viernes, 18 de junio de 2010

DIPLOMACIA IMPÚDICA

Por Manuel E. Yepe

Evidentemente, la diplomacia estadounidense no conoce el pudor. Lo demuestra constantemente.

En días recientes, el Departamento de Estado, en Washington, hizo público su décimo informe anual sobre trata de personas, con su ya habitual selección de gobiernos virtuosos y canallas, según acaten o no los dictados de Washington en la materia.

La única sorpresa fue que, en esta ocasión, el “juez” decidió incluirse entre los 177 evaluados y resultó escogido como máximo cumplidor, en la primera categoría,…¡el gobierno de Estados Unidos!

El gobierno “ejemplar” fue escoltado en la premiación por casi todos los de Europa junto a los de Colombia, Corea del Sur, Australia y Canadá, porque “cumplen totalmente con el Acta de Protección de las Víctimas del Tráfico Humano”.

Hay una segunda categoría de países “bajo vigilancia” que, si bien no cumplen con las normas mínimas de la ley estadounidense de protección a las víctimas de la trata de personas (TVPA, por sus siglas en inglés), están haciendo "esfuerzos significativos" para combatir la trata de personas. Allí están, junto a la mayoría de los países del tercer mundo, países en desarrollo con grandes economías, como China, India y Rusia, así como los sometidos a ocupación militar (Irak y Afganistán). A estos países se les supone convocados a tratar de lograr, en la próxima evaluación, el premio de la zanahoria , alternativo del garrote.

En una tercera categoría o “lista negra”, aparecen 13 países “malvados” que abarca a los “enemigos” de Estados Unidos y los “sancionados”, permanentes o circunstanciales, que no respetan las directivas que formula Estados Unidos sobre trata de personas.

Cuba, como es habitual, está incluida en esta “lista negra”. Los demás son Irán, Corea del Norte, Zimbabue, Congo, Sudán, Eritrea, Mauritania, Papúa Nueva Guinea, Myanmar, Arabia Saudita, Kuwait y República Dominicana.

Los argumentos para la inclusión de Cuba en la lista negra han sido siempre los que estén en boga de la sempiterna campaña mediática y diplomática de difamación contra la isla que sirve a la superpotencia de justificación para el bloqueo económico que mantiene hace más de medio siglo contra Cuba y que cada año recibe una casi unánime condena de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Pero, esta vez, el odio que refleja el Departamento de Estado en sus ataques fue demasiado lejos en su ceguera.

En esta ocasión, tuvo la osadía de acusar a Cuba de ser “fuente de niños sujetos del tráfico de personas, sobre todo para su explotación sexual comercial dentro del país". Y esto lo manifiestan justamente cuando el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) acababa de reconocer que “los resultados positivos en importantes indicadores referentes a la protección de la infancia en los últimos años alcanzados por Cuba, la convierten en el país de América Latina con mejor calidad de vida para los niños.”,

Tampoco contribuyó a esta grosera ofensa al pueblo cubano la casi simultánea divulgación por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de una información que indica que hay en la actualidad unos 293 000 jóvenes norteamericanos que son víctimas potenciales de las redes de prostitución en Estados Unidos y que la gran mayoría de ellos son niños en fuga o echados de su casa por los propios padres y que viven en la calle.

El texto oficial revela que entre los niños y adolescentes que viven en la calle en Estados Unidos “el involucramiento en la actividad sexual comercial es un problema de proporción endémica”.

Según el Departamento de Justicia, aproximadamente el 55% de las muchachas de la calle en Norteamérica se dedican en la prostitución formal y de ellas, el 75% trabaja con un proxeneta en servicios de “escoltas” y de masajes, en clubes privados, congresos y viajes de turismo.

El promedio de edad de las muchachas víctimas de la prostitución es de 12 a 14 años mientras los muchachos son de 11 a 13, señala el informe del Departamento de Justicia de EE.UU.

El país que se auto elige paladín de las víctimas de la trata de personas en todo el mundo acoge cada año millares de mujeres y varones jóvenes de cualquier parte del mundo para alimentar su próspera industria pornográfica y sus burdeles “on line”.

Mientras tanto, reprime con crueldad la inmigración económica estimulada por el intercambio desigual y la explotación capitalista, a veces calzados con tratados de integración asimétrica impuestos a países subdesarrollados en beneficio de las grandes corporaciones.

Cuba rechazó categóricamente las calumnias del informe sobre trata de personas del Departamento de Estado y señaló que tales falacias ofenden profundamente al pueblo cubano. “En Cuba no existe la trata sexual de menores, sino un desempeño ejemplar en la protección de la niñez, la juventud y la mujer. Cuba no califica ni como país de origen, ni de tránsito, ni de destino de este flagelo. La legislación y las medidas adoptadas en esta esfera nos colocan entre los países de la región con normas y mecanismos más avanzados en la prevención y combate a la trata de personas”.

La Habana, Junio de 2010

TRAGEDIA EN EL GOLFO: ¿EL FIN DE LA GRAN AVENTURA? (I)

Jorge Gómez Barata

La tragedia desatada en las profundidades del Golfo de México con el derrame de petróleo provocado por la explosión de la plataforma Deepwater Horizon el pasado 22 de abril y cuyos efectos se prolongaran más allá de sus riberas e inevitablemente afectará a generaciones futuras, relanza un problema que asomó cuando en 1945 se creó la bomba atómica y se ha renovado con el acceso a manipulaciones genéticas que hacen posible clonar a los humanos y crear vida artificial.

De lo que se trata es que tal vez la audacia que hizo del hombre un gigante, ha llegado a un punto en el cual desata fuerzas que él mismo no logra controlar y que pueden resultar letales para el conjunto de la especie humana. Al crear bombas que pueden exterminar todo vestigio de vida, develar los misterios de la creación y poner en manos de individuos un poder que les permita emular tanto a Dios como a la naturaleza misma, así como perforar pozos de petróleo a profundidades en las cuales es imposible trabajar, puede ser el indicio de que se ha llegado a un límite.

Ya se especula con la hipótesis de que la explosión combinada con colosales presiones de agua y crudo, pueden haber fracturado el fondo del océano y que el hidrocarburo mana no sólo por la tubería instalada para la extracción controlada, sino por decenas de grietas; se sugiere la realización de una explosión nuclear para provocar un gigantesco derrumbe y, de ese modo tratar de detener el vertido, aunque se advierte que, en caso de fallar, habría que esperar a que la veta se agote por surgencia espontanea, lo cual pudiera demorar unos 30 años.

Para cuando la solución natural llegue, el golfo de México y el Caribe con todas sus riberas, sus peces y moluscos, sus playas, manglares y marismas serán un inmenso y empobrecido erial sin vida y sin belleza. Llevado año tras año por la corriente del golfo, dispersado por los huracanes y transportado por la cálida corriente del golfo, el petróleo llegará hasta el círculo polar ártico contaminando la mitad del Atlántico hasta niveles que resulten incompatibles con la vida marina y costera. Algunos van más lejos y sugieren que algunas criaturas de esos hábitats pueden mutar y convertirse en monstruos.

Parece una historia de horror y lo es.

Llegados a ese punto, la humanidad no sería la misma, como tampoco lo habría sido si la proliferación nuclear no hubiera sido detenida a tiempo y si existieran ahora cincuenta o más estados con capacidad para utilizar bombas atómicas contra sus vecinos o adversarios; tampoco habrá un destino cierto de no encontrar la manera de regular las manipulaciones genéticas asociadas a la clonación humana y la creación de vida artificial.

La problemática no es simple porque tal vez al poner límites a la inteligencia y a la audacia que hizo al hombre lo que es, se corren riesgos inaceptables capaces de conducir a un estancamiento que también haría peligrar a la especie humana; esta vez no por exceso sino por defecto.

El desastre del Golfo de México ocurre en el momento en que tiene lugar un intenso debate en torno a qué hacer para paliar un cambio climático que parece imposible de impedir y del que se culpa al hombre, a la civilización e incluso por sus nombres a los países más desarrollados. La paradoja de penalizar a los más avanzados y condenar a las formas de organización social que permitieron el desarrollo de las fuerzas productivas más que todas las formaciones sociales anteriores juntas, también puede ser contradictorio.

Asociado al debate ecológico se esgrimen argumentos que responsabilizan al hombre y a la civilización por situaciones ambientales relacionadas con la actividad económica y el desarrollo social, también por fenómenos estrictamente naturales e incluso por desastres que, además de haber ocurrido siempre, de alguna manera forman parte de la evolución de la vida y del proceso de conformación de la tierra: Pretender un conservacionismo a todo trance pudiera ser como decretar otro fin de la historia.

En su día los acontecimientos que dieron lugar a la desaparición de los dinosaurios, a la formación del cañón del Colorado o del desierto del Sahara, fueron catástrofes terribles. No hay otra manera de entender la evolución que no sea asumiendo una dialéctica según la cual, por unas u otras razones, unas especies, paisajes y entornos aparecen y otros perecen en un interminable devenir; pensar que la temperatura del planetas será la misma por toda la eternidad carece de realismo y tampoco es posible encarar la actividad económica sino es interactuando con la naturaleza y ejerciendo sobre ella un impacto considerable.

La urbanización, la agricultura, la minería, la industria, la red vial y la electrificación, el abasto de agua y el progreso de la civilización a escala planetaria exigieron enormes cantidades de recursos, colosales volúmenes de energía y agua dulce, grandes extensiones de tierra que fue preciso desmontar, arar, horadar y asfaltar.

Mediante esos procesos, no sólo los bosques y los páramos, sino el planeta en su conjunto se han transformado de un modo que se hizo más extenso e intenso en la medida en que aumentaban las necesidades y se creaban las tecnologías y las herramientas para explotar todos los recursos posibles.

Es falso que el hombre haya destruido el paisaje sino que lo ha recreado y donde antes hubo estepas, bosques y pantanos se levantan hoy magnificas urbes, palacios, industrias, obras ingenieras y construcciones diversas que simbolizan el progreso y llenan de orgullo a la humanidad. La transformación del medio natural no es un baldón del cual el hombre deba avergonzarse sino su huella sobre la tierra.

Ocurre sin embargo que en los mil siglos anteriores, ante la inmensidad del planeta, las transformaciones originadas por la actividad humana tenían un impacto mínimo y sus efectos eran locales o regionales, afectaban a especies concretas o impactaban sobre sustancias o materiales en particular, sin poner en peligro a la humanidad en su conjunto; cosa que no ocurre actualmente cuando la actividad humana ha comenzado a ser un peligro para la propia humanidad.

Hay que hacer que BP pague la indemnización que merecen los pobladores de la región y contribuya a financiar la limpieza prácticamente de todo un océano, sin perder de vista que hay daños irreparables e irreversibles.

La Habana, 18 de junio de 2010

Editorial Co Latino: Arde Troya… en San Salvador

A los areneros les está saliendo todo al revés. El año pasado, a pocos meses de que asumiera el Presidente Mauricio Funes, el máximo dirigente del COENA amenazó con hacer “arder Troya”, lo que significaba que el partido ARENA iba a ser una piedra en el zapato en el primer gobierno de izquierda.

A los días, Troya ardió pero en las interioridades del propio partido ARENA, que sumió, desde entonces, al partido político en una debacle que no la detiene hasta ahora.

La crisis de ARENA ha abarcado prácticamente a toda la derecha política y económica.

Y, creemos que la debacle ha llegado inclusive a la alcaldía capitalina, con su alcalde Norman Quijano, quien ha preferido el uso de la violencia al diálogo para resolver un problema estructural: el ordenamiento o desalojo de los vendedores estacionarios.

Tal como lo recordábamos en el editorial del lunes, Norman Quijano, siendo diputado, criticó airadamente a la exalcaldesa Violeta Menjívar, por el proceso de reordenamiento que hizo en pleno centro de la capital, y que, por intransigencia de algunos líderes de los vendedores, tuvo que utilizar al CAM para intentar poner orden.

Siendo candidato, Norman Quijano se hizo acompañar de dirigentes y vendedores, a quienes les prometió reordenar la capital por medio del diálogo.

Según cifras de la misma alcaldía, en San Salvador existen unos 16 mil vendedores ambulantes o estacionarios.

De esos, el alcalde capitalino ha desalojado, de forma violenta, 30 de los alrededores de Metrocentro, 138 de los alrededores del Parque Infantil y 278 de la zona de hospitales. Es decir, un total de 446. Todos en la periferia del centro histórico de la ciudad.

En declaraciones a otros medios, ha dicho que para 2014 habrá limpiado de vendedores hasta en el 75%, lo que indica que Quijano da por sentado que ganará la elecciones de alcalde de 2012 y, seguramente, el candidato a la presidencia por el partido ARENA o GANA.

Por cierto, Quijano mantiene un enfrentamiento de bajo mundo contra la también candidata Ana Vilma de Escobar, quien ha sido ungida ya por Alfredo Cristiani, Presidente del COENA, como la candidata de la derechista ARENA.

Así las cosas, Norman necesita dar golpes de timón, y como no tiene dinero para hacer las macro obras que ofreció en campaña, ha iniciado con los desalojos violentos de vendedores en la periferia, obviando, el recurso del diálogo.

Y es que en la lógica de Quijano, mostrar “mano dura” contra los vendedores le da el perfil ideal para un posible candidato, además, de que se mete en un tema que los capitalinos y capitalinas quisieran ver resuelto: el ordenamiento de su capital.

Obviamente, el ornato choca con un problema histórico y cultural, pero, también estructural, que tiene que ver con un modelo que manda a las calles la mano de obra activa de El Salvador.

Es cierto que en el tema de los vendedores hay mucha tela que cortar. En primer lugar, están las mafias internas, es decir, malos líderes que se aprovechan de las necesidades de la gente para hacer su agosto.


En segundo lugar, están las mafias externas, grupos oscuros vinculados al crimen organizado, y, en tercer lugar, los vendedores, esos miles de salvadoreños y salvadoreñas que tienen la necesidad de llevar el sustento diario a sus hijos o familiares.


Los actos violentos de ayer, tienen que ver con todo lo anterior.

Informe de la NED: Agencias internacionales invierten entre 40-50 millones de dólares en la oposición en Venezuela anualmente

Por Eva Golinger

Foto © Virgilio PONCE

Un informe preparado por el instituto FRIDE de España, con financiamiento y apoyo de la Fundación Nacional para la Democracia (National Endowment for Democracy “NED”) y el Movimiento Mundial para la Democracia, (entidad creada por la NED), revela que distintas agencias internacionales invierten entre $40 a 50 millones de dólares en sectores de la oposición en Venezuela cada año.

Según el informe, el cual fue publicado en mayo 2010, los fondos multimillonarios están exclusivamente orientados a fines políticos, e incluyen grandes aportes para partidos políticos venezolanos como Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Copei.

En el informe, el gobierno del Presidente Hugo Chávez está clasificado como “autoritario” y “dictatorial”, además de “violador de los derechos humanos”. Los fondos internacionales destacados en el informe están destinados a grupos venezolanos con el objetivo de luchar contra el gobierno de Hugo Chávez para “restaurar el estado democrático”.

Los autores del informe admiten que la “asistencia internacional” para fines políticos en Venezuela no comenzó sino hasta el 2001-2002, y luego aumentó después del fracasó del golpe de Estado de abril 2002. Desde entonces, el objetivo principal de estas organizaciones ha sido impulsar un “cambio de régimen” en Venezuela para lograr derrocar al Presidente Chávez y acabar con la Revolución Bolivariana.

Más de $6 millones de dólares están destinados a grupos políticos en Venezuela, este año a través de las agencias estadounidenses, como la USAID, la NED, el Centro Carter, el Instituto Republicano Internacional (IRI), el Instituto Demócrata Nacional (NDI), Freedom House, la Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF) y el Instituto de la Sociedad Abierta (OSI). El OSI pertence al billonario húngaro, George Soros, conocido por su extenso financiamiento y apoyo a las llamadas “revoluciones de colores” en países como Serbia, Ucrania y Georgia, entre otros de la Europa Oriental.

Pero no es solamente Estados Unidos que financia a la oposición en Venezuela. El informe revela que, debido a los “peligros” que enfrentan los grupos venezolanos que reciben los aportes de Washington para fines políticos en el país, han creado una red de “triangulación” para canalizar fondos a través de fundaciones europeas y canadienses. La Comisión Europea (EC) es una de las principales entidades que está filtrando estos fondos, con inversiones entre 6 a 7 millones de euros cada año a grupos opositores en Venezuela. Este año, según el informe, la Comisión Europea ha dado hasta 3 millones de euros para financiar ONGs y proyectos dedicados a demostrar las supuestas amenazas contra los derechos humanos y la libertad de expresión en Venezuela.

La ayuda estadounidense se canaliza de la siguiente manera:

· Desde el 2002, la contratista Development Alternatives Inc (DAI) ha invertido más de $40 millones de dólares en pequeñas ONGs y programas dirigidos a la formación y capacitación de jóvenes líderes políticos, movimientos estudiantiles, campañas mediáticas y “asuntos sociales”;

· El Instituto Demócrata Nacional (NDI) financia desde el 2002 a partidos políticos de la oposición y organizaciones de observación electoral. Fundó la organización venezolana Ojo Electoral y suministró grandes aportes a Súmate;

· El Instituto Republicano Internacional (IRI) financia y apoya estratégicamente a los partidos políticos de la derecha, como Copei, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo;

· La NED invierte alrededor de $1 millón de dólares anualmente en distintas ONG dedicadas a los temas de “democracia” y “libertad de expresión” en Venezuela’

· Freedom House está desde el año 2004 en Venezuela trabajando con los temas de derechos humanos y libertad de expresión;

· La Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF) financia directamente a ONGs venezolanas para “fortalecer la sociedad civil”;

· El OSI está financiando proyectos relacionados con las campañas electorales de la oposición.

El informe de la NED revela que varias fundaciones alemanas también están trabajando con los partidos políticos y ONGs de la oposición en Venezuela. Las principales fundaciones de Alemania son Konrad Adenauer (KAS) y Friedrich Ebert Foundation (ILDIS-FES). Entre estas dos fundaciones alemanas, invierten alrededor de 500 mil euros anuales en proyectos con Copei, Primero Justicia y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), además de otras ONGs y grupos políticos en Venezuela.

Los gobiernos de Canadá y España son los otros donantes principales de las actividades de la oposición venezolana, aunque muchos de sus fondos son también provenientes de Washington.

Finalmente, el informe evidencia que una mayoría de las organizaciones venezolanas que están recibiendo estos aportes internacionales son realmente entidades “virtuales”. No tienen oficinas, ni equipos, ni trayectorias de trabajo. Son canales para filtrar recursos a la oposición venezolana, para mantener vivo el conflicto político en el país.

También afirman en el informe que la mayoría de las agencias internacionales, con la excepción de la Comisión Europea, están trayendo los fondos en moneda extranjera y cambiándolos en el mercado paralelo, en clara violación de la ley venezolana. En algunos casos, como destaca el informe de la NED, abren cuentas en el exterior para depositar los recursos, o se los entregan en euros o dólares en efectivo. La Embajada de Estados Unidos en Venezuela podría utilizar la valija diplomática para traer grandes cantidades de dólares y euros al país que luego entregan a actores venezolanos de forma ilegal, sin ninguna contabilidad formal del Estado venezolano.

La mayoría de las agencias estadounidenses que están financiando a la oposición venezolana hoy en día operan a través de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. Cuando antes tenían oficinas en Venezuela, ahora operan desde el exterior para evitar el monitoreo del gobierno venezolano.

evagolinger@hotmail.com

Caracas, 17 de junio de 2010

Jamás nos conformaremos con media Revolución

Si hay cansancio, jubílese; pero no se convierta en freno, no se convierta en obstáculo, no se convierta en estorbo. Hay mucho que hacer y esta tarea es de revolucionarios. No basta con haber sido revolucionario ayer, hay que saber ser revolucionario hoy, hay que saber ser revolucionario mañana. Y hasta, incluso, se puede ser revolucionario no estorbando, no estorbando.

Vengan nuevos cuadros, vengan nuevas generaciones de hombres; promuévanse los más aptos; no se aferre nadie a los honores, ni a los cargos; que eso siempre ha costado muy caro a los pueblos. Vengan nuevas generaciones mejores que nosotros, vengan nuevas generaciones más aptas que nosotros, que gustosamente les iremos dando el puesto de vanguardia; pero lo que no dejaremos de ser jamás, jamás dejaremos de ser revolucionarios; jamás nos conformaremos con media Revolución, jamás nos resignaremos al mínimo, sino al máximo, jamás nos detendremos en la mitad del camino.

Creemos que tenemos el derecho a llamarnos revolucionarios, pero no lo tendremos cuando renunciemos a marchar hacia delante.

(Fidel, el 28 de septiembre de 1966)

Tomado de Granma