jueves, 8 de julio de 2010

REPORTE PARA RADIO HABANA CUBA 09 DE JULIO DE 2010

AUDIO

Sin duda la noticia de mayor impacto en El Salvador esta semana, aunque no haya tenido acá su desarrollo final, ha sido la captura en Venezuela del mercenario terrorista Francisco Chávez Abarca, de nacionalidad salvadoreña, y ya muy conocido por su involucramiento activo en acciones terroristas en Cuba en 1997, además de su papel de lugarteniente de Luis Posada Carriles, y quien encomendó a otros a que colocaran bombas en hoteles y centros turísticos de la Mayor de las Antillas.

Los salvadoreños han podido informarse ampliamente sobre los acontecimientos, y la mayoría de los medios de comunicación han abordado el tema, algunos televisivos han utilizado ampliamente los reportajes de la cadena informativa Telesur y de la Televisión Cubana, en los que se ha podido presenciar la captura infraganti del desconcertado viajero, escuchar la confesión y luego verificar que era trasladado al país que había solicitado su captura a través de Interpol.

No ha habido expresiones públicas de apoyo hacia el terrorista detenido, o al menos nadie se ha atrevido a hacerlo, con excepción de las comprensibles declaraciones de la esposa, quien al inicio lanzó la idea de que su cónyuge había sido secuestrado en Guatemala por la inteligencia cubana, cosa que quedó completamente desmontada con el desarrollo de los acontecimientos que ya se conocen.

Sin embargo ha surgido el debate que resulta de las complicidades que aún perviven o no se han investigado apropiadamente sobre este vergonzoso hecho, cuando de todos es sabido que Posada Carriles estuvo por muchos años en este país, protegido por sectores identificados con la derecha y la ex gobernante Arena, de quienes recibió apoyo de muchos tipos; sin olvidar el período de José Napoleón Duarte y la Democracia Cristiana que es cuando apareció por estas tierras.

Lo que se lamenta es que el caso haya sido resuelto por la acción de las policías y autoridades de otros países, y no de las instituciones salvadoreñas que tienen una gran deuda al respecto. Chávez Abarca estuvo detenido en El Salvador entre 2005 y 2007 como presunto líder de una banda roba autos, pero fue liberado por falta de pruebas y en medio de leguleyadas que se acostumbran en este país en casos similares.

Sin embargo, las autoridades de esa época no investigaron ni tomaron en cuenta los repetidos señalamientos que hicieron las autoridades de la República de Cuba, luego de los atentados perpetrados por él y sus compinches; ni tan solo consideraron las declaraciones de Raúl Ernesto Cruz León, quien lo identificó como la persona que lo enroló en esa organización terrorista, durante el juicio que desembocó en su condena a la pena capital en 1999, sanción que como sabemos está en suspenso.

Por ello, aunque las noticias han ocurrido de manera tan rápida, no han dejado de provocar inquietudes por la responsabilidad del estado salvadoreño al no haber cumplido su papel; no sin dejar a un lado, de que aún existen poderosas razones para que no se hayan escarbado las tenebrosas marañas en las que se filtró Posada Carriles como gestor principal de esta organización terrorista acá en El Salvador, pues muchas personalidades que se consideran muy honorables acá, se verían involucradas en esta despreciable trama. Pero tampoco no se duda que la justicia llegará más temprano que tarde, en este como en otros sonados casos que avergüenzan a los salvadoreños de bien.

Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.

LA NUEVA DERECHA POPULISTA ESTADOUNIDENSE

Por Manuel E. Yepe

“Estos son tiempos de desesperación en Estados Unidos y, a menos que tengamos Guardianes Tea Party que protejan nuestros valores, nos hundiremos. (…) Los socialistas, que alguna vez se sintieron envalentonados, están arrinconados y amenazados ahora. (…) Los globalistas, con todos sus vastos recursos, se organizan para combatir a los conservadores patrióticos, con los dientes y las uñas. (…) El ejército de las tinieblas no será derrotado fácilmente, ellos ansían el control de nuestra amada nación. Ellos saben que, si nosotros vacilamos en algo, ellos pueden ganarlo todo.”

Así comienza un documento elaborado por el Movimiento Tea Party estadounidense destinado a promocionar donaciones de sus “patriotas” seguidores. Las contradictorias afirmaciones que aquí se observan son propias de la derecha populista y dejan ver las posiciones políticas de este aparente absurdo en el panorama político estadounidense que parece ser el Tea Party.

Pese a mostrarse capaces de identificar el papel de Wall Street en la crisis general del país, en vez de abogar por que el gobierno impida los desmanes del gran capital mediante su control, atribuyen los males y peligros a “los socialistas”, que para ellos son todos los que obstaculizan la idea de reducir el papel del Estado y los que no apoyan debidamente cuanto brinde mayor libertad de acción a la "mano invisible" del mercado.

“Consideren que nosotros estamos gastando nuestros recursos con mayor rapidez que nunca para tratar de mantenernos por delante de los socialistas en su acometida de avaricia. Esta lucha nos obliga a viajar a Washington a reunirnos con nuestros legisladores, enviar cuantiosas cartas, y presentar innumerables argumentos”, señalan los del Tea Party en reclamo de ayuda financiera para sus tácticas.

“Peleamos con centavos, muchas veces marchando con las manos vacías contra inconmensurables riesgos. Todo, mientras los socialócratas de izquierda esperan cómodamente el botín. Ya no podemos esperar por más tiempo viendo como en ciudades de Estados Unidos se vuelven contra los ciudadanos obedientes de la ley porque las víctimas ciudadanas quieren protegerse a sí misma, como es el caso de Arizona”.

Un movimiento populista de derecha es, según la teoría, aquel que combina una posición anti élite con esfuerzos por mantener o intensificar un sistema social represivo y de privilegios. Se nutren en buena medida de las protestas y quejas populares contra el sistema que representan, procurando desviar estas motivaciones hostiles hacia alguna sección insignificante de la élite privilegiada o contra otros grupos falsamente identificados como parte de la élite, en especial contra grupos marginales oprimidos que constituyen fáciles blancos y son muy vulnerables. Ellos sirven de chivos expiatorios contra quienes pretenden canalizar las luchas populares, a fin de dejar intacta a la élite que esencialmente protegen.

Contra tales chivos expiatorios aplican sucesivamente técnicas de marginación, demonización, deshumanización para caracterizar a los integrantes del grupo escogido de amenazantes, inferiores, malévolos, pecaminosos o poseídos del diablo. Buscan hacer más fácil la racionalización de sus imputaciones mediante estereotipos, prejuicios, discriminación, y otros recursos para deshumanizarlos y demonizarlos. Contra ellos abundan las referencias apocalípticas, que forman parte de una narrativa central frecuente en el discurso religioso, secular, político y cultural de Estados Unidos.

Los movimientos populistas represivos de derecha se motivan siempre como reacción contra los movimientos revolucionarios, de liberación nacional o por reformas sociales. Se alimentan por los temores a la izquierda y sus avances políticos.

El populismo de derecha tiene una larga historia en Estados Unidos. El primer movimiento populista de derecha fue el KU Klux Klan, surgido como reacción contrarrevolucionaria ante la derrota del esclavismo y la movilización y empoderamiento de la población negra en el Sur tras la guerra civil, durante el período de la Reconstrucción, de 1863 a 1877, para resolver los asuntos que quedaron pendientes de la Guerra Civil, en especial lo relativo a la reinserción social de los negros liberados.

De hecho, el populismo de derecha es parte de la mitología que dice que “el pueblo americano” no se representa ni por los obreros ni por la clase rica sino por la "clase media" o "gente simple" (que no se debe confundir con gente humilde, término que ellos mismos rechazan).

Gran parte de este movimiento es de piel blanca, pero seria un error identificar al populismo de derecha/ neo nazi como de blancos solamente pues no lo es. A veces, son gente que trabaja para vivir, tiene poca educación, no entiende la sociedad en que vive, y reacciona contra los ricos y educados.

Se dice, por ejemplo, que la candidata del partido republicano para gobernadora del estado de Nuevo México es una mujer de ascendencia mejicana que se identifica con el Tea Party pero, como muchos otros hispanos en ese estado, niega su origen nacional y es sumamente conservadora, racista y anti indígenas, probablemente para no ser discriminada ella misma.

La Habana, Julio de 2010.

PETROLEO: CRISIS Y LIBERTAD DE LOS MARES

Jorge Gómez Barata

Entre las sanciones adoptadas por el Consejo de Seguridad contra Irán, la que autoriza a detener y abordar en alta mar a buques mercantes, principalmente iraníes, para inspeccionarlos y decomisar las cargas que no cumplan los requisitos de la mencionada resolución, tiene potencial para provocar una confrontación militar y desencadenar una agresión en gran escala contra Irán.

Esa opción hace retroceder la historia a tiempos pretéritos cuando ante las pretensiones hegemónicas de las potencias marítimas, otros países de Europa y los Estados Unidos reivindicaban la libertad de los mares.

Para no abusar de referencias a los preceptos del derecho romano acerca del “Mar Libre”, basados en que a diferencia de la tierra, el mar no puede ser ocupado, mencionaré tres hitos recientes.

—Estados Unidos se involucró en la Primera Guerra Mundial a partir del incidente del Lusitania, un vapor de pasajeros que en 1915 partió de Nueva York y frente a las costas de Irlanda fue hundido por un submarino alemán, incidente en el que perecieron los 1 198 pasajeros y tripulantes.

—Uno de los más rudos enfrentamientos armados de la posguerra que involucró a varios países se originó cuando, ante la nacionalización del canal de Suez por el gobierno de Nasser en 1956, Gran Bretaña, Francia e Israel atacaron militarmente a Egipto, dando lugar a una situación que nunca más se repetiría cuando Estados Unidos y la Unión Soviética estuvieron en el mismo bando en el rechazo a la agresión.

—El mundo nunca estuvo tan cerca de la guerra nuclear como cuando en 1962, durante la Crisis de los Misiles en Cuba, el presidente John F. Kennedy ordenó inspeccionar los buques soviéticos en ruta hacia la Isla para verificar que no transportaban material nuclear.

Aunque durante la Guerra Fría, debido a la clara delimitación de las aguas territoriales y los entendimientos entre las grandes potencias respecto a la “zonas de influencia”, en las cuales se desplegaron impresionantes flotas militares, los problemas del tráfico marítimo se atenuaron; resurgieron cuando los nuevos estados afroasiáticos, ribereños de golfos, lagos, pasos y estrechos, reivindicaron la soberanía sobre sus respectivos espacios marítimos.

A los componentes militares y de seguridad relativos a la cuestión de los mares y la navegación, en los años ochenta se sumó lo relacionado con los derechos de pesca y la aparición de yacimientos de petróleo en el mar, hechos que provocaron reclamaciones y entendimientos que dieron lugar al surgimiento de nuevas figuras jurídicas que, al concepto del mar territorial, sumaron el de zona de soberanía económica, consagrado por la Convención de Naciones Unidas sobre Derechos del Mar adoptada en 1982.

Particular relevancia tiene para el comercio mundial y la convivencia internacional lo relacionado con las regulaciones respecto a los golfos, los canales y los estrechos, algunos de ellos de enorme significado y en cuyas orillas se asienta más de un país. Varios de esos espacios y pasos marítimos son ejes de tensiones internacionales extremas. Así ocurrió en su momento con el canal de Suez y el Mar Rojo y ocurre hoy con el golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz.

El golfo pérsico debe su nombre al hecho de que en unas de sus orillas, con casi 500 kilómetros de costas, prosperó la civilización persa (Irán) que desde hace más de mil años comparte el espacio marítimo con otros estados ribereños como Arabia Saudita, Iraq, Kuwait, Abu Dhabi, Dubai y Qatar, estados donde se produce casi el 40 por ciento del petróleo consumido por el mundo y que obligatoriamente transita por el estrecho de Ormuz.

En esta zona donde la mayor profundidad es de 90 metros y el ancho varía entre 50 y 370 kilómetros, han trasladado Estados Unidos e Israel una armada de tales dimensiones que apenas encuentra espacio para desplegarse y maniobrar y en esta área, a la vista de Irán y al alcance de sus cohetes y navíos, presuntamente los buques de guerra de Estados Unidos e Israel detendrán a los navíos iraníes para ser inspeccionados.

La incógnita es qué ocurrirá cuando algún buque se niegue a detenerse o resista el abordaje y, tratándose de naves de Irán, cuál será la reacción de los mandos militares de Estado persa, en especial de los Guardianes de la Revolución, una fuerza caracterizada por su orgullo y determinación.

Ojalá no se repitan en el Golfo Pérsico los dramáticos momentos vividos durante la Crisis de los Misiles cuando en octubre de 1962, frente a Cuba, en el Golfo de México y el Estrecho de la Florida, Estados Unidos desplegó: 40 buques, entre ellos portaaviones, submarinos y naves de asalto y rebasificó en bases en Florida y Puerto Rico cerca de 600 aviones, cinco divisiones del ejército, casi 200 barcos de guerra, y un impresionante cuerpo de paracaidistas para optar por el bombardeo o la invasión a la isla o ambas cosas.

EL 22 de octubre, Kennedy anunció que se dirigiría a la Nación y Fidel Castro decretó la alarma de combate. El presidente norteamericano anunció el bloqueo naval a la Isla y el de Cuba puso en pie de guerra a la Isla. Las fuerzas armadas norteamericanas y de la Unión Soviética, incluyendo la cohetería estratégica; así como las tropas de la OTAN y el Pacto de Varsovia fueron puestas en estado de máxima alarma y mientras la aviación norteamericana sobrevolaba la isla, decenas de buques soviéticos se aproximaban a la barrera establecida por los buques de guerra norteamericanos.

Todos los protagonistas tenían los dedos en los gatillos, algunos, como tal vez ocurra hoy, estaban listos para lanzar bombas atómicas.

El día 26, cuando el primero de los buques se asomaba a la barrera y Kennedy esperaba al teléfono el aviso de que no se detendría para dar la orden de echarlos a pique, los capitanes de los barcos soviéticos recibieron la orden de virar en redondo y emprender el regreso. Luego la Unión Soviética aceptaría que sus buques fueran inspeccionados en alta mar.

Casi cincuenta años después, aunque de modo más oculto el mundo vive las mismas tensiones, varios países corren el riesgo de ser enviados a la edad de piedra, las economías de occidente, incluyendo Estados Unidos e incluso China y Japón pueden quedarse sin petróleo. Se trata de un conflicto susceptible de escalar hasta tornarse mundial y donde no habrá ganadores, excepto aquellos que logren evitarlo.

La Habana, 08 de julio de 2010

CONVOCATORIA DE MARCHA EN CONMEMORACION AL ATAQUE AL CUARTEL MONCADA, EL SALVADOR


MARCHA

EN CONMEMORACION DE LA VISPERA AL ATAQUE DEL CUARTEL MONCADA

DÍA: DOMINGO 25 DE JULIO

HORA: 9:30 A.M.

SALIDA: PORTON DE LA MINERVA UES.

CULMINACION: PLAZA JOSE MARTI

“NINGUNA CAMPAÑA DIFAMATORIA CONTRA CUBA, VENCERA SU DIGNIDAD”

COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD POR CUBA


Demanda federal contra la Ley SB 1070 de Arizona

Andrés Gómez, director de Areítodigital

(Foto © Virgilio PONCE)

8 de julio de 2010

Miami.- En buena hora el gobierno federal presentó un requerimiento ante el Tribunal de Distrito federal en la ciudad de Phoenix, capital del estado de Arizona, en la que pide a ese tribunal que emita una orden judicial que deje sin efecto, temporalmente, la nueva ley sobre cuestiones de inmigración del estado de Arizona, SB 1070, marcada a entrar en vigor en ese estado el próximo 29 de julio.

Esta demanda presentada en nombre del Departamento de Justicia, conjuntamente con el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Interna federales, se fundamenta en la inconstitucionalidad de esta ley estatal basado en la supremacía de la constitución federal sobre cualquier ley de cualquiera de los estados de la Unión, y al otorgarle la constitución federal el derecho único al gobierno federal de establecer y hacer cumplir las leyes de inmigración en el país.

En el documento en cuestión, el cual contiene 25 páginas, el gobierno federal mantiene que “(…) Aunque los estados pueden ejercer su poder de una manera que tenga un efecto incidental o indirecto en inmigrantes, un estado no puede establecer su propia política migratoria o aplicar leyes estatales de una manera que interfiera con las leyes migratorias federales". En éste se argumenta además que la ley del estado de Arizona interferiría en asuntos de política exterior y cuestiones de vital importancia para los intereses de la seguridad nacional también responsabilidades exclusivas del gobierno federal.

Este requerimiento del gobierno federal servirá de advertencia a otros estados y a gobiernos locales que tienen bajo consideración aprobar leyes de similar carácter. Éste mantiene entre otros argumentos que “(…) La Constitución y las leyes federales de inmigración no permiten el establecimiento y desarrollo de diferentes leyes de inmigración por los estados de la Unión o por gobiernos locales”.

La demanda federal se suma al menos a otras cinco demandas presentadas ante tribunales federales en contra de la entrada en vigor de la Ley SB 1070 del estado de Arizona. La más importante de éstas fue presentada por las organizaciones American Civil Liberties Union (ACLU) y Mexican American Defense and Educational Fund (Fondo de Defensa y Educacional Mexicano Americano).

La ley sobre inmigración, SB 1070, que fue aprobada por la legislatura de Arizona, que cuenta con mayoría de legisladores republicanos, y fue firmada como ley el pasado 23 de abril por la gobernadora, Jan Brewer, quien también es republicana, convierte en delito en ese estado ser un inmigrante indocumentado, y requiere a agentes de la policía a detener y arrestar a cualquier individuo que no pueda probar, a través de la presentación de documentos pertinentes, su condición de ciudadano o residente legal estadounidense.

Ese arresto podría ocurrir al cualquier persona ser requerida por la policía -por “sospecha bien fundada” de poder ser un inmigrante indocumentado- a presentar dichos documentos, al cometer cualquier otra violación, por ejemplo, haber violado un reglamento del tráfico.

En otras palabras, cualquier individuo, aun siendo ciudadano estadounidense, que no pueda probar su ciudadanía, a través de la presentación de un documento correspondiente –recuérdese que en Estados Unidos no existe un carné de identidad nacional- podría ser detenido y permanecer arrestado hasta que pueda presentar a las autoridades el documento correspondiente.

Claro, que esto no le sucederá a ninguna persona blanca, especialmente si fuera rubia y tuviera los ojos azules. Es evidente que esta ley y los prejuicios que la motivan nada tienen que ver con el racismo…

Toda esta terrible situación en relación a la cuestión migratoria que esta nación confronta se ha convertido en una penosa crisis dada la inhabilidad del gobierno federal, el Congreso y los dos grandes partidos políticos, de aprobar una ley de inmigración justa e integral, que es en los órdenes humano, jurídico y político una necesidad imprescindible.//

*Andrés Gómez periodista cubano, residente en Miami.

Nubes de tormenta sobre Irán

Noam Chomsky

La grave amenaza de Irán es la más seria crisis de política exterior que afronta la Administración Obama. El Congreso acaba de endurecer las sanciones contra ese país, con más castigos severos a las compañías extranjeras que hagan negocios allí. La Administración ha expandido la capacidad ofensiva de EEUU en la isla africana Diego García, reclamada por Reino Unido, que había expulsado a la población de modo que EEUU pudiera construir una gran base para atacar Oriente Medio y Asia central.

La Marina estadounidense ha informado sobre el envío de un equipamiento a la isla para apoyar a los submarinos dotados de misiles Tomahawk, que pueden portar cabezas nucleares. Según el informe de carga de la Marina obtenido por Sunday Herald, de Glasgow, el equipamiento militar incluye 387 destructores de búnkeres para hacer explotar estructuras subterráneas reforzadas. “Están activando el engranaje para la destrucción de Irán”, dijo a ese periódico el director del Centro de Estudios Internacionales y Diplomacia de la Universidad de Londres, Dan Plesch. “Los bombarderos y los misiles de largo rango de EEUU están preparados para destruir 10.000 objetivos en Irán en pocas horas”.

La prensa árabe informa de que una flota estadounidense (con una nave israelí) ha pasado recientemente por el Canal de Suez camino al Golfo Pérsico, donde su misión consiste en “aplicar las sanciones contra Irán y supervisar los barcos que entran en y salen de ese país”. Medios de comunicación británicos e israelíes informan de que Arabia Saudí está proveyendo un corredor para un eventual bombardeo israelí a Irán (lo que niegan los saudíes).

A su regreso de una visita a Afganistán para tranquilizar a sus aliados de la OTAN tras la dimisión del general Stanley McChrystal, el almirante Michael Mullen, máximo responsable de la Junta de Jefes del Estado Mayor, visitó Israel para encontrarse con el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa israelíes, Gabi Ashkenazi, y continuar un diálogo estratégico anual. La reunión se centró en “la preparación de Israel y EEUU frente a la posibilidad de un Irán con capacidad nuclear”, según el diario Haaretz, que informó además de que Mullen había enfatizado: “Yo siempre trato de ver desafíos desde la perspectiva israelí”.

Algunos analistas describen la amenaza iraní en términos apocalípticos. “EEUU deberá enfrentarse a Irán o entregar Oriente Medio”, advierte Amitai Etzioni. Si el programa nuclear de Irán se concreta, dice, Turquía, Arabia Saudí y otros Estados “se moverán” hacia la nueva “superpotencia” iraní. En una retórica menos ferviente, eso significa que podría tomar forma una alianza regional independiente de EEUU.

En el periódico del Ejército estadounidense Military Review, Etzioni urge a EEUU un ataque no sólo contra las instalaciones nucleares de Irán, sino también contra sus activos militares no nucleares, incluyendo infraestructuras -es decir, sociedad civil-. “Este tipo de acción militar es semejante a las sanciones: causa daño con el fin de cambiar conductas, aunque por medios más poderosos”, escribe.

Un análisis autorizado sobre la amenaza iraní lo ofrece un informe del Departamento de Defensa de EEUU presentado al Congreso en abril pasado. El gasto militar de Irán es “relativamente bajo en comparación con el resto de la región”, sostiene el documento. La doctrina militar de Irán es estrictamente “defensiva (…) diseñada para retrasar una invasión y forzar una solución diplomática a las hostilidades”. Señala además que “el programa nuclear de Irán y su voluntad de mantener abierta la posibilidad de desarrollar armas nucleares (son) una parte central de su estrategia de disuasión”.

Para Washington, la capacidad disuasoria de Irán es un ejercicio ilegítimo de soberanía que interfiere en los designios globales de EEUU. Concretamente, si amenaza el control estadounidense de los recursos energéticos de Oriente Medio. Pero la amenaza de Irán va más allá de la disuasión. Teherán está buscando también expandir su influencia en la región, lo que es visto como un factor de “desestabilización”, presumiblemente en contraste con la “estabilizadora” invasión y ocupación militar estadounidense de los vecinos de Irán. Más allá de esos crímenes -sigue el informe del Pentágono-, Irán está apoyando el terrorismo con su respaldo a Hizbulá y Hamás, las mayores fuerzas políticas en Líbano y Palestina (si cuentan las elecciones).

El modelo de democracia en el mundo musulmán, a pesar de sus serios defectos, es Turquía, que tiene elecciones relativamente libres. La Administración Obama se indignó cuando Turquía se unió con Brasil en busca de un arreglo con Irán para que restringiera su enriquecimiento de uranio. EEUU socavó rápidamente el acuerdo promoviendo una resolución el Consejo de Seguridad de la ONU tan carente de sentido que China las apoyó alegremente de inmediato, asumiendo que, como mucho, impedirían a los intereses occidentales competir con China por los recursos de Irán. De manera nada sorpresiva, Turquía (al igual que Brasil) votó contra la iniciativa de EEUU. El otro miembro regional, Líbano, se abstuvo.

Esas actuaciones provocaron aun más consternación en Washington. Philip Gordon, el diplomático de mayor rango de la Administración Obama en asuntos europeos, advirtió a Turquía de que sus acciones no se entienden en EEUU y de que debería “demostrar su compromiso de socio de Occidente”, según informó The Associated Press. Una rara admonición a un aliado crucial de la OTAN. La clase política también lo entiende así. Steven A. Cook, un experto del Consejo de Relaciones Exteriores, sostiene que la pregunta crítica es: “¿Cómo mantener a los turcos en su carril?” -o sea, siguiendo órdenes como buenos demócratas-.

No hay señal de que otros países en la región favorezcan las sanciones promovidas por EEUU más de lo que lo hace Turquía. Pakistán e Irán, reunidos en Ankara, firmaron recientemente un acuerdo para un nuevo gasoducto. Más preocupante para EEUU es que el oleoducto pueda extenderse a India. El tratado de 2008 de EEUU con India, apoyando sus programas nucleares, pretende evitar que este país se una al gasoducto, según señala Moeed Yusuf, un asesor en temas sudasiáticos del Instituto de Paz de EEUU.

India y Pakistán son dos de las tres potencias nucleares que han rehusado firmar el Tratado de No Proliferación (TNP). Israel es el tercero. Todos ellos han desarrollado armamentos nucleares con el apoyo de EEUU, y aún lo hacen.

Ninguna persona cuerda quiere que Irán, o cualquier país, desarrolle armas nucleares. Una manera obvia de mitigar o eliminar esta amenaza consiste en establecer una zona libre de armas nucleares en Oriente Medio. Este asunto se suscitó (de nuevo) en la conferencia del TNP en las Naciones Unidas a comienzos de mayo pasado. Egipto, como presidente del Movimiento de los No Alineados -integrado por 118 países-, propuso que la conferencia respaldara un plan para iniciar negociaciones en 2011 por un Oriente Medio libre de armas nucleares, tal como fue acordado por Occidente, incluido EEUU, en la conferencia del TNP de 1995. Washington aún está formalmente de acuerdo, pero insiste en que Israel sea eximido -y no ha dado ningún indicio de permitir que las provisiones del pacto se apliquen a EEUU-.

En vez de dar pasos prácticos hacia la reducción de la escalofriante amenaza de la proliferación de armas nucleares en Irán o en cualquier parte, EEUU se está moviendo para reforzar el control en las vitales regiones productoras de petróleo de Oriente Medio, de manera violenta si otros medios no tienen éxito.

Tomado de Página 12

FRANCISCO CHAVEZ ABARCA, EL FIN DE UNA LARGA IMPUNIDAD

Por Guillermo Alvarado, de Radio Habana Cuba

Durante una docena de años el terrorista de origen salvadoreño Francisco Chávez Abarca, al servicio de la mafia contrarrevolucionaria de Miami, se movió con gran impunidad por varios países, con nombre propio o falso, a pesar de que contra él hubo una orden de arresto con alerta roja de la INTERPOL.

Hijo de un traficante de armas y discípulo de un asesino confeso, nada menos que Luis Posada Carriles, este sujeto contó siempre con el amparo de poderosas fuerzas de la extrema derecha, dentro y fuera de su país.

Se conoce que los primeros pasos de su extensa carrera criminal los dio en Guatemala donde se dedicó a la compra de armas y el trasiego de dólares falsificados, sin que la policía lograse ponerle la mano encima.

En los años 90 fue contactado por Posada Carriles, entrenado en el uso de tácticas terroristas y convertido en mano derecha de la amplia red que éste había construido en Centroamérica para atacar al pueblo y la Revolución Cubana.

Viajó a La Habana en 1997 para colocar dos bombas en una instalación turística, una de las cuales detonó y la otra fue desactivada. En junio de ese mismo año, y siguiendo instrucciones de Posada Carriles, contrató a sus compatriotas Raúl Ernesto Cruz León y Otto Rodríguez Llerena para continuar los atentados en Cuba, en uno de los cuales murió el italiano Fabio di Celmo.

Ese mismo años se le vinculó con un ataque en México contra intereses cubanos. Es responsable del envío de los mercenarios guatemaltecos Armando Antonio González, Jorge Venancio Ruiz, María Elena González Meza, Nader Camal Musalam Barakat y Jazid Iván Fernández Mendoza para cometer nuevas tropelías en el país caribeño.

A pesar de que todos estos actos están debidamente comprobados, documentados y circulados al exterior, nadie hizo nada por detenerlo.

Peor aún, en El Salvador se le capturó junto a 21 cómplices como parte de una red de ladrones y traficantes de autos, pero nunca se le vinculó con su pasado terrorista y un juez decidió dejarlo en libertad porque, supuestamente, había llegado a un arreglo con sus víctimas. Los diputados de la entonces gobernante Alianza Republicana Nacionalista impidieron que el tema fuera ventilado en la Asamblea Legislativa.

Ahora se conoce que en 2004, de acuerdo con los registros de migración, Francisco Chávez Abarca entró con su nombre a Guatemala y desde entonces aparentemente NO volvió a salir, pero su detención en El Salvador ocurrió en 2005 y hay indicios de que estuvo en Honduras después del golpe de Estado del 25 de junio de 2009.

Para ser un hombre buscado por INTERPOL, se movía con mucha facilidad.

El 2 de julio chequeó en el Aeropuerto La Aurora de Guatemala en un vuelo comercial rumbo a Costa Rica con un pasaporte falso a nombre de Carlos Adolfo González Ruiz, trasbordó en San José y se dirigió a Venezuela, donde finalizó su impunidad.

Como todos los de su especie, no demoró en confesar sus propósitos: cometer, en contubernio con grupos contrarrevolucionarios locales, sabotajes, atentados y otros crímenes para impedir la celebración de las elecciones parlamentarias de septiembre.

De acuerdo con las leyes y los convenios internacionales vigentes, el terrorista fue trasladado hacia La Habana, donde será indagado, juzgado y castigado por sus actos, en estricto apego a la justicia y con todas las garantías procesales adecuadas.

Queda en el ánimo una pregunta: ¿cómo fue posible que un individuo con los antecedentes de Chávez Abarca, se moviese impunemente durante más de 12 años? Claro, cuando uno mira a Luis Posada Carriles pasearse libremente por las calles de Estados Unidos, sin la menor sombra de preocupación, comienza a encontrar las respuestas. FIN

Obama, Israel e Irán

Por Ángel Guerra Cabrera

Desde las agresiones de los dos Bush contra Iraq (1991 y 2003) Estados Unidos no realizaba un despliegue militar en la zona del Golfo Pérsico como el que está en marcha ahora contra Irán. Pese a que los grandes medios apenas hablan o no les dan mayor destaque a los aprestos bélicos estadounidense-israelíes contra el país persa, cada día se encuentran más evidencias e indicios de ellos, sobre todo en fuentes especializadas, y el tema es crecientemente tratado por conocidos analistas de disímiles posturas ideológicas. Shamus Cooke en una nota publicada en Rebelión cataloga las sanciones promulgadas por Obama el 1 de julio contra Irán como un inconfundible acto de guerra. “Al cortar el suministro de petróleo refinado Estados Unidos causará un daño masivo, irreparable, a la economía iraní, lo que equivale a un acto de guerra”… “la estrategia en este caso es atacar económicamente a Irán hasta que reaccione con medios militares, permitiendo a Estados Unidos una postura de falsa estatura moral, argumentando que se ‘defiende’ ya que fue la otra parte la que lo atacó primero”.

Resaltan por su profusa información (y desinformación) sobre el tema los sitios web israelíes. Es el caso de Debka, portal que los expertos asocian a la agencia israelí de espionaje Mossad, pues tan temprano como el 20 de mayo predijo un aumento considerable de la presencia militar yanqui “frente a las costas de Irán”, de entre cuatro y cinco portaviones con sus potentes flotillas -ya han arribado tres-, a completarse entre fines de julio y principios de agosto. Con un mes de antelación Debka anunciaba la llegada a esas aguas del portaviones Harry S. Truman y su grupo de ataque acompañado de la fragata alemana Hessen “operando bajo comando estadounidense”, justo el mismo día que aquel partía de su base en Norfolk, Estados Unidos, pero se guardaba la presencia entre esas naves de un buque israelí, sí reportado a posteriori por diversas fuentes occidentales y árabes.

Noam Chomsky señala en un reciente artículo en su columna sindicada, citando fuentes árabes, que el objetivo de la flota desplazada por Estados Unidos al Pérsico es “aplicar las sanciones contra Irán y supervisar los barcos que entran y salen de ese país”. El lingüista menciona este enunciado, que pone los pelos de punta, de Dan Plesh, director del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad de Londres: Los bombarderos y misiles de largo alcance de Estados Unidos están preparados para destruir 10 000 0bjetivos en Irán en pocas horas. En febrero de este año Washington anunció la modernización de numerosas rampas de misiles Patriot emplazadas en cuatro estados árabes del Golfo Pérsico y el envío de varias embarcaciones lanzamisiles para “proteger” sus buques y aeronaves de eventuales ataques aéreos o coheteriles de Irán.

David Moon, en Asia Times, hace un detallado examen del probable ataque aéreo de Israel, por su cuenta, a las instalaciones nucleares de Irán pero en el mismo medio Victor Kotsev minimiza esa posibilidad y afirma que en este momento “parece muy probable que si ocurre un ataque, este será conjuntamente de Estados Unidos e Israel”. Añade que Washington parece haberse enfrascado en operaciones especiales y preparativos para la “acción” en Irán. “Persistentes informes revelan que las fuerzas estadounidenses se están concentrando alrededor del Golfo Pérsico y el Cáucaso, lo más notable, en Yemen y Azerbaiyán, y que su fuerza aérea y la de Israel han estado realizando prácticas conjuntas de bombardeo… Puede ser… que Estados Unidos está en un curso de colisión geoestratégica con Irán y no se siente seguro de que Israel pueda hacer el trabajo”. Kotsev recuerda que Rusia ha reiterado que no permitirá una guerra de envergadura cerca de sus fronteras…

Todo esto anuncia un panorama apocalíptico, sin precedente en la historia de las guerras por el poderío de las armas del agresor y la previsible respuesta de Irán, que se ha venido preparando para una resistencia tenaz por todos los medios a su alcance.

Irán es el país más inspeccionado por la Agencia Internacional de Energía Atómica y no existe prueba de componente militar en su programa nuclear. Israel, en cambio, posee cientos de armas nucleares, se niega a suscribir el Tratado de No Proliferación Nuclear y a ser inspeccionado. Obama, en medio de otras zalamerías hacia su huésped Netanyahu acaba de afirmar que “no le pediremos a Israel que dé pasos que pongan en peligro su seguridad”…

Tomado de Cubadebate