viernes, 23 de julio de 2010

Editorial de Co Latino: De las exigencias o amenazas de la derecha salvadoreña

A raíz del incidente fortuito, pero no por ello fuera de la ley, cuando agentes policiales revisaron los permisos de portación de armas de miembros armados, que resultaron ser de la seguridad de la residencia del Expresidente Armando Calderón Sol, la derecha política y empresarial ha montado una muy buena campaña que ha ocupado las primeras páginas en los periódicos y los primeros bloques noticiosos de la televisión.

Esa campaña, hoy mediática, busca dos objetivos, a saber: primero, sembrar en el imaginario colectivo que ARENA y el empresariado salvadoreño son víctimas de una persecución política y acoso policial de parte del gobierno y del partido FMLN, y, segundo, mandar amenazas veladas.

Analicemos. El gobierno, a través de importantes funcionarios como el Ministro de Seguridad y Justicia, Manuel Melgar, y el Secretario de Asuntos Estratégicos, Hato Hasbun, luego de hacer las averiguaciones pertinentes, dieron un amplio y convincente informe de lo sucedido, en lo que queda claro que, ni hubo intento de allanamiento ni mucho menos acoso político o policial ni contra el expresidente Calderón Sol ni ningún funcionario del partido ARENA.

Sin embargo, tanto los miembros de la cúpula del principal partido de derecha, como reconocidos periodistas y analistas, insisten en hablar de allanamiento.

Inclusive, pese al absurdo, dicen que es copia de lo que hace el Comandante Hugo Chávez en Venezuela, es decir, es un problema del Socialismo del Siglo XXI. Vaya estupidez.

Nadie, hasta hoy, sensatamente ha dicho, una vez conocida la versión y explicación oficial, de la apropiada actuación de la Policía.

Tampoco han censurado el mal ejemplo del expresidente Armando Calderón Sol, de tener hombres armados violando la Ley de Tenencia y Portación de Armas.

Hay que aplaudir que la Policía se esfuerce en evitar que los salvadoreños con permiso, porten armas sin los documentos debidamente legalizados, y no hay que atacar a la Policía por ello.

Sospechamos, como lo expresamos en el editorial del pasado miércoles, que a ARENA y a los empresarios lo que les preocupa es que muchos de sus cuadros están señalados en oscuras crónicas del crimen organizado, como la célula terrorista de Posada Carriles que operaba y opera en El Salvador y Guatemala, tal como lo demuestra la captura reciente del salvadoreño Francisco Chávez Abarca.

Tal parece que a algunos les preocupa que la Policía Nacional Civil, le haya ofrecido protección a la esposa de Chávez Abarca, quien en un programa televisivo amenazó con dar nombres de los cercanos a su esposo y Posada Carriles, si no le ayudan en la asistencia legal al salvadoreño detenido.

Y, lo más grave aún, muy ligado a lo anterior, es la amenaza velada que han hecho desde dirigentes políticos hasta empresarios.

Mario Acosta Oertel, dijo, en un programa televisivo que “nosotros no vamos a poner la otra mejilla”. Es decir, si ARENA está denunciando persecución policial, acoso político, como ellos dicen, van a responder. Pero, la pregunta es ¿cómo van a responder? Si lo hicieran por la vía institucional no nos preocuparía, pero si lo hacen como una amenaza, como parece ser, sí.

Los dirigentes empresariales piden que “no se arriesgue la estabilidad”. Esto último es preocupante, porque, si las denuncias de ARENA, si la campaña de ARENA va en la dirección que está en peligro la institucionalidad, pues seguramente estos y los empresarios van a actuar para garantizarse la estabilidad. ¿Cómo piensa hacerlo? Es la pregunta. La respuesta es preocupante ¿al estilo de Micheletti en Honduras? Esto nos debe llevar a todos a estar alertas.


ENIGMAS ATOMICOS (I)

Jorge Gómez Barata

Veinte años atrás, cuando en La Habana me fue presentado el historiador norteamericano Philip Foner, le pregunté: “Por qué Roosevelt había ocultado a Stalin el proyecto Manhattan”. La respuesta del sabio fue lapidaria: “No sólo lo ocultó a Stalin sino a todo el gobierno norteamericano, al alto mando de las fuerzas armadas y a los aliados. Tal vez, además de las razones militares, Roosevelt que no era nada bravucón, le temía al fracaso y al ridículo…”

A la muerte de Roosevelt, el 12 de abril de 1945, menos de un mes antes de la capitulación de Alemania y cuando la bomba estaba prácticamente lista, Henry L. Stimson, Secretario de Defensa, informó a Harry Truman del estado de los trabajos. No hubo detalles ni se comprometió una fecha para tener listo el artefacto. Años después Truman comentaría: “Fue el primer pedacito de información que recibí acerca de la bomba atómica…”

Cuando en agosto de 1939 Roosevelt recibió la carta de Albert Einstein alertando sobre los presuntos avances alemanes en la construcción de la bomba atómica, ordenó la creación del Comité del Uranio dirigido por Arthur Compton, quien intentó conducir los trabajos por medio de las corporaciones privadas fabricantes de armas, las cuales, debido a los altos costos de investigación y la incertidumbre en cuanto al éxito, no se entusiasmaron. Alertado por informes de inteligencia, en 1941 se decidió reorientar el proyecto convirtiéndolo en una actividad militar.

Así nació el proyecto Manhattan encabezado por tres personas: Robert Oppenheimer, director general a cargo de la actividad científica, el coronel Leslie Groves, a quien se encargaron las labores de intendencia, seguridad y aseguramientos materiales y el ingeniero Vannevar Bush, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, que asumió la tarea de crear un soporte matemático para realizar la enorme cantidad de cálculos que el proyecto requería.

Los tres hombres, que en secreto administraron un presupuesto de dos mil millones de dólares de la década del cuarenta (hoy serían 20 000 millones), coordinaron la actividad de varias corporaciones, miles de empresas, decenas de centros de investigación y de unas 130 000 personas, cumplieron eficientemente sus tareas.

Cuentan que en su primera entrevista el coronel Groves preguntó a Oppenheimer: “¿Por dónde comenzamos? ¡Consiga uranio y busque la manera de enriquecerlo!, contestó el científico.

Las primeras decisiones de Groves fueron comprar 1 250 toneladas de mineral de uranio proveniente del Congo Belga, encargar la construcción de una planta para enriquecerlo en Oak Ridge y trasladar todo el proyecto al desierto y construir el laboratorio de los Álamos, Nuevo México.

A fines de 1944 lo que peor marchaba era la producción del uranio enriquecido que se que necesitaba para dos bombas, a lo cual se añadía el problema no resuelto del mecanismo necesario para hacer estallar la tercera construida a base de plutonio.

Los atrasos en los trabajos y luego los vertiginosos adelantos dieron lugar a las especulaciones acerca de un inesperado aporte obtenido con la captura el 19 de mayo de 1945 del mayor submarino alemán de la época, el U 234 a bordo del cual “casualmente” se encontraron unos disparadores utilizados para la bomba de plutonio y media tonelada de uranio enriquecido.

El 18 de junio de 1945 con el alto mando se examinó y analizó el plan presentado por el general Marshall para invadir a Japón, contando únicamente con recursos convencionales. En esa reunión se adelantó la idea de que la bomba sería probada, cosa que ocurrió 28 días después.

El 17 de julio de 1945, Leo Szilárd y otros 69 integrantes del proyecto Manhattan enviaron al presidente una carta alertándolo de las terribles consecuencias que pudiera tener el empleo del arma atómica. Nunca ha podido aclararse si la misiva llegó o no a manos del mandatario.

Sin embargo, casi veinte años después de concluida la guerra el general Eisenhower confesó que en 1945 el Secretario de Guerra Stimson le informó acerca de la posibilidad de lanzar la bomba atómica sobre Japón: “Yo fui —escribió Eisenhower — de los que cuestionó la sensatez de tal acto…” Stimson no reconoció la existencia de tal diálogo y de haber existido tampoco se sabe si lo comentó con Truman.

El tercer enigma no resuelto es si Stalin conocía del avance de los trabajos y si fue enterado de la prueba realizada en el desierto de Nuevo México, cosa que a la luz de recientes revelaciones acerca de la profundidad con que los servicios de inteligencia penetraron el proyecto Manhattan, parece obvia.

Según se afirma, el líder soviético de entonces, aliado de los Estados Unidos, cobró caro el desaire de Roosevelt porque no sólo obtuvo información de los avances norteamericanos, sino una serie de datos que allanaron el camino soviético hacía la bomba del Kremlin. Luego les cuento otros pasajes.

La Habana, 23 de julio de 2010


EL SALVADOR.- ¿HASTA DONDE HA LLEGADO LA IMPUNIDAD?

Comité FMLN en Suecia

Viernes, 23 de Julio de 2010

La Constitución de El Salvador, como ley primaria, garantiza a todos los ciudadanos igualdad de derechos y garantías, dicho así supondríamos que todo está resuelto y que todos somos iguales ante la ley.

En la práctica, por décadas los derechos y la justicia siempre han tenido dos caras pues estos se han aplicado a conveniencia de si el que reclama esos derechos es mujer, hombre, o es pobre o potentado. En estos últimos apartados hemos tenido tristes ejemplos y las cárceles salvadoreñas están llenas de culpables e incluso inocentes pero en su inmensa mayoría pobres.

Con esta realidad creeríamos que los delincuentes son pobres…efectivamente la pobreza es un factor de desesperanza que puede hacer que el que la sufre, infrinja las leyes, aunque es incorrecto presupuestar que todos los pobres son delincuentes.

Por el contrarío, existen los delincuentes de “cuello blanco” que de forma mafiosa y con conocimiento de causa planean la forma de delinquir buscando la impunidad, que les proporciona el dinero o la influencia que los círculos de poder que sus relaciones sociales e incluso sus nexos políticos les garantizan.

El crimen organizado tiene su apartado especial, pues en esto hay casos inconclusos como el de los Perrones, en donde el hilo de las investigaciones todavía podría poner ante la justicia a personajes y funcionarios que por el momento son ciudadanos “honorables sobre toda sospecha”. Así mismo los vínculos de las mafias que desde México y Colombia se mueven por Centroamérica, especialmente en Guatemala y Honduras, tienen sus nexos delincuenciales también en El Salvador.

Llama mucho la atención, como elementos peligrosos y con un historial delincuencial, se han movido con impunidad, o protección en nuestro suelo patrio, casos como el del Panzón Chávez Abarca ha sido “un misterio” que con su captura en Venezuela, dejará de serlo; pues tal como este sujeto ha empezado a sincerarse es muy probable que sus antiguos amigos y protectores salgan a la luz pública, con nombres y apellidos.

Esto de alguna forma, ya lo ha dicho la esposa de este sujeto, en las varias entrevistas a las que ha sido invitada en algunos medios televisados.

Lo grave no es el derecho que este sujeto inculpado como terrorista, tenga a de alguna forma defenderse y delate; sino que como se ha sabido esta infraestructura terrorista originalmente fue creada por Posada Carriles; quien se ha jactado de las buenas relaciones que tiene en El Salvador, “por servicios prestados”; con claros nexos entre personeros y políticos de la derecha salvadoreña en activo.

Para “El Panzón” Chávez Abarca, todo era paz y tranquilidad, mientras gobernaba ARENA; tranquilidad que se rompe; según lo ha manifestado su esposa, al triunfo del FMLN. Es entonces que decide emigrar para Guatemala.

Lo que no ha dejado claro es de que trabajaba en El Salvador o si se quedo desempleado; pues lo último y más público que se le conoció a este sujeto fue el “sobreseimiento” por liderar una banda de roba carros.

Además de él, es de suponer que Karla Trigueros como su esposa conoce muchos otros datos y secretos, pues con plena seguridad y convicción es capaz de abordar temas en donde deliberadamente no lo dice todo; pero lo insinúa; incluso habla de relaciones con personeros que fueron en gobiernos pasados, miembros de la Organización de la Inteligencia del Estado (OIE), quienes con propiedad le han aconsejado. Creeríamos que el común de los ciudadanos, en esta circunstancia se dejaría asesorar sobre todo por abogados; no por ex miembros de la OIE.

Como directa consecuencia de las delaciones de Chávez Abarca, ya guarda prisión en Venezuela, Alejandro Peña Esclusa otro oscuro personaje que realizara turismo político en El Salvador, en la campaña electoral del 2009 invitado por ARENA y sus organizaciones fachadas de propaganda apócrifa o campaña sucia contra El FMLN y Mauricio Funes.

Tanto en el caso de El Panzón Chávez como Esclusa que tienen reconocidos y comunes nexos, hay a la fecha cierta amnesia, pues ni sus mas cercanos amigos ni patrocinadores en Campaña, como es el caso de Fuerza Solidaria, en su capítulo salvadoreño, representado en su momento por Jaime Ricardo Handal Samayoa (capacitador electoral de ARENA) se han manifestado solidarios con la desgracia de estos terroristas; a pesar que en su debida oportunidad los patrocinaron.

No es casual pues que estén apareciendo campañas mediáticas “anticipadas” en donde se habla de persecución a reconocidos políticos o empresarios. El caso del supuesto allanamiento de la casa del ex presidente Calderón Sol, a pesar que ha quedado suficientemente aclarado hasta por el mismísimo Presidente, quieren llevarlo a la Asamblea Legislativa.

Llama la atención que editorialistas de derecha ya han empezado a llamar al Panzón Chávez, “el doble agente”, como anticipándose a futuras revelaciones que involucren a conocidos políticos o empresarios.

Al margen de las fantásticas historias que quieran construirse como cortinas de humo, queriendo acusar al gobierno y al FMLN de querer implantar un Estado Policial y no se cuantas barbaridades más. Hay verdades y delitos que siempre han estado allí, pero el grado de protección e impunidad con nombre y apellidos de este tipo de delincuentes ha hecho que la justicia sea tuerta y solo vea con el ojo que le conviene.

Aunque no a la velocidad que muchos quisiéramos, el cambio ha llegado a El Salvador para quedarse y una de las tareas mas importantes es la lucha contra la corrupción y la impunidad instaurada desde gobiernos pasados. La consolidación de la verdadera democracia tiene que ser garantía de la igualdad de derechos de todos los salvadoreños, es cosa del pasado la persecución y cárcel por su militancia o credo político, los derechos plasmados en la Constitución deben de ser la base de la concordia social.

De ninguna manera el poder político debe servir para traficar influencias, enriquecerse con el dinero público o peor aun ocultar o proteger delincuentes de cuello blanco.

En este sentido la Fiscalía de la Republica es la primera instancia que según la ley le corresponde -defender los intereses del Estado y de la sociedad; dirigir la investigación de los hechos punibles y los que determinen la participación punible; promover y ejercer en forma exclusiva la acción penal pública, de conformidad con la ley; y desempeñar todas las demás atribuciones que el ordenamiento jurídico les asigne a ella y/o a su titular-. Esta claro verdad?.

En nuestra vecina Guatemala, el ex presidente del 2000 al 2004 Alfonso Portillo Cabrera ahijado político del general Ríos Montt (cofundador de ARENA), fue extraditado de México, a petición de la justicia guatemalteca, en octubre del 2008 donde se refugió por cuatro años. En Guatemala se le acusaba de haber desviado 15 millones de dólares de las arcas del Estado. Un juez le otorgó libertad tras el pago de una fianza de 125 mil dólares mientras esperaba el comienzo de su juicio. El 26 de enero de este año fue aprehendido nuevamente por requerimiento de los Estados Unidos para extraditarlo, como presunto responsable de un lavado de activos por cerca de 70 millones de dólares. Portillo utilizó bancos de Francia, bancos de Liechtenstein, Suiza y Luxemburgo. El dinero habría salido de cuentas de Guatemala hacía Estados Unidos y después a Europa.

La pregunta que realmente nos importa a los salvadoreños es… cuantos “Portillos Cabreras” y similares de cuello blanco tenemos en nuestra patria y en nuestra reciente historia. Por cierto delitos similares no prescriben. Por tanto es el Fiscal General de la Republica, Lic. Romeo Benjamín Barahona Meléndez, quien en cada momento y situación tendrá que asumir el reto histórico de hacer cumplir la ley, nada mas… seguro que el pueblo lo apoyara… si no lo hace también el pueblo se lo demandara.