitan de manera correcta la implementación de las candidaturas independientes o no partidarias.

Un nuevo momento vive El Salvador en la construcción del modelo democrático y político, ante esta nueva expectativa en que dos poderes del estado confrontan sus fuerzas en el ejercicio de sus funciones. Todavía falta saber cuál es la posición del Poder Ejecutivo. El debate seguirá por mucho tiempo, la prueba estaría en que todos los protagonistas se mantengan en él de manera leal, y no se plieguen a las prácticas antidemocráticas, ya conocidas, de los intolerantes y los golpistas.

Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Las flores del cariño para Melba Hernández

Como lo que son, sus hijos, niños y jóvenes le llevaron un beso a la Heroína del Moncada en su 89 cumpleaños

Las nuevas generaciones acompañaron a Melba en la celebración de su 89 cumpleaños. Autor: Calixto N. Llanes

Ana María Domínguez Cruz
digital@juventudrebelde.cu
28 de Julio del 2010 21:23:07 CDT

El hogar de Melba Hernández se llenó este miércoles con flores, canciones y abrazos de integrantes del Coro Diminuto de la Escuela Elemental de Música Alejandro García Catarla. Es el cariño que honra 89 años de una vida dedicada a Cuba.


Al felicitar a Melba, Yamilé Ramos Cordero, presidenta de la Organización de Pioneros José Martí, le dijo que todos los pioneros y jóvenes cubanos también son sus hijos.


¡Cuba, qué linda es Cuba!, Dame la mano y danzaremos y algunos temas premiados en el Festival de la Canción Infantil Cantándole al Sol fueron algunos de los regalos que recibió la Heroína del Moncada.


«Me siento muy feliz de tener a mi lado a los niños regalándome danzas y canciones. Ellos son los continuadores de esta Revolución y sé que Fidel puede contar con su alegría y energía», expresó emocionada.


Representantes de la embajada de Vietnam en Cuba también asistieron al sencillo homenaje a quien fuera presidenta del Comité Cubano de Solidaridad con esa nación y embajadora de la Isla allí.


Denuncian a Micheletti y a Romeo Vásquez por violaciones de derechos humanos

Organizaciones de la sociedad civil hondureña los acusan por varios casos de asesinatos y torturas, y por la detención ilegal de 439 adultos y de 43 niños después del golpe de Estado en ese país centroamericano

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
29 de Julio del 2010 12:28:17 CDT

TEGUCIGALPA, julio 29.— Organizaciones de la sociedad civil hondureña interpusieron denuncias por violaciones sistemáticas a los derechos humanos contra el ex jefe del régimen de facto Roberto Micheletti y el ex jefe de las Fuerzas Armadas Romeo Vásquez.


La acusación fue presentada ante la Fiscalía por el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos en Honduras, el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia y el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús.


Estas agrupaciones responsabilizaron a Micheletti y a Vásquez por varios casos de asesinatos y torturas y por la detención ilegal de 439 adultos y de 43 niños después del golpe de Estado del 28 de junio de 2009 contra el gobierno de Manuel Zelaya.


También los acusaron por las violaciones de las prerrogativas ciudadanas ejecutadas entre el 23 de julio y el 1ro. de agosto en varias comunidades del departamento de El Paraíso, donde se concentraron miles de personas para esperar al depuesto presidente.


Zelaya fue secuestrado en su residencia y llevado a la fuerza a Costa Rica hace más de un año por militares encapuchados que, en contubernio con la oligarquía, impidieron la celebración de una encuesta en torno a futuras reformas constitucionales.


Tras varios intentos por regresar, primero por el aeropuerto de Toncontín y después por El Paraíso, logró retornar al país el 21 de septiembre, donde se mantuvo alojado en la Embajada de Brasil hasta su salida hacia República Dominicana.


Tenemos más de 200 denuncias de hechos ocurridos después del 28 de junio y ahora trabajaremos en estas que han sido presentadas, declaró a la prensa Germán Enamorado, coordinador de la Fiscalía Especial de Derechos Humanos.



IRAN: ¿NEGOCIAR QUÉ?

Jorge Gómez Barata

En su análisis de la coyuntura mundial contemporánea, Fidel Castro asume como inevitable un ataque norteamericano-israelí a Irán en lo cual puede estar acertado. Lo que el experimentado estadista, parece haber detectado es una situación político-militar y de seguridad en la cual las partes han sobrepasado un punto de no retorno, que impide maniobrar y hace inviable a la diplomacia.

Existen expertos o aficionados que dudan de esa posibilidad a partir de considerar la actual situación militar de Estados Unidos, un país envuelto en una crisis económica y dos guerras grandes en las cuales está comprometido una parte de su potencial militar.

A mi juicio ese punto de vista, en lo referido a Irán, es errado debido a que las operaciones concebidas por los militares estadounidenses se basan en el empleo del poder de fuego y la capacidad de la artillería y la cohetería de los buques, submarinos y aviones propios y de sus aliados para actuar a grandes distancias sin comprometer tropas ni realizar desembarcos, excepto para operaciones puntuales.

Para un tipo de guerra así, Estados Unidos puede disponer de prácticamente todo su potencial aéreo y naval puesto que en Irak y Afganistán existe un status de ocupación, que si bien ancla importantes cantidades de tropas terrestres y alguna aviación táctica, no compromete a los buques y portaviones, no necesita de los bombarderos de gran radio de acción y no requiere el empleo de la cohetería estratégica y de mediano alcance.

En términos operativos, excepto porque son conducidas por el Estado Mayor Central, las acciones de bombardeo — aéreo naval masivo y prolongado contra Irán no compiten con las de Irak y Afganistán. Otra cosa es el impacto político y sicológico que puede tener en el pueblo norteamericano y en la opinión internacional el hecho de que Estados Unidos se embarque en una operación militar de esa envergadura.

Siete años después de que apareció la presunción norteamericana, nunca probada ni confesada, de que Irán intentaba aprovechar su programa de uso civil de energía nuclear para encubrir esfuerzos militares, la diplomacia norteamericana y europea, así como la ONU y la capacidad de presionar de todos juntos, han llegado a un callejón sin salida.

Después de decenas de reclamaciones al gobierno iraní, inspecciones “in situ”, reuniones de las autoridades nucleares iranias con expertos de la Organización Internacional de la Energía Atómica, acciones diplomáticas europea, rusa y china y explicaciones de los líderes políticos y religiosos persas que defienden su derecho a desarrollar la energía nuclear y consiguientemente a enriquecer el uranio con fines pacíficos y agotadas cuatro rondas de sanciones por la ONU, se ha llegado a una situación que parece terminal.

Lo que Estados Unidos, la Unión Europa y el Consejo de Seguridad, incluidos Rusia y China exigen es que Irán renuncie a su programa de enriquecimiento de uranio y adquiera compromisos verificables.

Por su parte, Irán sostiene su derecho a enriquecer uranio para producir combustible nuclear tanto para sus reactores de investigación como para sus plantas nucleares (en construcción) cosa permitida por el Tratado de No Proliferación y en la cual no está dispuesto a ceder. Las autoridades persas, incluso invocando a su fe, aseguran que no desean construir bombas atómicas.

Ante semejante debate es preciso aclarar que existen unos diez países con capacidades para refinar el uranio, la mitad de los cuales (Canadá, Australia, Alemania, Italia, España, Brasil y otros) no poseen bombas ni las quieren sin que nadie dude de su palabra. Tampoco, de haber en Irán un gobierno “certificado” por Estados Unidos habría conflicto alguno. De hecho Irán discute un derecho y Estados Unidos objeta por una sospecha.

En el punto al que se ha llegado, para Irán detener su programa de enriquecimiento de uranio equivale a una claudicación ante el imperio; mientras para Estados Unidos que irán alcance la bomba significa el fin de su hegemonía en el Oriente Medio y para Israel el ocaso de una era de impunidad.

Para solucionar el peligroso contencioso, al que Fidel Castro confiere perfiles globales, el presidente de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva, el premier turco Recep Tayyip Erdogan y el líder iraní Mohamed Ahmadineyad alcanzaron un acuerdo que pareció una solución.

En virtud del entendido, Irán depositaria en Turquía una tonelada y media de uranio levemente enriquecido, a la cual renunciaría en el momento en que, en el curso de un año, le fuera suministrado la cantidad de combustible nuclear suficiente para operar un reactor de investigaciones.

En ese momento el problema se volvió básicamente cuantitativo debido a que occidente conoce (porque Irán lo ha informado a la OIEA o por vías de inteligencia) que el uranio depositado en Turquía representaría alrededor de la mitad de las existencias de uranio en poder de Teherán. De ahí en adelante el asunto se reducía a incluir más uranio o bajar el grado de enriquecimiento.

En lugar de apoyar ese curso o, como mínimo poner a prueba a Teherán, Estados Unidos saboteó el acuerdo y poco menos que ridiculizó a Endorgan y Lula. El Consejo de Seguridad con la aquiescencia de Rusia y China que en lugar de asumir el entendido como una razón para dar oportunidades a la negociación, se plegaron a Estados Unidos.

El resto de la historia es conocida: a las sanciones de la ONU que incluyen el registro de los buques que parten o intentan atracar en Irán se han sumado otras sanciones más duras aun de Norteamérica, la Unión Europa y Canadá.

Las sanciones comerciales impiden a Irán adquirir equipamiento para sus refinerías, no de uranio sino de petróleo y no le permiten ni comprar gasolina, lubricantes y otros derivados. En el ámbito financiero, al no habilitar al Estado persa para acceder a la banca occidental se obstaculizan las transacciones por ventas de petróleo pagadas en cuentas en bancos occidentales. Tampoco Irán puede desde allí realizar los pagos por sus importaciones.

Por otra parte la resolución del Consejo de Seguridad que invocó el Capítulo VII de la Carta de la ONU que autoriza el uso de la fuerza, asumió el carácter de un ultimátum cuando dio a Irán un plazo a partir del cual sus buques y aviones serán detenidos, abordados y registrados.

En semejante clima: ¿Cuál es el espacio para negociar? ¿Cuál puede ser la agenda? y ¿Cuáles pueden ser los compromisos de las partes?

Mientras un hombre amenaza con un revólver a un rehén, hay esperanzas para los negociadores, para el rehén, incluso para quien apunta. Una vez que se ha jalado el gatillo, nadie puede detener la bala. A eso llaman punto de no retorno.

La Habana, 29 de julio de 2010

UN NUEVO ACTO DE NOTORIA INJUSTICIA DE ESTADOS UNIDOS

Enrique Atiénzar Rivero
Tomado de Adelante.cu Jueves, 29 de Julio de 2010 11:56

¿Por qué tanta crueldad del gobierno de Estados Unidos contra Gerardo Hernández Nordelo, uno de los Cinco antiterroristas cubanos presos injustamente en cárceles norteamericanas desde el 12 de septiembre de 1998 en que fueron detenidos por agentes del FBI?

La gran verdad está dicha: no hay pruebas para que estos Cinco honestos hombres permanezcan recluidos bajo riguroso régimen penitenciario, alejados de sus familiares y de su pueblo, al que defendían de los tenebrosos planes terroristas de mafia cubano americana y de criminales internacionales como Luis Posada Carriles.

Desde el pasado 21 de julio volvieron a encerrar en el hueco a Gerardo, lo que constituye un acto contradictorio y abusivo contra la vida de un inocente prisionero, por demás enfermo como lo denunció ante la prensa nacional –hace pocas horas- el presidente del Parlamento Ricardo Alarcón.

El llamado “humanismo” del gobierno de Estados Unidos dónde está, dónde está la prédica de luchadores por los derechos humanos, cuando a este hombre con dolencias físicas se le somete, sin razón, a la mayor severidad carcelaria.

Desde el pasado mes de abril el antiterrorista solicitó ser evaluado por los médicos, sin embargo, debieron pasar varias semanas hasta que el 20 de julio “accedieron” a la solicitud y lo hundieron en el hueco al día siguiente, en una pequeña celda a dos metros por uno, compartida con otro prisionero.

La opinión pública cubana al conocer de la nueva ofensa a la dignidad de los cubanos y a los hombres de bien del mundo responsabiliza a la administración de Barack Obama de lo que pueda suceder a Gerardo con el riesgo de ser portador de una bacteria que circula entre la población penal.

Vale reafirmar lo expresado por René González, otro de los Cinco, el 14 de diciembre del 2001 en su alegato en la vista de sentencia del amañado juicio: “Seguiremos apelando a esos valores y a la vocación por la verdad del pueblo norteamericano con toda la paciencia, la fe y el coraje que nos puede infundir el crimen de ser dignos”.

La administración de Estados Unidos hace caso omiso al reclamo mundial por la excarcelación de los Cinco y a las consideraciones del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas de declarar ilegal y violatoria del derecho internacional y la detención de los Cinco.

Alarcón responsabiliza a EEUU con debilitamiento de la salud de Gerardo Hernández

Publicado en Cubadebate el 28 Julio 2010

Gerardo Hernández y su pájaro Cardenal

El presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón, responsabilizó hoy al gobierno de Estados Unidos por la salud del antiterrorista Gerardo Hernández, prisionero en aquel país y aquejado de problemas físicos.

“La salud de Gerardo corre peligro y de esa situación es enteramente responsable el gobierno de los Estados Unidos”, advirtió Alarcón en el capitalino Palacio de Convenciones, donde trabajan las comisiones permanentes del Parlamento, previo al quinto período de sesiones de la séptima legislatura de este órgano.

Alarcón enfatizó, además, que se obstruye la justicia en el caso del antiterrorista al confinarlo al hueco de la prisión de Victorville, California, sin haber cometido indisciplinas.

Para el titular del Parlamento cubano se trata de una situación muy grave, porque el reo no solamente está en el hueco, sino en condiciones de castigo, en una celda muy pequeña, sin ventilación, con solo un diminuto orificio en lo alto de la pared de la celda que comparte con otro cautivo.

“El gobierno estadounidense conoce que Gerardo tiene algunas dolencias físicas, por las que ha estado reclamando ser examinado por los médicos desde el pasado mes de abril”, comentó Alarcón, quien advirtió que solo el 20 de julio le permitieron asistir a una consulta.

Al día siguiente, sin embargo, lo llevaron al hueco, en una celda de dos metros de largo por uno de ancho, donde las temperaturas superan los 35 grados Celsius, a pesar de que se le diagnosticaron varios problemas y aún sin tratamiento.

Aparentemente, comentó Alarcón, Gerardo tiene problemas con una bacteria que, según dijo el médico que lo atendió, circulaba entre la población penal, con algunos casos muy graves, aunque no se sabe ciertamente si es la situación del cubano, porque no le han hecho los análisis.

Según parece Gerardo tiene también alteración con la presión arterial. Es un hombre joven, acaba de cumplir 45 años, pero se ha pasado 12 en condiciones realmente muy difíciles y tensos, recordó.

Alarcón manifestó su preocupacién por la salud del antiterrorista cubano, a pesar de la voluntad de este, sobre todo porque no tiene atención médica.

“Hasta ahora hemos reclamado ante el Departamento de Estado y no hemos tenido respuesta. Porque no se trata solamente de que esté en el hueco, sino en condiciones de castigo dentro del hueco”, recordó.

Advirtió que está sin comunicación con sus abogados, justo cuando se realizan trámites de apelación, una situación que se repitió constantemente durante todo el proceso.

“Gerardo debería estar trabajando con sus abogados en la fundamentación del habeas corpus. Eso lo sabe el gobierno estadounidense y en este momento lo tienen sin comunicación con sus abogados, sin recibir correspondencia, completamente aislado y encima de eso enfermo, con riesgos para su integridad física”, enfatizó.

(Con información de Prensa Latina)


“Los yanquis nos enseñaron a torturar”

Lo contó un testigo en el juicio a represores en Mendoza. Dijo que “unos 200” efectivos argentinos acudieron al curso, dictado por rangers que “habían estado en Vietnam”. “Terminaron aprendiendo de nosotros”, señaló.


Por Nicolás Lantos - Tomado de Página 12

El Tribunal Federal Nº 2 de San Rafael está juzgando a cinco represores por delitos de lesa humanidad.

“Hice un curso antiguerrilla en Tartagal, Salta, en 1967, con los yanquis. Allí yo aprendí a matar. Nos enseñaron técnicas de interrogatorio. El interrogatorio a través de la tortura. Cómo se debía torturar. La finalidad era extraer información.” El testimonio del policía y ex militar Roberto Reyes, testigo en el juicio que se lleva a cabo en Mendoza contra cuatro represores por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura, es el primero que da cuenta de la presencia de especialistas norteamericanos para entrenar a las tropas en las técnicas ilegales que se utilizarían de forma sistemática casi una década más tarde, después del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. Según el relato de Reyes, “unos 200” efectivos argentinos, entre oficiales y suboficiales, acudieron al curso, dictado por alrededor de veinte rangers que “habían estado en Vietnam”. Finalmente, relató, los veteranos estadounidenses “pasaron vergüenza” ante la ferocidad de sus alumnos. “Terminaron aprendiendo de nosotros”, señaló el testigo.

“Yo me anoté para hacer el curso porque me dijo mi padre, que era militar, todos los cursos que puedas hacer, hacelos.” Reyes llegó a ser cabo primero aunque siempre –asegura– se desempeñó en el Ejército como parte de la banda de música, hasta que, tras un accidente en 1970, fue dado de baja y se incorporó a la policía. El golpe del ’76 lo encontró cumpliendo un rol de guardiacárcel, primero en la zona llamada Sierra Pintada, luego en la Casa Departamental de San Rafael, adonde funcionó un centro clandestino de detención, motivo por el que fue citado como testigo. Sin embargo, sorprendió a todos los presentes en la audiencia cuando relató cómo, mientras revistaba en las Fuerzas Armadas, participó de este “curso antiguerrilla” que duró cuatro meses, en 1967, “cuando estaba el Che Guevara en Bolivia”. Argentina era gobernada por el régimen de facto de Juan Carlos Onganía.

Según narró ante los jueces del Tribunal Federal Nº 2 de San Rafael y una nutrida asistencia (en su mayoría familiares de desaparecidos), en el curso les enseñaron “como se debía torturar, distintos tipos de tortura”. Incluso detalló algunas de las técnicas adquiridas. “Por ejemplo, estaquearlos con correas mojadas y a medida que se secaban, cortarles los párpados, y llegado el momento se volvían locos porque no podían cerrar los ojos, les tiraban sal, estaban al rayo del sol –detalló–. Otra tortura era el submarino, había métodos de tortura como colgarlos de las manos, llegando al momento se descoyuntaban”. Sin embargo, para Reyes, las técnicas que traían los rangers “las conocía todo el mundo, no venían con nada nuevo: picana, sumergir a las personas, les colocaban bolsas en la cabeza, inyectables para que se desesperen, griten, pedían que los mataran”. El objetivo era inequívoco: “La finalidad de esa tortura era extraer información”, confirmó Reyes, que aseguró que “en esa situación límite dicen cualquier cosa con tal de salvarse”. Durante el entrenamiento, además, recibieron “reglamentos o especie de manuales en inglés” y, al finalizar, “hasta un diploma”.

Aunque su testimonio no dejó nuevos detalles sobre la comisión de crímenes de lesa humanidad en Mendoza durante la última dictadura, sí “demuestra que efectivamente hubo un plan sistemático de terrorismo de Estado que se comenzó a preparar en los años sesenta para ponerse en marcha en los setenta”, apreció el abogado querellante Pablo Salinas en declaraciones al diario local Mendoza Online. Reyes también reconoció haber visto a los imputados en el centro de detención y, aunque asegura que nunca vio a nadie allí con señales de tortura, reconoció que tener a alguien encerrado en una celda sin luz e incomunicado es una forma de tormento.

El primer juicio oral avanza contra los responsables del terrorismo de Estado en la provincia de Mendoza luego de que los camaristas Luis Francisco Miret y Otilio Romano, que frenaban su desarrollo (también bloquearon la aplicación de la nueva ley de medios), fueran denunciados por su complicidad con la dictadura. Ahora están siendo juzgados el ex teniente coronel Aníbal Alberto Guevara y los policías Raúl Alberto Ruiz Soppe (por entonces jefe de la Unidad Regional II), José Martín Mussere (oficial que funcionaba como enlace con el Ejército), Juan Manuel Labarta (que revistaba en la Policía de Investigaciones, o D2, de San Rafael) y Raúl Egea (abogado). El médico de la policía Cristóbal Ruiz Pozo, en tanto, quedó relevado por encontrarse internado y con una enfermedad terminal. El jefe del Tercer Cuerpo del Ejército Luciano Benjamín Menéndez, ya condenado cuatro veces a cadena perpetua, fue separado de esta causa para afrontar otro juicio en Córdoba.


Y en eso llegó Fidel

Arleen Rodríguez Derivet

Publicado en Cubadebate el 28 Julio 2010

Fidel Castro en el Memorial José Martí. Foto: Silvio Rodríguez Domíguez

Primero fue el rumor: Fidel se está moviendo por La Habana, lo han visto por varios lugares…Después la certeza: visitó el CNIC, hay fotos. Más adelante, su reaparición en la Mesa Redonda para acercarnos más sus análisis sobre los riesgos de guerra nuclear que advierte en el fondo de las presiones contra Irán y Corea y luego la nota de su encuentro en el Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM), con el mensaje a los economistas insistiendo en los grandes desafíos de la especie humana.

Con la visita posterior al Acuario, la sorpresa tenía un nuevo encanto: saber que no solo estudia y reflexiona para sus contemporáneos, con su legendario olfato de político entrenado en leer el fondo de noticias por las que otros pasamos de largo, sino que, por fin, se permite el breve placer de admirar, por ejemplo, una danza de humanos y delfines en los predios de una obra que soñó, orientó y mejoró durante años para los demás y en las que raras veces fue un visitante.

Más tarde, otra vez su voz, sus gestos, sus análisis serenos y sus advertencias cargadas de argumentos, retornaban, durante más de una hora, a la vista de todos. “Ya no tendré que comentarle a los que preguntan, lo que otros me contaron, puedo decir lo que yo ví, en vivo y en directo”, nos decía eufórico uno de los 115 embajadores que se reunieron con él en el MINREX a mediados de julio.

Tres días después visita el Centro de Estudios Che Guevara y quién sabe qué otros sitios sin reporte periodístico y trabaja simultáneamente en nuevas Reflexiones y en los últimos toques a un libro que debe salir de imprenta en agosto.

Julio se viste de 26 y Fidel vuelve a ser la noticia en todas las latitudes, cuando su visible recuperación anima las celebraciones en el país y levanta los más bellos comentarios de los revolucionarios del mundo entero.

Inicialmente vistiendo frescas camisas a cuadros y pantalón deportivo, en días sagrados de recuento histórico y homenaje a los compañeros de lucha, retoma parte de su uniforme verde olivo.

No falta quien se emocione hasta las lágrimas cuando repara en que la chaqueta no porta los grados ganados en la intensa vida de combate sin descanso. Pasa por alto que quizás él quiere enfatizar su actual condición de soldado de las Ideas y que, en definitiva, cuando la indiscutible majestad de su vida y su obra asoman, en cualquier sitio, hay siempre como un prólogo de profundo silencio que romperá frente a su sonrisa en una explosión de júbilo.

Así fue en la cita del memorial. Artistas, periodistas, caravanistas, habladores en el preámbulo, hicieron silencio absoluto cuando el conocido tono de su saludo traspasó, adelantándose, las puertas del pequeñísimo teatro, pero apenas él apareció de cuerpo entero y miró con sus vivos ojos llenos de alegría a los más cercanos al pasillo, reconociéndolos individualmente, se desató la euforia colectiva.

Pocas fotos -suerte de ese ojo de artista total que es Silvio- pueden hacer justicia a la imagen verdadera cuando se la tiene de cerca como aquel mediodía. Quién podría decir que pasó el tiempo y que pasaron fracturas y cirugías por el cuerpo de largos años sin reposo. La energía sigue idéntica y las expresiones también.

Dicen que los enemigos, cegados por la impotencia de comprobar que es efectivamente él y que luce tan vital y lúcido como siempre, se autocomplacen viendo distancias afectivas en la distancia geográfica, en los kilómetros que separan el acto en Santa Clara y la jornada de Fidel en La Habana. Como si no debiéramos todo y especialmente su impresionante recuperación, al cuidado del hermano Presidente y a todos los que ese amanecer celebraban la continuidad de la obra en el centro del país.

En ambos escenarios no hubo más que palabras de tributo a los fundadores del fuego sagrado, esa unidad sin fisuras que tantas veces ha vencido al odio y que nació la madrugada del 26 de julio de 1953 en Santiago de Cuba, cuando el líder de los asaltantes ponía en riesgo su vida por salvar a sus compañeros y sus compañeros hacían exactamente lo mismo por salvaguardar la suya.

Cómo ignorar esa lección de agradecimiento y hermandad profunda, inquebrantable, en el primer acto de Fidel aquella mañana: su brazo cubierto por el color de la guerrilla poniendo un manojo de flores a los pies de Martí, exactamente igual como había hecho un día antes en el mausoleo a sus compañeros de lucha en Artemisa. Como hace Raúl en cada visita a los sitios donde reposan los restos de todos los combatientes cubanos. La Historia rindiendo honores a la Historia. No hay mejores celadores de ella que quienes la hacen. Y lo que incomoda a sus adversarios es precisamente que sea con tanta vida.