jueves, 15 de julio de 2010

REPORTE PARA RADIO HABANA CUBA 16 DE JULIO DE 2010

AUDIO

Los medios de comunicación salvadoreños aún continúan reflejando noticias y reportajes relacionados con la captura, en la República Bolivariana de Venezuela, del mercenario de origen salvadoreño, Francisco Chávez Abarca.

Para ejemplo, esta tarde de jueves, La Prensa Gráfica en su edición digital, publica la noticia titulada “Chávez insiste en que salvadoreño lo iba a matar”, y en la que citan al presidente venezolano quien afirma que hace más de un año suspendió su viaje a El Salvador por una alerta de que había un plan para atentar contra su vida y que recuerda que entre los acusados estaba Chávez Abarca.

Además, señaló que este individuo es miembro de la organización terrorista de Luis Posada Carriles, encausado por el atentado al avión cubano de 1976 que dejó 73 muertos, y quien dejó una escuela de torturadores en Venezuela. También agregó el presidente Hugo Chávez, que el acusado de terrorismo tenía sus vínculos en Venezuela, y mencionó al opositor Alejandro Peña Esclusa, jefe de la organización civil Fuerza Solidaria, quien fue detenido esta semana acusado de promover actos desestabilizadores. Habría que recordar que este personaje también está muy relacionado con la derecha salvadoreña, pues fue un elemento fundamental en la campaña sucia de Arena contra el FMLN y su candidato Mauricio Funes.

Mientras, el Ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, ha reiterado en rueda de prensa de inicios de semana, luego de retornar de su viaje oficial a Cuba de la semana anterior, que el salvadoreño preso en Cuba recibe y recibirá la asistencia consular a la que tiene derecho, y que el gobierno cubano gentilmente ha favorecido las acciones de la delegación diplomática salvadoreña en ese sentido.

Además recriminó las declaraciones que la esposa de Chávez Abarca ha dado en diversos medios televisivos, principalmente, y las ha calificado de ligeras, cuando ella ha acusado al gobierno salvadoreño de no atender la situación de su cónyuge, de quien dice temer no reciba un juicio justo. Asimismo, ha hecho entrever que habría sido perseguida por la seguridad del estado en los meses previos. El presidente Funes, al respecto, ha aclarado que sería comprensible que si Chávez Abarca había sido acusado de terrorismo, algún seguimiento habría que haberse hecho de sus pasos y los de sus allegados.

Otro hecho que también ha causado impacto en El Salvador esta semana, precisamente el lunes 12 de julio, fue la transmisión en directo por radio y televisión de la Mesa Redonda en la que participó el Comandante Fidel Castro, para advertir a la comunidad internacional sobre los riesgos graves de una confrontación que pudiera originarse por las acciones militaristas de los Estados Unidos, Israel y otros de sus aliados, y de lo que en su momento dimos cuenta en reporte ya transmitido.

Lo que habría que agregarse, y que tiene especial significado para la realidad salvadoreña, es que el martes por la noche, en horario estelar, el canal 10, de propiedad estatal, transmitió un segmento de media hora en el que incluyó buena parte de la exposición del ex presidente Fidel Castro. Esto representa un hito histórico por lo que hasta entonces ha ocurrido en este país, cuando nunca un medio local, mucho menos la televisión oficial ha dado tal despliegue a una información relacionada con Cuba Revolucionaria.

Son nada más muestras de los cambios que se desarrollan y agolpan en este Pulgarcito de América, que poco a poco se pone en sintonía con los verdaderos intereses de su pueblo, y de los demás pueblos de nuestra América.

Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.

Junto a toda Santa Clara, Pedro Martínez Pirez también está de fiesta

Por Katia Madruga Márquez

Fotos de la autora - Tomado de RHC

Ajeno a cualquier regionalismo o estrechez espiritual, este periodista cubano y universal guarda muy adentro un sentimiento especial por el terruño y la ciudad en que nació: Santa Clara. Es por eso que conversamos con él a propòsito de haber sido seleccionada esta urbe del centro de Cuba, por segunda ocasión en los últimos años, sede del acto central por un anviersario más de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba y Bayamo, respectivamente, el 26 de julio de 1953.

Martínez Pírez, de larga y fructífera trayectoria en el periodismo cubano, no puede ocultar su satisfacción y orgullo cada vez que su provincia natal aparece entre las destacadas o ganadoras de la emulación por por esta efemèrides. Nuestro Pedro Martínez Pirez, además de cubano universal e internacionalista, es un villaclareño que guarda muy adentro un sentimiento especial por la Santa Clara que lo envolvió cuando nació y lo acogió en sus calles, y por todo ese territorio que una vez se llamó Las Villas.

“Estoy muy contento de que Villa Clara sea la sede de nuevo del 26 de julio”, dijo a esta periodista que se le acercó para indagar sobre sus vínculos afectivos con la provincia que, como justo reconocimiento a su quehacer socioeconómico durante el 2009 y a la estabilidad alcanzada en los últimos 12 años, homenajeará dentro de poco a los mártires y héroes que asaltaron el Cuartel Moncada y festejará el Día de la Rebeldía Nacional.

“Los villaclareños trabajan duro todos los días y, como sabemos, en los últimos años ya han obtenido varias veces la sede de los actos conmemorativos centrales por la efemérides del 26 de Julio, o lugares destacados en esa emulación que es rectorada por el Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC). Ese reconocimiento colectivo para mi siempre es motivo de especial regocijo” agregó el emblemático colega que labora en Radio Habana Cuba desde hace más de 37 años y que hoy comparte alegrías con el terruño del que es un entrañable hijo, también.

En esa ciudad pobre fue donde vio bailar por primera vez a Alicia Alonso

¿Qué imágenes guarda de la Santa Clara de su infancia?, le pregunté bastante temerosa y nerviosa al saberme tan inexperta en estos trajines y entrevistando a alguien que es un maestro en la entrevista y en los demás géneros del periodismo. La jovialidad, sencillez y espíritu de cooperación de mi entrevistado hizo el milagro, y me sentí más cómoda y orgullosa de lo que estaba haciendo.

¨La Santa Clara de mí infancia es una Santa Clara muy pobre. Mi padre, poeta matancero, Enrique Martínez, la definía como una aldea, y efectivamente así era.¨ “Santa Clara no tenía fuente de trabajo. Era una ciudad de tránsito por la Carretera Central, una ciudad donde realmente había mucho racismo.

El Parque Vidal estaba dividido en para blanco y para negros . En aquella sociedad de mi infancia realmente había sociedades para blancos, mulatos y para negros y de niño iba a Caibarién, a casa de mis abuelos, allí también tenía que soportar la división entre blancos y negros en la playa pública con una soga que dividía la parte de los blancos y de los negros. A mí eso me marcó siempre por el racismo que implicaba. Mi padre me enseñó siempre a no discriminar al negro. Así, nosotros que éramos cinco hermanos, nos criamos muy cercanos a otros niños negros”

De la infancia también tengo buenos recuerdos. En la escuela anexa La Normal de Maestros de Santa Clara, nuestra escuela, siendo un niño, vi bailar a Alicia Alonso. Alicia era muy joven Fue algo impresionante, un privilegio que no olvido”, recuerda Martínez Pirez mientras hace gala de una memoria privilegiada, donde las imágenes están guardadas con tal lujo de detalles que ratifica dos de las razones que seguramente han hecho grande profesionalmente a mi entrevistado: su sensibilidad humana y capacidad de observación.

“Los maestros míos eran muy buenos. Estudié la primaria, la secundaria, y también hice la escuela profesional de comercio de Santa Clara, y llegué a estudiar dos años en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. Todo eso lo hice trabajando, pues a los doce año comencé a laborar con un salario bajísimo para poder hacer frente a la difícil situación económica de la familia”, explica . “Mi padre quedó cesante cuando yo tenía 7 años de edad , y todos los hermanos empezamos a trabajar desde niños. Mi hermana mayor era la que tocaba el órgano en la iglesia del Carmen de Santa Clara y yo tuve que empezar en trabajos muy modestos, forzados. Así hice la primaria y la secundaria. Después estudiaba en las noches en la escuela profesional de comercio, donde conocí a Ramón Pardo Ferrer y a otros revolucionarios y me ligué al movimiento 26 de julio y otras organizaciones que luchaban contra la tiranía de Batista” .

“Por este tiempo hice mis primeros “pininos” como periodista. Escribí en un boletín que teníamos en la Escuela de Comercio de Santa Clara. Siempre me gustó el periodismo y a ello también fui conducido por mi padre que acostumbraba a escuchar el radio, la onda corta y leer el periódico. Después me comentaba y sugería algunos valiosos artículos que él leía para que yo también lo hiciera”, destaca Martínez Pirez con palabras en las que es fácil descubrir la admiración y respeto que guarda por su padre.

Entre las imágenes de los entretenimientos callejeros de entonces, jugar trompo, pelota, empinar papalote y otros, el entrevistado recuerda un burro llamado Perico, un simpático animal de la Santa Clara de esa época. “Tocaba las puertas de las casas y los niños lo esperábamos con ilusión y un poco de temor porque el burro lo hacía con el hocico y a veces se introducía cuando las puertas o ventanas estaban semiabiertas y nos asustaba. Le dábamos pan y agua y nos parecía que el burro nos lo agradecía” se acuerda este villaclareños que a grandes rasgos nos acerca al por qué Santa Clara, pese a los muchos años que lleva viviendo fuera de ella, sigue en su corazón.

De Santa Clara a la adultez

“En Santa Clara estudié hasta el primer nivel de la Universidad. Me fui en 1960. Al rector de mi universidad, doctor Mariano Rodríguez Solveira, que era también mi profesor de derecho civil, lo nombraron embajador en Ecuador. El me consideraba su mejor alumno, y sabía de mi trabajo como escribiente en la sección de lo civil de laAudiencia de Las Villas donde conocí a Osvaldo Dorticós Torrado, quien sería meses después Presidente de la República. Más tarde me fui como diplomático para Ecuador, luego de pasar un curso de varios meses en La Habana” cuenta el también el Premio Nacional de Periodismo "José Martí”.

Martínez Pirez ha mantenido siempre vínculos muy fuertes con el terruño natal. Aquí vivieron sus padres hasta el fallecimiento y permanece parte de su familia. A esta ciudad ha ido cada vez que ha tenido una posibilidad, lo mismo a ejercer su profesión, a nutrirse de los orígenes, a reverdecer recuerdos y también a recibir honores otorgados por la ciudad de Santa Clara como uno de sus hijos pródigos que jamás la ha defraudado.

“Me satisface mucho que Santa Clara sea una vez más sede del 26 de julio. Recuerdo que estuve una vez con Orlando Castellanos, paradigma de la radio cubana, y entrevistando a muchas personalidades como Samuel Feijoo, Raúl Ferrer, Onelio Jorge Cardoso, y otros muchos villareños destacados, y me sentí orgulloso de nacer en esta zona, pero no solamente de la provincia de Villa Clara sino también Sancti Spíritus y Cienfuegos. Yo me siento de Las Villas porque es toda esa patria grande de la provincia antigua de Las Villas y tengo muchos recuerdos y amistades y constituye una fuente de inspiración para hacer trabajos periodísticos y hablar de mi país”

“Pero claro, como decía Antonio Guiteras, para ser una auténtico internacionalista hay que ser primero un amante del terruño, y el terruño mío es Santa Clara y por supuesto no podría ser un verdadero internacionalista sino soy primero un autentico villaclareño y un auténtico cubano, para entonces, a partir de ahí ser un internacionalista” finaliza.

Por eso y por otras muchas razones que quedan para una entrevista más amplia, nuestro Pedro Martínez Pirez, diplomático, legislador, profesor universitario, pero sobre todo periodista, revolucionario , también está de fiesta junto a toda Villa Clara por el reconocimiento recibido y también por continuar homenajeando desde el trabajo y la eficiencia a los mártires y héroes de aquel decisivo y heroico 26 de julio.

MAÑANA SE PODRA DISCUTIR…

Jorge Gómez Barata

Entre los aportes del pensamiento liberal, adoptado y enriquecido por el marxismo y el nacionalismo, figura la separación de la iglesia y el Estado; hecho que la Revolución de las 13 Colonias de Norteamérica y la Revolución Francesa integraron a los sistemas políticos modernos.

Paradójicamente la pérdida o renuncia de la Iglesia al poder temporal, no significó un debilitamiento de la religión o de la fe, sino todo lo contrario. Al convertirse en una fuerza predominantemente espiritual y tomar distancia del acontecer político temporal, la Iglesia pudo asumir una visión más ecuménica, plural y tolerante del mundo y del devenir.

Tampoco la separación de la Iglesia y el Estado implicó el alejamiento de los creyentes y de los hombres de fe de la actividad política y del activismo social, entre otras cosas porque los creyentes y los participantes en la política, incluyendo a muchos líderes políticos, son las mismas personas y porque las religiones universales forman concepciones del mundo y doctrinas sociales.

Un elemento extraordinariamente positivo fue que en los momentos en que tenían lugar los avances sociales que caracterizaron al siglo XIX, época de transformaciones tecnológicas, de la consolidación del capitalismo y del liberalismo, así como del surgimiento del marxismo, la iglesia católica fuera conducida por un líder con la visión del papa León XIII.

Vicenzo Gioaccchino Peci, nació en 1810, ocho años antes que Carlos Marx y ascendió al trono de San Pedro en 1878. El hecho de que ambos líderes, en el mismo tiempo y en el espacio europeo compartieran la experiencia del capitalismo salvaje, condicionó sus respuestas, plasmadas en obras que influyeron poderosamente en la evolución política de occidente: el Capital de Marx y la encíclica, Rerum novarum de León XIII, hasta hoy el más importante documento de política social de la Iglesia.

Se trató de formas nuevas de pensar para el mundo que emergía de las tinieblas medievales y que con la democracia y las libertades, ponía fin al elitismo que caracterizó a la política y al poder político en las sociedades preindustriales, confiriendo a las masas y a la fe un protagonismo que estremecieron los reductos del conservadurismo y del clericalismo.

No obstante, la historia real fue en todas partes un contradictorio rosario de hechos inconexos e interpretaciones torcidas que, con frecuencia enfrentaron al clero con el pensamiento social avanzado o convirtieron ciertas doctrinas, el marxismo y el liberalismo entre ellas, en artículos de fe que conllevaron a la implantación de virtuales religiones de estado plagadas de dogmas políticos e ideológicos que a veces las tornaron disfuncionales.

Entre aquellos contradictorios procesos históricos, como subproducto de la Primera Guerra Mundial que puso fin al imperio otomano y a la dominación de los sultanes y califas turcos sobre el Medio Oriente, surgió en Europa el fascismo, la más grande de las aberraciones ideológicas de todos los tiempos, ponente de puntos de vista geopolíticos imperiales, concepciones racistas y antisemitas y de un nacionalismo extremo que condujeron a la humanidad a la más terrible de la guerras.

Los horrores del fascismo traumatizaron al mundo provocando reacciones emocionales que incluso forzaran hacía atrás el curso de la historia. La compasión hacía el llamado “pueblo hebreo”, erróneamente identificado con los judíos europeos que eran en realidad alemanes, austriacos, polacos, húngaros que practicaban otra fe, en extraña connivencia, Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Soviética, acordaron dividir a Palestina para crear a Israel, un estado de raíz teocrática.

Aquel incalificable error histórico introdujo en el Medio Oriente, una de las zonas donde menos había avanzado la separación entre la religión y la política, elementos ideológicos y clericales que deformaron el proceso histórico y modificaron la matriz de las luchas políticas y sociales en la región, reduciendo la confrontación histórica, ligada a las batallas de clases entre opresores y oprimidos al pseudo “conflicto árabe-israelí”.

De ese modo el auge de la modernidad política universal impulsado por las revoluciones norteamericana y francesa que avanzó por Asia con la restauración Meiji en Japón, se consolidó con la derrota del imperio otomano, avanzó de la mano de los bolcheviques que pusieron fin al imperio de los zares en la sexta parte del planeta y se redondeó con el triunfo del nacionalismo de Sun Yat- sen y luego con la proclamación de la República Popular China; se frenó en el Oriente Próximo donde la presencia y la confrontación con Israel, ha polarizado el proceso político en los últimos sesenta años.

Aquellos polvos trajeron otros lodos y, como si en esa región la historia se moviera marcha atrás, algunos pueblos, en lugar de avanzar hacia la modernidad y respetando sus valores culturales autóctonos profundizar la separación de la religión de la política y construir autenticas democracias endógenas y laicas, lo hicieron en sentido inverso.

La fe de judíos, musulmanes y en cierto sentido de budistas ha sido manipulada para promover opciones políticas primitivas y confesionales, incluso estados teocráticos o para conservar antediluvianas monarquías y dinastías que como anacronismo gobiernan caprichosamente en algunos de los estados más ricos del planeta.

Afortunadamente, hubo en la región líderes nacionalistas, entre ellos, Nasser, Arafat, Ben Bella y otros que dieron a los procesos políticos encabezados por ellos un perfil confesionalmente laico y políticamente avanzado.

No voy ahora a sumar argumentos a las brutales actitudes con que Israel y el imperialismo occidental combaten a fuerzas de matriz confesional como Hamas, Hezbolá o a los ayatolas iraníes, y el modo como se coaligan para enviar Irán a la edad de piedra, asumiendo la absurda posición de proscribir las armas nucleares lanzado bombas atómicas.

Cristianos, hebreos y musulmanes debieran comprender ahora que ninguna victoria es viable si habrá de celebrarse sobre montañas de cadáveres, poniendo fin a civilizaciones milenarias como las de los persas o los coreanos, ni promoviendo odios que estarán vigentes por toda la eternidad.

La única manera de ganar la guerra que parece inminente es evitándola, aun si para hacerlo fuera necesario hacer concesiones tácticas, deponer metas que pueden luego retomarse y aplazar aspiraciones, entre ellas algo tan mundano y alejado de las prioridades de los pueblos como enriquecer uranio, para lo cual no faltará tiempo.

Asusta la frivolidad con que los líderes políticos del mundo, la gran prensa y las jerarquías religiosas, asumen las alertas, las denuncias y los llamados a la cordura de Fidel Castro que, sobreponiéndose a la adversidad y a la enfermedad, se priva del descanso merecido y esta vez, alegrándose si estuviera equivocado, trabaja intensamente y clama por una oportunidad para la paz.

Fidel Castro no lo hace desde el poder de que disfrutan Obama y Ahmadineyad, no puede como hubiera querido que ocurriera, vetar en la ONU las sanciones que nada resuelven, pero trabaja con los recursos a su alcance, pone en movimiento su enorme capacidad de convocatoria, aporta su experiencia, arriesga su credibilidad y lucha por evitar la guerra. No lo hace como los hebreos, musulmanes o cristianos en el nombre de Dios, sino a favor de los millones que van a morir y que incluso no nacerán sin saber por qué se les negó esa oportunidad.

Mañana se podrá discutir cuáles son las mejores opciones para cada pueblo, pero tal cosa no será posible sobre millones de cadáveres. Dios no tiene armas, ni quiere uranio, la fe no las necesita y la democracia y la revolución tampoco. Hoy sólo es honrado luchar… por la paz.

La Habana, 15 de julio de 2010

…Y Fidel se apareció en el Acuario












Fidel visita el Acuario Nacional de Cuba. Foto: Estudios Revolución

“El mundo vive entre dos tragedias, la de la guerra y la del medio ambiente”

Publicado en Cubadebate el 15 Julio 2010

Faltaba media hora para el mediodía de este 15 de julio, cuando Fidel llegó sorpresivamente a la entrada del Acuario Nacional, vistiendo una fresca camisa a cuadros, con pantalón y zapatos deportivos, para enfrascarse inmediatamente en una breve charla con dos niñas y un pequeño grupo de trabajadores que se encontraban a la entrada.

Tras la bienvenida sin protocolos, Guillermo García, el director de la instalación, le fue presentando a miembros de su equipo de dirección en el que son mayoría las mujeres. “Trabajar con mujeres es muy bueno”, le comentó al líder de la Revolución, quien a su vez precisó: “y mucho más seguro.”

Después de repasar con visible alegría fotos y recuerdos de los días de la reinauguración del Acuario en el año 2002 y saludar a una amplia representación de los trabajadores, entre ellos la doctora veterinaria Celia Guevara March, hija del Che con quien hizo un cariñoso aparte para saber de la familia, Fidel fue invitado a presenciar el espectáculo submarino de los delfines, único de su tipo en el mundo.

Tres delfines hembra de alrededor de 7 años de edad, son las estrellas del emotivo espectáculo que atrae desde antes de comenzar, cuando los entrenadores inician su comunicación con los animales desde la parte superior de la piscina de 500 metros cúbicos de agua, visible a través de una amplia ventana de acrílico de 7 metros y medio de altura, 14 de ancho y 22 centímetros de espesor.

Según el director del Acuario le explicó a Fidel, a diferencia de las presentaciones en superficie, que hacen pausas frecuentes para premiar la actuación de los animales con algún alimento, esta solo tiene como estímulo el momento previo en que se produce esa comunicación de ambas partes.

Sobre las 11 y 47 comenzó la impresionante exhibición de 20 minutos aproximadamente, en la que las tres delfines y sus entrenadores (dos muchachas y un muchacho) se entrelazaban y danzaban entre sí, impulsados desde los pies por los poderosos animales, cuyo peso promedio está sobre los 150 kilos.

Visiblemente impresionado, Fidel no dejó de hacer comentarios y preguntas a sus anfitriones. Lo primero, el tiempo de los entrenadores bajo el agua sin respirar, como promedio entre un minuto y un minuto y medio con intervalos de apnea de 30 a 40 segundos, lo que constituye un ejercicio duro.

Para el espectáculo, que la Asociación Mundial de mamíferos marinos certificó como exclusivo de su tipo en el planeta, están preparados 8 entrenadores, formados totalmente en el Acuario cubano, quienes se alternan en sus actuaciones.

Hasta muy tarde-de 5 de la tarde a diez de la noche- se extienden las presentaciones veraniegas de este exclusivo show que incluye madrugadas cuando se producen las visitas de niños con xeromatosis pigmentosa, un padecimiento de la piel que les impiden tomar el sol.

Fidel también se interesó por la relación entre los entrenadores y sus animales y los posibles riesgos de ataque, muy muy raros, según le explicaron y solo debido a errores humanos, porque los delfines son seres muy sociables que como promedio viven 25 años y pueden alcanzar el doble cuando están en cautiverio.

Con la ayuda de los entrenadores desde el otro lado del acrílico, las hermosas delfines saludaron varias veces a Fidel creando aros de burbujas y parándose de cabeza. Fue cuando se explicó el “sonar” de estos particulares animales y los kilómetros que puede alcanzar como una suerte de ultrasonido que ha hecho que los utilicen para detectar minas y en otras actividades militares.

Comentando luego otros detalles, García dijo que han recibido la visita de entrenadores varios países, entre ellos varios norteamericanos quienes reconocieron que en toda Norteamérica no existe nada igual y no conocen que exista en otras partes.

“Parece que delfines tampoco”, se lamentó Fidel, recordando el profundo daño al ecosistema propiciado por todo lo que se vierte sobre los mares y que ha afectado a estas y otras especies. Su observación fue respaldada por los datos del director del Acuario, quien habló del reporte de más 200 delfines y cerca de 550 tortugas muertos como consecuencia del derrame de petróleo en el Golfo de México.

“Hay dos peligros tremendos, el peligro de guerra y el peligro para el medio ambiente”, advirtió Fidel, quien se lamentó de que eso ocurra a pesar de la extraordinaria acumulación de conocimientos que se ha producido en los últimos 60 años, periodo en el que se han triplicado todos los conocimientos. Adelantó que está preparando una Reflexión donde aborda estos temas y reiteró nuevamente su advertencia de que “el mundo vive entre dos tragedias, la de la guerra y la del medio ambiente”.

Después de tomarse fotos con los entrenadores y el colectivo del Acuario, Fidel comentaba la razón de sus primeras preguntas en relación con el tiempo de los entrenadores bajo el agua, debido a su experiencia como legendario submarinista: “Sé lo que es estar sin respirar y tomar aire con aqualon y sin aqualon,.”

A una pregunta del director informó que algunas veces llegó a superar los dos minutos sin respirar, pero sin hacer movimiento alguno. “Puedo apreciar lo que ellos hacen, lo que es la apnea y lo que significa repetirla.” También recordó con particular emoción haber compartido alguna vez sus nados con delfines en la bahía de Naranjo en Banes, en la actual provincia de Holguín.

Ya en la despedida se interesó por los días de funciones del Acuario -de martes a domingo hasta las diez de la noche con descanso el lunes- y el tiempo de trabajo y descanso de todo el personal, especialmente los que animan los espectáculos con los animales, con frecuencia de tres veces por día, bajo asesoramiento de los médicos de medicina subacuática del Hospital Naval en el caso del show bajo el agua, cuyo riesgo fundamental es la repetición de la apnea.

Resumiendo sus impresiones de la visita, Fidel calificó el espectáculo visto como “algo muy sosegado, más bonito que cualquier otro que haya visto. Si uno quiere un obsequio para alguien por quien sienta especial consideración, este es.”

A la salida, prácticamente todo el personal del Acuario y decenas de visitantes se habían congregado en las proximidades para saludar con vítores al líder de la Revolución.

El Acuario Nacional de Cuba, fundado hace exactamente 50 años, el 23 de enero de 1960, cuenta con una población de más de 3 000 animales, 23 de ellos mamíferos marinos, 8 delfines y 15 lobos marinos, atractivo principal de la instalación que recibe unos 3 000 visitantes por día y entre 25 000 a 30 000 turistas por año.

Fidel Castro visita el Acuario Nacional de Cuba

El líder cubano permanece unas dos horas en el recinto, presencia un espectáculo con delfines, conversa con trabajadores y con el público que se encontraba allí

La Habana | Jueves 15 de julio de 2010EFE | El Universal15:10

El ex presidente cubano Fidel Castro realizó este jueves otra aparición pública, la cuarta en ocho días, para visitar el Acuario Nacional, según refirieron fuentes de ese centro de La Habana.

"Es un honor que nos viniera visitar el Comandante (Fidel Castro), siempre se ha interesado mucho por el desarrollo de la institución", indicó el vicedirector de Relaciones Públicas del Acuario, Francisco Franquiz.

Otros dos trabajadores del Acuario confirmaron a la agencia Efe la visita del ex presidente, de la que por el momento no se ha informado en medios oficiales.

Según Franquiz, el líder cubano permaneció unas dos horas en el acuario, presenció un espectáculo con delfines, conversó con trabajadores y el público que se encontraba allí y se interesó por la situación interna del establecimiento situado en el barrio residencial de Miramar.

Fidel Castro, que había permanecido alejado de la vida pública desde que enfermó en 2006, reapareció por primera vez desde entonces el miércoles 7 de julio en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), el lunes 12 intervino en la televisión estatal y dos días después visitó el Centro de Investigaciones de la Economía Mundial.

Tras una convalecencia de cuatro años debido a la grave enfermedad que le obligó a ceder la presidencia del gobierno a su hermano Raúl, Fidel Castro sigue en el cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Hasta ahora, sólo se había hecho visible a través de fotografías y vídeos grabados de sus encuentros con personalidades internacionales que le han visitado, y con más frecuencia, publica artículos en su columna "Reflexiones", en la que trata principalmente temas de política internacional.

Su reaparición coincide con un momento marcado por el proceso de liberación de presos políticos a la que se comprometió su hermano y actual gobernante de la isla, Raúl Castro.

Informe afirma que ataque a Irán llevará a guerra de consecuencias devastadoras

TeleSUR 15/07/10

Irán cerraría el estrecho de Ormuz, lo que provocaría una fuerte alza de los precios del crudo. (Foto: Archivo)

Según el estudio de la Oxford Research Group las consecuencias de un posible ataque israelí serían devastadoras pues Tel Aviv posee un gran sistema armamentista, además podría tener consecuencias a nivel mundial. En este sentido, afirman que habría que resolver este conflicto lo antes posible y de manera pacífica.

La posibilidad de un ataque por parte de Israel contra Irán por su desarrollo pacífico de tecnología nuclear, cada día es más latente, y sus consecuencias serían devastadoras, llevándoles a una guerra prolongada con "implicaciones regionales y globales".

Según un informe titulado "Acción Militar contra Irak: Impacto y Efectos" del centro de estudios británico "Oxford Research Group", las consecuencias serían tan graves que hay que buscar como sea la forma de resolver esa crisis por un camino diferente al militar.

En su estudio, el Oxford Research Group concluye que Israel está en condiciones de realizar un ataque contra Irán ya que cuenta con un amplio y moderno sistema de armamento, en el que se incluye aviones no tripulados los cuales tienen la capacidad de atacar blancos a largas distancias.

Según el informe, una posible agresión contra Irán no sólo tendría como blanco las instalaciones militares iraníes, sino también fábricas y centros de investigación, incluidos laboratorios de universidades, para causar el mayor daño posible al desarrollo pacífico de tecnología nuclear que emprende esta nación persa.

Además, no se limitarían a bases remotas sino que incluirían bombardeos directos en la capital iraní y posiblemente buscarían eliminar a los dirigentes de los programas nucleares de la nación persa.

De llevarse a cabo esta masacre, las consecuencias se verían en todo Oriente Medio como una acción aprobada y apoyada por los estadounidenses pese a que Israel sea el único ejecutor.


Según el director del informe, "habría muchas bajas civiles, no sólo entre las personas que trabajan en los programas nuclear y de misiles de Irán sino también entre las familias al ser atacados en sus hogares secretarias, limpiadoras así como el personal de las fábricas, centros de investigación y facultades universitarias".

Esta ofensiva israelí reforzaría la unidad política de Irán y daría mayor estabilidad al Gobierno de Mahmud Ahmadineyad, además podrían retirarse del Tratado de No Proliferación Nuclear e iniciar con la fabricación de armas nucleares para disuadir de futuros ataques.


Teherán podría también optar por otras medidas como un posible ataque a Israel o el cierre del estrecho de Ormuz, que provocaría inmediatamente un fuerte alza de los precios del petróleo.

Otro de las medidas que tomaría Israel sería llevar a cabo ataques paramilitares o con misiles contra la producción petrolera iraní en el occidente del país y contra cualquier instalación dedicada al procesamiento y el transporte de crudo.


Asimismo, Irán ayudaría a grupos paramilitares iraquíes y afganos que se oponen a la presencia militar extranjera en sus respectivos países, que han derrumbado sus economías y humillado a sus pueblos.


El autor del estudio indica que existe la posibilidad de que Irán no responda a los ataques israelíes de forma inmediata sino que daría la máxima prioridad a un posible desarrollo de armas nucleares y misiles de largo alcance, lo que tendría enormes implicaciones para la seguridad internacional.


"Un ataque israelí a las instalaciones nucleares iraníes marcaría con seguridad el comienzo de un largo proceso de ataques periódicos israelíes para seguir impidiendo el desarrollo por Irán de armas nucleares y misiles de alcance medio", señala el informe.

Y agrega que "las respuestas iraníes serían también a largo plazo, con lo que se daría comienzo a una guerra prolongada que tendría implicaciones tanto regionales como globales".


Tel Aviv acusa a Teherán de fabricar misiles M-600 destinados a la organización Hizbulá, al tiempo que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, califica a Irán como "la mayor amenaza terrorista" y ha desestimado como una equivocación la idea de que se pueden contener las ambiciones nucleares iraníes.

El Gobierno iraní ha reiterado en múltiples oportunidades que su desarrollo de tecnología nuclear es sólo con fines pacíficos y no tiene ningún interés de desarrollar armamento nuclear, a diferencia de Israel que es el única potencia atómica en la región y que, además, no se ha adherido al TNP.

El pasado 26 de junio el ministerio de Defensa israelí anunció la puesta en órbita del
satélite espía Ofek 9, con el cual este país prevé monitorear el programa nuclear iraní.

Un medio radial estatal israelí también se dio a conocer que con este nuevo lanzamiento, Tel Aviv ahora cuenta con seis satélites en servicio destinados al espionaje.

Luego de que el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) determinó imponer una cuarta serie de sanciones contra Irán, por su negativa de detener sus actividades nucleares, un ex jefe del Mossad (inteligencia israelí) propuso un ataque preventivo contra Irán.

Pese a las nuevas sanciones, impulsadas por Estados Unidos, Irán ha anunciado que construirá próximamente un nuevo reactor, de mayor potencia que el que posee actualmente, para la investigación nuclear con fines médicos.

Los cinco cubanos y los once rusos

Por Lorenzo Gonzalo*

Fotos © Virgilio PONCE

El caso de las personas que acopiaban información política de Estados Unidos y la pasaban a los rusos, levanta curiosidad cuando la comparamos con los cinco cubanos que fueron acusados y sentenciados a condenas extraordinarias por realizar labores semejantes.

Por razones de conveniencia con los grandes intereses, la prensa llamada “libre”, acostumbra a ser ambiguamente complaciente ante ciertos hechos que pudieran requerir de gran manipulación en determinadas circunstancias. Es como un arsenal que acopian cuando tienen lugar esos acontecimientos. Una manera de acopiarlos, cuando se trata de personas que buscan información en Estados Unidos con propósitos de defender terceros es usar, con aparente ligereza, la palabra “espías”.

En Estados Unidos hay una clara diferenciación entre agentes extranjeros y espías. Los primeros son aquellos contratados por un tercer país para realizar labores de algún tipo relacionadas con sus intereses. Toda persona que viva en Estados Unidos y realice una labor investigativa o recopile información general, no relacionada con asuntos sensibles de estado, es un agente extranjero. No importa si percibe o no salario o comisión alguna. Estas personas por ley, deben registrarse como empleados de un tercer Estado o sea, como agentes extranjeros. Las actividades de los agentes extranjeros están reguladas por una Ley llamada Ley de Registro de Agentes Extranjeros y fue aprobada durante la Guerra Fría. Es un remanente de esa época que se refuerza y mantiene gran vigencia, debido a los ataques a las Torres Gemelas y las amenazas verbales de grupos islámicos radicales. Se agrava también ante la actitud beligerante de Estados Unidos en relación a los estados del Medio Oriente. La unidad de registro pertenece a la Sección de Contraespionaje de la División Nacional de Seguridad del Departamento de Justicia.

Aquellas personas que de igual manera respondan a los intereses de otro Estado pero acopien, intenten o se confabule, para adquirir información sensible que ponga de alguna manera en riesgo la seguridad del país, son considerados espías.

Las personas actuantes dentro de la definición de “agentes extranjeros” que no se registren con el mencionado departamento a cargo de la división de espionaje del Departamento de Justicia, incurren en un delito penado con 10 años de cárcel y varios miles de dólares en multas.

Es importante la aclaración entre espías y agentes, porque la prensa manipula en extremos éste tema, sobre todo en el caso de cinco cubanos, condenados a sentencias que están totalmente divorciadas del delito cometido.

Lo expresado hasta aquí puede variar. Los casos legales en Estados Unidos están bajo el dominio de los jueces mientras no se decida que están bajo el dominio del Ejecutivo. Supuestamente los tres poderes están separados, pero aquellos asuntos considerados de estado, se manipulan bajo consideraciones políticas con poca consideración del Poder Judicial. El caso de los “agentes extranjeros” es uno de ellos.

La mejor y más reciente prueba ha sido el tratamiento de las diez personas detenidas en Estados Unidos y deportadas a Rusia a cambio de agentes o espías retenidos en cárceles de ese país.

Entre estas personas había rusos e incluso una mujer de nacionalidad peruana.

La hipocresía del asunto salta cuando se analiza el caso de cinco cubanos presos por actividades similares en Estados Unidos. La diferencia en relación a este ejemplo es que dichas personas fueron juzgadas en un circo romano montado en Miami, Florida, ciudad donde un pequeño grupo de personas de origen cubano, remanentes de la Guerra Fría, aún mantienen control y dominio sobre los ciudadanos de las diversas nacionalidades que allí viven.

En dichas circunstancias el juicio fue politizado y las personas juzgadas fueron asociadas con actividades de espionaje y conspiración de manera que las sentencias pudieran ser exageradas y quedase complacido ese sector radical asociado precisamente con las actividades terroristas que esas cinco personas estaban encargadas de investigar e informar a las autoridades cubanas.

Las autoridades estadounidenses manejaron el caso de manera poco profesional. Fueron tan inconsecuentes, que la conexión para detectar a los cinco agentes fue obtenida utilizando una información entregada por la inteligencia cubana a las autoridades estadounidenses correspondientes, sobre terroristas que actuaban desde Miami. Estos terroristas habían sido detectados por los diferentes agentes cubanos que operaban en la ciudad buscando ese tipo de información. Claramente, a las autoridades les interesaba más, complacer a los grupos radicales terroristas, que erradicar este tipo de actividades. A partir de dicha información buscaron las conexiones pertinentes y llegaron a la detección de esas cinco personas. En lugar de apresar a los terroristas, apresaron a los agentes cubanos.

En cientos de artículos se han comentado estos hechos, pero nunca será suficiente aún cuando los cinco sean puestos en libertad.

La relación entre Cuba y Estados Unidos tiene que pasar por la enseñanza que se derivan de infamias como estas.

El caso de los agentes rusos y su pronta deportación para preservar la incipiente buena relación alcanzada entre Estados Unidos y Rusia en los últimos tiempos, certifica una vez más, que la liberación de los cinco agentes cubanos en prisión, luchadores antiterroristas, puede resolverse a través del Ejecutivo.

Ha transcurrido más de medio siglo de tensiones entre Estados Unidos y Cuba. En múltiples oportunidades el primero ha atacado al segundo. Sus organismos de inteligencia han dirigido actos terroristas contra instalaciones y la población cubana o han apañado acciones semejantes de fanáticos de origen cubano que viven en su territorio. En medio de esto, Estados Unidos ha espiado a Cuba, utilizando espías o agentes, con el propósito de desestabilizar al Estado cubano. Cuba por su parte, sólo ha procurado utilizar las informaciones sobre las políticas que puedan afectar su territorialidad e independencia, recurriendo esencialmente al uso de agentes y no de espías, aun cuando algunos de ellos han sido funcionarios estadounidenses. En ningún caso las acciones cubanas han sido dirigidas a dañar la integridad del territorio de Estados Unidos.

La diferencia de conductas de ambos países, en medio de un conflicto desatado por la determinación de Estados Unidos de romper relaciones con Cuba y la sutileza y poca importancia concedida al grupo de personas que trabajaban para Rusia buscando información no sensible sobre asuntos de Estado, obliga a insistir en que sean puestos en libertad los cinco agentes a través de la legítima autoridad del Ejecutivo.

El gobierno de Estados Unidos, el Ejecutivo actual, a cuyo frente se encuentra el Presidente Barack Obama, debe proceder, porque tienen todos los poderes para hacerlo en ara de las mejores relaciones con un vecino, cuyos problemas sociales, económicos y políticos deben ser resueltos sin injerencias de terceros.

14 de Julio del 2010

*Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en los EEUU y subdirector de Radio Miami (www.radio-miami.com)