martes, 6 de julio de 2010

Venezuela anuncia próxima extradición a Cuba de terrorista Chávez Abarca

TeleSUR 06/07/10

En una breve declaración, el mandatario venezolano se refirió a la pronta extradición a Cuba del terrorista salvadoreño Francisco Chávez Abarca. También confirmó la captura de un importante capo del narcotráfico colombiano, Carlos Alberto Rentería.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció este martes que en las próximas horas será extraditado a Cuba el terrorista salvadoreño Francisco Chávez Abarca, país que lo solicita bajo el código rojo por su responsabilidad en la ejecución de atentados en La Habana.

"En las próximas horas será enviado a Cuba a través de la Interpol", dijo Chávez en el VIII Encuentro Presidencial Venezuela - Ecuador.

También confirmó la captura, la noche del martes en Caracas (capital), del capo del narcotráfico colombiano Carlos Rentería, quien también será extraditado, pero a Estados Unidos (EE.UU.).

"Es colombiano pero lo solicita EE.UU.", dijo el mandatario venezolano en un breve comentario sobre el caso.

"¿Por qué si es colombiano no lo solicitará Colombia?", preguntó el presidente venezolano y agregó: "bueno, cumplamos con las leyes. ¡Enviémoslo! Estaba solicitado por Interpol con código rojo".


Chávez Abarca estuvo detenido en El Salvador durante dos años por ser líder de una banda que se dedicaba a robar vehículos en ese país, pero la justicia esquivó dar sentencia a los otros crímenes internacionales de los que se le acusaba.

Abarca y 21 miembros de su banda fueron arrestados bajo cargos de robo de automóviles y estafa. Las autoridades aseguraron entonces que se trataba de "una de las principales estructuras del crimen organizado dedicadas al robo y hurto de vehículos a nivel nacional y centroamericano".

El 28 de octubre del año 2007, un juez liberó a Chávez Abarca pese a sus actividades delictivas. Sin embargo, nunca tuvo que responder por su papel como principal cómplice de Luis Posada Carriles en una campaña contra Cuba que no se mencionó ante los tribunales salvadoreños a pesar de repetidas denuncias.

En los años 90, fue acusado de dedicarse al narcotráfico, así como a la venta de armas y de dinero falsificado en Guatemala.

Utilizó los alias Manuel González, Roberto Solórzano y William González, y efectuó tres viajes breves a Cuba, en abril y mayo de 1997 para hacer varios atentados.

En 1997 activó una bomba de 600 gramos de C-4 que causó daños materiales en los baños de la discoteca Aché del Hotel Meliá Cohíba, Cuba, el 12 de abril de ese año.

El 30 del mismo mes, se desactivó un artefacto explosivo (401 gramos de C-4) que el salvadoreño había colocado en una maceta ornamental del piso 15 de la misma instalación hotelera.

Además, el 24 de mayo, mientras Chávez Abarca estaba en México, estalló una bomba en la entrada de las oficinas de la corporación Cubanacán de la capital.

También en 1997, bajo orientaciones de Posada Carriles, Francisco Chávez Abarca contrató al mercenario René Cruz León y lo encargó de realizar misiones terroristas en Cuba.

Posteriormente Cruz León realizó dos viajes a Cuba en los que situó bombas en hoteles habaneros, una de estas mató al joven turista italiano Fabio di Celmo, el 4 de septiembre de 1997.

El terrorista confeso Posada Carriles, acusado de ser el autor intelectual de un atentado contra un avión cubano que causó la muerte de 73 personas en 1976, goza de libertad en Miami, Estados Unidos (EE.UU.), pese a que Venezuela le ha insistido al gobierno de ese país su extradición.

¿Quién es Beto Rentería?

Según publicó la víspera la prensa colombiana, Carlos Alberto Rentería Mantilla, alias Beto Rentería, de 65 años de edad, es uno de los últimos capos del Cartel del Norte del Valle, y no se sabía nada de él desde hace más de 15 años. Incluso se llegó a especular que se había mudado a África.

Por Carlos Alberto Rentería, el Departamento de Estado de EE.UU. ofrecía 5 millones de dólares.

Nació el 11 de marzo de 1945 en Tuluá, valle del Cauca (centro - oeste), y a pesar de su actividad ilegal era apreciado por el pueblo porque emprendió obras sociales.

Según la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU. la red financiera de Rentería comprendía 10 compañías fachada y tenía siete individuos que fungían como testaferros.


En Colombia tiene 10 negocios identificados: Agropecuaria Lindaraja, S.A., Cañaduz S.A., Inversiones Brasilar S.A. y Tarritos S.A.; el equipo de fútbol Cortuluá, la firma de contabilidad Camacho Vallejo Asesores, el hotel costero Tres Casitas y dos centros médicos: Apoyos Diagnósticos S.A. y Clínica San Francisco, S.A. Todos estos negocios, a excepción de uno, están ubicados en Colombia. El otro, Kutry Management, funciona en Panamá.

EL SALVADOR.- Brigada de médicos cubanos se despide de los vicentinos

Eduardo Ojeda, jefe de la brigada médica cubana, ofreció las palabras de despedida. Foto: Diario Co Latino/Eugenio Castro
Beatriz Castillo


Redacción Diario Co Latino


La tarde de ayer, 5 de julio de 2010, en la Plazuela del Pilar en San Vicente, sucedía algo inusual. Por primera vez en la historia del país, la banda de la Quinta Brigada de Infantería hacía sonar las notas del himno nacional de Cuba, para despedir a otra brigada, la conformada por 17 médicos cubanos, entre hombres y mujeres, que durante ocho meses se habían asentado en esa plaza con el único fin de procurar salud a los afectados por el huracán Ida.


La Plazuela del Pilar también fue decorada con banderas de El Salvador y Cuba, se colgó, además, una manta con el rostro de Monseñor Romero y una leyenda que se leía: “La solidaridad es la ternura de los pueblos”.

Desde el pasado 13 de noviembre, la Plazuela funcionó como un centro de operaciones de los médicos, que se dispusieron a atender a los que habían sufrido alguna dolencia tras el destrozo que dejó en San Vicente el paso del huracán IDA.

Desde que tocaron suelo salvadoreño se movilizaron a San Vicente, tras la petición del gobierno salvadoreño de brindar asistencia a los afectados, pues el municipio fue el que reportó mayor índice de mortalidad y se temía de una epidemia, pero después de varios meses su estadía se prolongó, ya no solo para atender una posible epidemia, sino para atender a una población con necesidad de atención especializada. “Yo vine cuatro veces a pasar consulta acá, venía bien mala de la úlcera y de la diabetes, pero gracias a ellos he mejorado bastante”, explicaba Juana María López.

Por eso, la mujer no podía faltar a la despedida de los médicos cubanos que organizó el Ministerio de Salud y las alcaldías del área paracentral del país, dónde la brigada de médicos cubanos trabajó.

“Los vamos a extrañar, sabe que gracias ellos también me atendieron a mi mamá en el hospital, me extendieron una referencia y rapidito me la atendieron”, agregó López.

López buscaba entre los invitados a la doctora Marlene Herrera, con el fin de agradecer personalmente la atención. Pero ella estaba sentada en una silla de las tres primeras filas asignadas en la plaza, para la delegación, que después de ocho meses fue bautizada con el nombre de “Brigada médico cubana salvadoreña Monseñor Romero”.

Ella estaba atenta para escuchar el desarrollo del programa de despedida. Su rostro reflejaba la tristeza de abandonar aquella plaza y a los amigos que cosechó en su estancia.

Eduardo Ojeda Tomoneda, jefe de la Brigada Cubana, dijo en su discurso que cuando salieron de su país, en noviembre pasado, solo traían unas mochilas y el despido de sus familias y las autoridades de su país, pero hoy regresan con esa misma mochila, solo que llena de “amor”.


Ojeda aseguró que estos ocho meses fueron muy productivos, ya que se logró la atención de 68 mil 580 personas y se ofreció a medio millón el mensaje de salud.

El jefe de la brigada cubana explicó que en un inició llegaron para atender la emergencia, pero su estadía se prolongó, en febrero de este año, tras la petición del Ministerio de Salud para que colaboraran en el refuerzo la campaña nacional contra el dengue.

Después de ese trabajo llegó una tercera etapa tras los estragos de la tormenta Agatha.


Parte de la brigada se movilizó a la zona occidental y oriental del país, para atender a la población afectada, pero la misión concluyó con esa cooperación su trabajo en el país, explicó el jefe.

Por su parte, el embajador de Cuba en El Salvador, Pedro Pablo Prada, dijo que todo lo que inicia también tiene un punto de final, y la meta de la brigada que llegó para colaborar en la emergencia fue rebasada en mucho tiempo. “Atendieron la emergencia de la tormenta Ida, después se vieron involucrados de la emergencia de la epidemia del dengue y finalmente en la emergencia de Agatha, y creemos que después de eso se han creado capacidades de salud en la región paracentral, y eso hace que la presencia de una brigada de emergencia ya no sea necesaria”, explicó el embajador.

El embajador dijo que después de establecer relaciones entre Cuba y El Salvador el trabajo en materia de cooperación sigue y que esperan que no sea necesaria otra brigada de emergencia, porque eso significaría que el país no es afectado por una nueva catástrofe.

“Creemos que la misión terminó su trabajo y en el futuro los dos países iremos creando los espacios para fortalecer la cooperación en materia de salud”, sentenció.

Esa misma intención maneja la Viceministro de Salud Violeta Menjívar, quien espera que el apoyo cubano continúe. Al mismo tiempo agradeció la labor de la delegación que trabajo durante ocho meses en el país.

El alcalde de San Vicente, Medardo Hernández Lara, también agradeció los esfuerzos de los galenos y que todo se manejara sin tintes políticos. «Yo fui el primero en pasar consulta con ellos. Es de agradecer lo que ellos han hecho con la salud de la población», recordó el edil de San Vicente.

A los galenos se les entregó un diploma, libros y recuerdos. La alcaldía de Zacatecoluca entregó unas alcancías en formas de tecolotes.


También la embajada de Cuba entregó diplomas a los 32 médicos graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina que reforzaron el trabajo de la brigada de médicos tanto en la Plazuela, como al interior de los municipios de la zona paracentral del país.

Cuba espera colaboración de El Salvador en caso del terrorista Chávez Abarca

Pedro Pablo Prada Quintero, Embajador de Cuba en El Salvador. Foto Diario Co Latino


Beatriz Castillo
Redacción Diario Co Latino


El embajador de Cuba en el país, Pedro Pablo Prada, dijo que espera la colaboración de las autoridades salvadoreñas, para que proporcionen todo tipo de información, de ser necesaria, del salvadoreño Francisco Chávez Abarca, quien fue detenido en Venezuela por tratar de ingresar con documentación falsa.

Chávez Abarca, también es vinculado como la mano derecha del terrorista Luis Posada Carriles, a quien se le acreditan varios atentados cometidos en Cuba.

Prada explicó que la colaboración ya fue ofrecida por el mismo Canciller de la República, Hugo Martínez. “Él dijo que si se le reclama, el gobierno de El Salvador estaría en disposición de contribuir a la investigación”, expresó.

El embajador cubano en el país celebró que las autoridades venezolanas hayan logrado la detención de este “terrorista”.

“Las autoridades venezolanas han hecho honor a sus compromisos por la lucha contra el terrorismo, a sus compromisos con la ley y a los compromisos internacionales en materia de seguridad, el hecho que se haya detenido un individuo con el historial de peligrosidad y criminalidad tan grave”, agregó el diplomático a este vespertino. Argumentó que “la impunidad puede tener fin cuando existe voluntad política y cuando los sistemas nacionales se unen con los pueblos para frenar a personas como esta”.

Hasta el momento, el diplomático no tiene información de si Cuba pedirá la extradición de Chávez Abarca.


Francisco Chávez Abarca, apodado «El Panzón», está en la lista roja de terroristas buscados por INTERPOL (Policía Internacional) por estar implicado en varios atentados terrorista con explosivos en Cuba, en los años 90. El viernes pasado, el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, calificó al detenido como «gran terrorista» por estar vinculado con el cubano anticastrista Luis Posada Carriles, un ex agente de la CIA, buscado por planear el atentado, en 1976, contra un avión cubano, que causó la muerte de 73 personas, la mayoría deportistas cubanos. Chávez Abarca entregó un pasaporte de ciudadanía guatemalteca bajo el nombre Carlos Adolfo González Ruiz, con fecha y lugar de nacimiento 3 de mayo de 1972, en el municipio Siquinala, departamento de Escuintla (región centro).

Al ser verificado el pasaporte, las autoridades venezolanas encontraron que no tenía sello de salida del país de origen, ni de ingreso a Venezuela en ninguno de sus folios. Ante esta irregularidad, el detenido fue interrogado sobre su estadía en el país a lo que respondió que era comerciante, pero sin especificar la actividad que realizaba ni a dónde se dirigía en el momento de su detención, por lo que fue trasladado a la sede del Sebin.

Guillermo Fariñas: La verdad que no dice el imperio

Por Alex López Almaguer

Tomado de Radio Cadena Agramonte

La salud de un ser humano no debe ser utilizada como chantaje político, espectáculo mediático, sensacionalista o algo que se le parezca, pero lamentablemente a muchos medios de prensa no les importa hacerse eco de un hecho que va más allá de la noticia, porque apuntala una falacia contada solamente desde la perspectiva imperialista.


En las últimas horas resulta recurrente encontrar versiones digitales europeas sobre la situación de salud del autotitulado disidente
Guillermo Fariñas Hernández, quien recibe atención médica desde el 11 de marzo del año en curso, en el Hospital Provincial de Santa Clara, debido a una huelga de hambre que sostiene hace casi cuatro meses.

No es menos cierto que la vitalidad de su organismo empeora cada día, pero si hoy está vivo es gracias a la atención médica que ha recibido sin importar sus puntos de vista.

Según indican los reportes médicos más recientes del equipo multidisciplinario que lo atiende en la sala de Terapia Intensiva, su estado es crítico, y ha requerido alimentación por vía parenteral, antibióticos y anticoagulantes.

El propio Fariñas reconoció públicamente que no le ha faltado ningún recurso, y que cuenta con los servicios de médicos y enfermeras del más alto calibre profesional.


Esas son verdades que El Nuevo Herald, y otros de su mismo círculo, nunca van a publicar, como tampoco se ha dicho que la huelga de hambre del señor “Coco” como se le conoce a Guillermo Fariñas entre las personas de su círculo, es para obtener la excarcelación de asalariados de la Casa Blanca, sancionados por apoyar el desarrollo de actos terroristas que ponen en riego la vida del pueblo cubano.


¿Por qué razón nunca se amplifica, tal y como es, la verdad de Cuba?, pero el pueblo de la Mayor de las Antillas está consciente de la manipulación que en estos momentos se hace del caso Fariñas, para ocupar la atención de la opinión pública internacional.


Tampoco se dice por los grandes medios que el
bloqueo económico y financiero interfiriere la entrada a Cuba de tecnología, reactivos y antivirales de última generación, como el Ganciclovir, y antimicrobianos, citostáticos; instrumentos y materiales desechables para el tratamiento del cáncer.

El bloqueo no permite, además, la compra de equipos médicos -destinados al diagnóstico y tratamiento de varias enfermedades-, a Compañías que comercializan con Estados Unidos.

Esa nueva calumnia de los reportes periodísticos que subrayan que el Gobierno cubano ha indicado que se deje morir a este asalariado de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, sin hacer referencia ni a un solo detalle sobre los múltiples esfuerzos de nuestros profesionales de la salud por salvar la vida de Guillermo Fariñas Hernández, no podrá mellar la voluntad de un pueblo que vive y ama su
Revolución.

Porque la verdad siempre se abre paso.