martes, 22 de junio de 2010

SILVIO RODRÍGUEZ: MISTERIOS DE LA PRENSA

Martes 22 de junio de 2010

Hace tres años, en España, dije que en el futuro no iba a hacer muchos más conciertos porque estaba cansado de la vida itinerante y porque quería dedicar más tiempo a mi familia y a la composición. Lo que dije entonces en realidad ya lo venía haciendo, porque desde hace algo más de un lustro he hecho pocas giras. Hace 24 horas entregué una entrevista para un periódico de la Florida llamado El Centinel. A continuación transcribo lo que envié. Como notarán, no hubo ninguna pregunta relacionada con mis planes futuros ni yo hice comentario al respecto. ¿Cómo se explica entonces que la entrevista se titule Silvio Rodríguez se retirará del escenario? Misterios de la prensa...

1. Vislumbrando ya el final de esta gira, ¿qué apreciación le merece la interacción que ha tenido con manera el publico caribeño y latinoamericano en los Estados Unidos? ¿Somos diferentes a como somos en nuestros países?

Viéndolo desde la escena, ha sido un recibimiento muy afectuoso, como cuando viajamos por otros lugares del mundo. La verdad es que cualquier artista agradece eso.

1. Usted ha escrito muchas canciones emblemáticas, ricas en metáforas de las que cada cuál se apropia e interpreta bajo el prisma de experiencias personales. (El unicornio es para algunos la inspiración para otros un par de blue jeans.) Estas canciones, ¿mantienen el mismo significado para usted a través del tiempo o crecen, cambian y hasta se ponen viejas como todos nosotros? (Por cierto, si quiere develar el misterio del unicornio de una vez y por todas, hágalo.)

Pudiera olvidar la circunstancia que me motivó una canción, pero si le sigo encontrando sentido a la canción misma, la sigo cantando. La música de Unicornio, en principio, fue un tema que se me ocurrió para guitarra. Después quise ponerle letra pero las palabras no me salían y pensé que había perdido la facultad de escribir. De ahí surgió el sentimiento de lo perdido. Que fuera un unicornio se debe al misterio y a la pureza que caracterizaba a esos animalitos legendarios.

1. Muchos estiman que no se puede escribir un solo renglón de la historia de la música cubana y latinoamericana sin dedicarle un gran espacio a usted. ¿Qué artistas de las nuevas generaciones considera que están aportando a ese legado y/o enriqueciendo la fibra de la música cubana? ¿Qué rol, si alguno, desempeñan al respecto los artistas cubanos que han elegido vivir fuera de Cuba?

Le agradezco ese pensamiento que Ud dice a esas personas, pero yo nunca me he considerado tan imprescindible. Respecto a lo valioso actual de la música cubana, sería una larga y variada lista, porque en Cuba se hace música de muchas maneras y estilos. Podría decir que en todos hay expresiones muy maduras, tanto en la música clásica, el jazz, la música balilable, la trova o las variantes del hip-hop. Y en este juicio no discrimino a nadie, viva donde viva o piense como piense, porque me estoy refiriendo al talento artístico, a la incuestionable musicalidad de los cubanos.

1. Entre sus experiencias cuenta con la de haber sido diputado del Parlamento cubano. ¿Cuál considera usted su aportación al proceso político cubano durante sus años en la asamblea y qué opinión le merece esa institución después de haberla conocido desde adentro?

Fui Diputado durante 3 períodos, o sea durante 15 años, y nunca me postulé para eso ni aspiré a serlo, sino que fui elegido por votación popular en asambleas que se iban dando a través de la isla. Aunque no tengo vocación de político, siempre consideré que no aceptar la votación popular era una falta cívica que no me podía permitir. En esos 15 años aprendí como funcionan y como no funcionan muchos aspectos de la vida nacional, problemas que desde afuera uno tiende a simplificar pero que cuando los conoce ve que son mucho más complejos de lo que imaginaba. Aportes no creo haber hecho alguno trascendental, pero en plena Asamblea pedí que el socialismo cubano se entendiera como algo perfectible, o sea no como algo rígido. Hace algo más de dos años, cuando ya me despedía, abogué por sistematizar la asistencia cultural a las prisiones del país. Mi conclusión es que la Asamblea Nacional del Poder Popular es perfectible, igual que dije de nuestro socialismo.

1. Usted se ha expresado en torno a la necesidad de que haya una evolución en el proceso político y social de su país. ¿Qué elementos, en su opinión, debería incluir esa evolución y de qué manera se podría propiciar?

Lo que más rápido desencadenaría un gran cambio en Cuba sería el levantamiento del bloqueo. No creo que sería un cambio de sistema político porque la mayoría del pueblo de Cuba reconoce que el socialismo ha garantizado la justicia social que significan salud y educación gratuitos en las difíciles condiciones de un país del tercer mundo, como el nuestro, para colmo bloqueado. Igualmente sabemos que nos sobra mucho burocratismo y muchas soluciones implementadas en situaciones distantes de la actualidad. Soy de la opinión de que nuestra política se mira demasiado en la de nuestros vecinos y que deberíamos actuar con más independencia. Creo que podríamos empezar a ensayar una política con más aroma de futuro.

1. ¿Cuál quisiera usted que fuese su legado?

Que mis descendientes escucharan en cualquier parte una melodía y pudieran decir: “eso me suena a mi pariente”.

COMUNICADO FMLN POR PRESENCIA DE Michelleti

Michelleti Persona No Grata en El Salvador

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional –FMLN- rechaza y condena la presencia en nuestro país de Roberto Michelleti, personaje oscuro y nefasto quien hace un año encabezó el golpe de Estado contra el Presidente Constitucional Manuel Zelaya en la hermana República de Honduras.

Por la trayectoria antidemocrática, violadora de los derechos humanos y por irrespetar a la comunidad y organismos internacionales, el FMLN declara a Roberto Michelleti persona No Grata en El Salvador.

Lamentamos que sectores derechistas de nuestro país patrocinen la presencia en territorio salvadoreño de este oscuro personaje sobre quien pesan múltiples denuncias de asesinatos de hermanos hondureños. Asimismo repudiamos que el alcalde de San Salvador, Norman Quijano, lo declare Visitante Honorable de la Capital, cuando la comunidad internacional y el pueblo hondureño lo han condenado, dejando claro quiénes están a favor de los golpistas y en contra de la democracia.

La presencia del golpista Michelleti en El Salvador es irrespetuosa, innecesaria e inoportuna, especialmente en momentos en que El Salvador se esfuerza por consolidar sus instituciones democráticas.

Advertimos a las autoridades migratorias y al pueblo salvadoreño a estar atentos a las acciones que Micheletti y sus patrocinadores realicen, ya que se trata de una clara participación en la política interna de nuestro país, lo cual constituye una violación a nuestras leyes y Constitución de la República.

A los poderes fácticos les recordamos que el pueblo salvadoreño en las pasadas elecciones se pronunció por el cambio y derrotó el miedo, el chantaje y las mentiras de la derecha golpista en El Salvador.

¡Fuera Michelleti, No a los golpistas, Golpes de Estado Nunca Más!

Comisión Política

FRENTE FARABUNDO MARTÍ PARA LA LIBERACIÓN NACIONAL FMLN

22 de junio de 2010

TRAGEDIA EN EL GOLFO: UNA CARTA RUSA (III)

Jorge Gómez Barata

Como mínimo, resultan curiosos los reportes de agencias cablegráficas (AFP/REUTERS Nueva Orleans 20 de junio) referidos a que el primer ministro ruso, Vladimir Putin recibió un informe de expertos sobre el derrame de petróleo en el Golfo de México a 12 000 kilómetros de las costas de su país. Aun más extraño resulta que el documento se haya filtrado revelando un comportamiento que podría tildarse de entrometido. BP pudiera también tener que explicar su diligencia para dar acceso a expertos rusos a una instalación que opera bajo licencia y soberanía norteamericana.

Por otra parte, es surrealista suponer que Estados Unidos, la primera potencia nuclear del planeta, un país que por más de 100 años perfora y explota en gran escala pozos petroleros y que en 1882 organizó la Standard Oil, acepte consejos de sus competidores rusos, mucho menos que asuma la sugerencia de realizar una explosión nuclear en el golfo de México para cerrar las fugas del hidrocarburo, eventualidad que obviamente debería consensuarse con México y Cuba que comparten la soberanía de las aguas del golfo.

En el peor de los escenarios, suponiendo que la fuga no pudiera ser controlada y manara combustible hasta que la veta se agotara por surgencia espontánea, pasarían años antes de que llevada por la Corriente del Golfo las emanaciones alcanzaran latitudes rusas a la altura de la ciudades de Múrmansk y San Petersburgo, puertos rusos del Círculo Polar Ártico, que no se congelan gracias al calor que les llega desde el Golfo de México.

La Corriente del Golfo está formada por una masa de unos 80 millones de metros cúbicos de agua por segundo que a unos 25˚ de temperatura fluye en el sentido de las manecillas del reloj desde el Ecuador y que en diferentes tramos oscila entre 80 y 500 kilómetros de ancho y una profundidad de 100 a 800 metros. En su el curso atraviesa el estrecho de La Florida, circula frente a Terranova, llegando al occidente de Europa por donde arriba a las latitudes árticas. En su andar la Corriente del Golfo de México interactúa con vientos y diversos fluidos marinos operando como un regulador del clima global de suma importancia para los países ribereños del golfo y del mar Caribe.

Por los volúmenes de agua, más de 100 veces superior a todos los ríos de la tierra juntos, la elevada temperatura y la velocidad a que circula la Corriente del Golfo, es un colosal generador de energía que pudiera ser alterado por cambios climáticos. La idea de que un enfriamiento, desaceleración o paralización de esa Corriente, fenómeno dantesco con el que se ha especulado pero del cual no existen evidencias, enviaría a Europa Occidental de regreso a una virtual “edad de hielo”.

En cuanto a los testimonios atribuido a expertos rusos sobre fracturas en el fondo del Golfo de México, especialistas consultados y búsquedas realizadas en la literatura no muestran antecedente de que una explosión, ni siquiera las gigantescas detonaciones nucleares de la Guerra Fría hayan provocado efectos semejantes. Lo mismo ocurre con la especulación acerca de un eventual desplome del fondo marino como consecuencia del vaciado del yacimiento de petróleo, juzgado como impensable debido a que, en la medida en que del depósito natural sale petróleo entra agua, por lo cual la formación de un vacio no es posible.

Al margen de lo extraño de que BP haya llamado en primera instancia expertos rusos con vehículos subacuáticos del tipo MIR 1 y MIR 2 que pueden conducir tripulaciones hasta 6000 metros bajo el agua, lo más significativo es la presunta revelación de que Estados Unidos exigió de los especialistas rusos el compromiso bajo firma que les prohibía reportar sus hallazgos a ningún medio, cosa que, de ser cierta, pudiera implicar a autoridades en el escamoteo de informaciones a la opinión pública y al Congreso sobre la mayor tragedia ambiental ocurrida en el país.

En cualquier caso, a dos meses de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon, propiedad de la empresa petrolera británica British Petroleum, que opera con licencia estadunidense en aguas bajo su soberanía económica, la tragedia ha rebasado ampliamente los supuestos iníciales, convirtiéndose en el mayor desastre ecológico relacionado con el petróleo ocurrido en el mundo y que representa una amenaza catastrófica para una región, parte de cuya economía está ligada al turismo y la pesca y al mar.

Para muchos, BP ha tenido tiempo suficiente para tratar de administrar la crisis y mostrar su incapacidad para detener la fuga de petróleo, por lo cual quizás haya llegado el momentos en que el gobierno norteamericano asuma totalmente sus responsabilidades y se emplee a fondo en la solución del problema creado en el Golfo de México que pudiera alcanzar dimensiones planetarias.

En ese caso, es probable que sea el momento de convocar una especie de conferencia que involucre en primer lugar a México, a Cuba, otros países ribereños, naciones del mar del Norte e incluso Rusia, donde abundan los ingenieros y técnicos con experiencia en explotaciones petroleras del tipo de la colapsada.

A diferencia de otros debates recientes sobre temas ecológicos y cuyos contenidos académicos o teóricos, aludieron situaciones desastrosas futuras, el derrame en el Golfo de México no es del tipo de evento que Al Gore pudiera contar al estilo de Hollywood y ganar un Oscar, sino una terrible realidad que ya arroja consecuencias que demorará décadas reparar.

La Habana, 22 de junio de 2010