miércoles, 2 de junio de 2010

Otra vez Yo Acuso, dice la humanidad

Por Orlando Cruz Capote*

Sólo estábamos percibiendo una breve y tenue luz de verdad en el largo y sombrío túnel de la campaña mediática, engañosa y falaz, contra Cuba revolucionaria cuando nos llegaban ocho noticias de gran impacto internacional. No sabemos en que lugares de España y de Europa se encuentran Aznar y Vargas Llosa más sus acólitos, porque no han denunciado nada de lo que está aconteciendo y sólo dedican sus anteojos para ver más allá de sus fronteras: al sur geopolítico subdesarrollado y, en especial, a los pueblos y países que están llevando a cabo procesos de cambios significativos en Nuestra América. Estos hechos, que no pudieron ser invisibilizados por los “mediáticos” son los siguientes:

  1. La muchas veces anunciada y magnificada crisis económica-financiera griega, verdadero chivo expiatorio de la crisis total europea y de la zona común del Euro que está golpeando las economías más débiles -y fuertes también- del viejo continente (Grecia, pero también España, Portugal, Italia, otros países del sur y de la Europa del Este, incluyendo a los bálticos), y que ha arrastrado a Alemania y su Banco Central a medidas de salvataje salvaje muy unilaterales, sin previa consulta con las autoridades de otra de las más potentes economías de ese entorno como Francia por ejemplo, en un desesperado esfuerzo por salvaguardar de la explosión inevitable a las clases ricas de su sociedad y las demás del civilizado continente, que siempre ha sido llamado a imitar por todos. Unidad e integración desbaratándose en un sálvese quien pueda o recargando los problemas hacia los explotados y oprimidos.
  2. La aprobación de la racista y fascistoide ley anti-inmigrante del congreso y los gobernantes del Estado de Arizona, EE.UU., que desdice en los hechos los argumentos de que ese país es el reino de la libertad, cuando la policía y otros cuerpos represivos, incluidos las patrullas fronterizas privadas, pueden golpear, tomar prisioneros y expulsar del país a quienes consideren no sean oriundos de la cultura occidental anglosajona.
  3. El anuncio de las nuevas reelaboraciones, en los límites del absurdo, de los contenidos de los planes de estudio de las escuelas en ese territorio norteamericano -que significarán más (des)-información e (in)-comunicación para los educandos y la población en general (se dice que ya no hablará del imperialismo sino de política de expansión ¿?)- que precisa con nitidez que no existe la cacareada igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos porque las posibilidades de elegir críticamente los conocimientos están siendo muy constreñidas en la nación de la “libertad de prensa y de expresión”.
  4. La “titánica” solución, salomónica, del mandatario de la Casa Blanca, Sadam Husseim Obama de enviar otros 1 200 soldados -no sabemos si está incluida la Guardia Nacional- a la frontera con México para refortificar el muro fronterizo (ampliarlo), aumentando la vigilancia y la cacería de aquellos que intenten burlarlo, con el fin de “ayudar” al vecino país en su lucha contra el narcotráfico, que está produciendo un verdadero baño de sangre en el México de Hidalgo y Morelos, “evitando” además que entren drogas a su nación (ellos, los mayores consumidores y hasta productores de las drogas de laboratorio), aunque se conozca a los cuatros vientos que las armas de fuego pesado de los narcos están siendo adquiridas en los tiendas, verdaderos aljibes de venta, del Imperio Norteño. Otra “misión imposible” para un ejército que está envuelto en dos conflagraciones bélicas (Irak y Afganistán) sin visos de salir airosos en ninguno de estos escenarios.
  5. El irresponsable crimen contra el medio ambiente y la biodiversidad, motivado por el flagrante derrame petrolero, imparable hasta estos momentos, en el mismísimo Golfo de México, “Mare Noustrom” de forma de vida y ruta común de los múltiples países latinoamericano-caribeños y de los propios Estados Unidos, por una transnacional inglesa: la British Petroleum (PM), en contubernio con sus socios estadounidenses, muchos de ellos beneficiarios de los resultados de la aventura bélica en Irak.
  6. El rechazo del establishment político de Washington de que Irán pueda cambiar su uranio producido, para fines pacíficos, por otro enriquecido en la vecina Turquía. Propuesta elaborada y llevada a cabo por la diplomacia y el presidente del Brasil sudamericano que realizó un verdadero esfuerzo mediatorio de suma importancia para evitar nuevas medidas económicas, comerciales, financieras y punitivas, léase militares, por parte del Consejo de Seguridad, en especial del gobierno de EE.UU. y su socio Israel en el Medio Oriente. La jefa del Departamento de Estado y sus voceros, al declarar que esa acción es dilatoria para que la nación iraní obtenga uranio enriquecido para fabricar armas nucleares coloca en un callejón sin salida, diplomática y políticamente, a la crisis medio oriental, y prevé más que nunca un ataque sorpresivo y preventivo, suicida por cierto, contra las instalaciones nucleares del antiguo imperio persa que puede acarrear un desastre de incalculables consecuencias si de las zonas bombardeadas se expande la radioactividad hacia sus vecinos y más allá o Irán demuestra capacidad de dar un golpe militar de respuesta.
  7. El grave incidente en los mares de las dos Coreas, en el cual la del Sur pro-yanqui acusa a la socialista del Norte de haber atacado subrepticiamente una corbeta de su armada con un torpedo lanzado por un submarino militar de nacionalidad norcoreana. Todo muy parecido a una operación de montaje provocativo para tensionar esa zona asiática y comprometer aun más a la China Popular en otro conflicto en el cual esa nación emergente ha estado mediando con mesura ante el programa nuclear bélico norcoreano en las llamadas negociaciones de las seis bandas. Es también una prueba de desgaste político y económico contra la China socialista para obstaculizar su desarrollo constante y seguro por parte de las presiones norteamericanas que la incita a devaluar la moneda nacional, el Yuan, ante el dólar, y tomar otras medidas financieras con el fin de equilibrar el intercambio comercial entre EE.UU. y China Popular, muy favorable a la segunda potencia, compradora además de la mayoría de los Bonos del Tesoro estadounidense, junto al Japón.
  8. Y para culminar, el ataque despiadado, premeditado y criminal por parte de comandos israelíes contra la flotilla humanitaria internacional que se dirigía hacia la zona de Gaza para ayudar al hambreado y enfermo pueblo palestino en su propio territorio después de un atroz bloqueo y agresiones de los sionistas. Más de 10 muertos y alrededor de una centena de muertos. Hoy el gobierno de Tel-Aviv anunció que liberará a los miembros de la flotilla que tenia como prisioneros de guerra, acción que no repara los daños y el abuso causado contra la humanidad toda.

Ocho noticias para que la Unión Europea determinara una “posición común” y no como a las que se aferra con respecto a Cuba por supuestas violaciones de los derechos humanos y la muerte, lamentable, de un delincuente común convertido en disidente contrarrevolucionario. Porque si tuvieran moral y ética-política diáfana y auténtica, además de autonomía y proyección internacional autóctona vieran en esas actitudes y accionares actos fascistas y genocidios calculados contra el ser humano en las distintas partes del mundo de hoy.

Claro que este posible planteamiento crítico de los poderosos es un sueño imposible, porque los que han actuado de forma asesina e injusta, violando los más elementales derechos humanos y del planeta Tierra (que conforman una unidad holística-integradora); son miembros del Consejo de Seguridad y de la OTAN, las principales transnacionales implicadas son poderosas y poseen sus casas matrices en los EE.UU. y en el Reino Unido, fundamentalmente; porque el Presidente que se involucra en un “Muro de Contención” es el ganador inmerecido de un Premio Nobel de la Paz que prometió en su campaña electoral, “por el cambio”, transformar la ley migratoria en su país, nación multinacional y multiétnica que debe mucho a esas oleadas de inmigrantes; porque los israelitas son un lobby económico y político -armamentístico también- en el escenario de la política interna y externa de los Estados Unidos de América.

No obstante, hay voces disímiles dentro del concierto internacional denunciando tales felonías, pero en muchos casos los actos no pasan de la simple retórica. Las denuncias no transitan por meras preocupaciones.

Sólo los pueblos concientizados, los sujetos histórico-políticos del cambio revolucionario son capaces de repetir con un nuevo contenido el YO ACUSO histórico ahora con un contenido planetario de mayor alcance, gracias a los medios científico-técnicos a nuestro alcance contra tantos desmanes, crímenes, injusticias y dobles raseros en la política interna y externa que emanan de los centros de poder imperialistas.

Es la hora de la acción y corresponde a cada uno de los movimientos sociales y políticos dentro de esas naciones y las demás solidarias e internacionalistas con las mismas convertir en hechos las palabras. Hay que aislar tanta ignominia, no basta sólo denunciarla: la acción nicaragüense de romper relaciones con el Estado de Israel es un primer paso necesario y justo. Y no es la única medida que podemos tomar los tercermundistas.

Hay que frenar la prepotencia y arrogancia de los poderosos y sus asesinatos descarados y cínicos en Honduras contra la resistencia nacional-social, así como poner fin a los abusos y los golpes de la policía contra los estudiantes en huelga en Puerto Rico, por una educación más racional y equitativa. La agenda de propuestas es larga y no debemos cejar en esa lucha en todos los escenarios y con todos los métodos de combate.

*Dr. Orlando Cruz Capote, Investigador Auxiliar, Instituto de Filosofía, CITMA, Cuba

GALLO GALLINA

Chencho Alas

De todos es conocida la referencia que hacemos a algo que nos parece no definido, indeciso, cuando afirmamos que es gallo gallina, ni chicha ni limonada. La presencia del ejército a la par de la policía me parece justo eso, una política gallo gallina.

La experiencia que ha tenido Méjico no ha sido muy buena y ha sido criticada por la violación de los derechos humanos en la que ha caído el ejército. Aunque el cuerpo armado signifique una fuerza, no ha sido diseñado ni entrenado para ocupar el puesto de la policía. No son los bayonetas ni las balas las que conquistan a un pueblo. El grado de nivel académico de los soldados no es suficiente para lidiar con problemas de relaciones humanas.

El modelo mejicano ha sido adoptado por nuestro gobierno con más buena voluntad para resolver el problema de la violencia o desesperación que eficacia. La última medida tomada por Funes es llevar a los soldados a las cárceles. ¿Qué sucederá si hay una revuelta de reclusos de alta peligrosidad para los cuales la vida no vale nada?

Yo creo que hay que terminar con el gallo gallina. Mi propuesta es la abolición del ejército y su conversión en policía capacitada y entrenada para que pueda cumplir con las actividades que le corresponden. El presupuesto de la nación no alcanza para tener un ejército y una policía con el resultado de que ni uno ni otro cumple adecuadamente su misión.

Alguien dirá que el ejército es necesario para proteger la integridad territorial. Si descartamos la guerra entre Honduras y El Salvador de 1969, la guerra de los garrotes, ya que ambos ejércitos no tenían los pertrechos necesarios, los señores de botas han estado desocupados. Bueno, no tanto, porque por 12 años se dedicaron a masacrar al pueblo para defender los intereses de unos cuantos oligarcas y enriquecerse personalmente gracias a la corrupción financiada por Reagan y Bush.

Lo que necesita nuestro país es extender la base económica a toda la población, requisito necesario para la democracia y para la paz. La seguridad de nuestro país puede ponerse en manos de las Naciones Unidas. El ejemplo lo tenemos en Costa Rica que tiene un estándar de vida superior a los países vecinos, que no necesita ver a sus hijos emigrar diariamente al norte para poder sobrevivir y dejar a sus niños abandonados, a la merced de las abuelas y de las maras.

Austin, Texas, 02 de junio de 2010

Parte de la izquierda dispersa se desespera y la derecha ataca

Salvador Arias*

La revolución salvadoreña, como desde sus inicios, vive un momento coyuntural muy complejo, esto resultado de sus avances en la consolidación de un poder alternativo revolucionario, democrático que tiene como horizonte construir una sociedad socialista. En este proceso la derecha poco a poco va perdiendo control de su poder antes absoluto e incuestionable, ahora compartido y en un creciente proceso de pérdida de control del poder, que pasa crecientemente a manos del pueblo, a través de su vanguardia el FMLN.


El pueblo salvadoreño con su Partido el FMLN, por primera vez en la historia de nuestro país, le quitó la presidencia de la república a la burguesía oligárquica, lo cual sin duda significa una avance importante en el proceso revolucionario, en cuanto a que el pueblo por primera vez realizó que el poder de los ricos no es absoluto, que se puede, si el pueblo se decide, apartarlo del poder y comenzar a construir la sociedad de justicia, de paz, de un futuro bienestar para las inmensas mayorías hasta ahora históricamente excluidas y sometidas a la explotación, represión y dominación, casi sin límites, o sea comenzar a construir el futuro socialista.


Claro en este proceso hay momentos que como decía Lenin, dos pasos para adelante y uno hacia atrás, es la regla de consolidación de las revoluciones populares, de los trabajadores y los campesinos y sectores medios empobrecidos.


El Partido hasta ahora ha venido en ese proceso, dos pasos adelante y en coyunturas uno hacia atrás, pero siempre avanzando, esto está a la vista, los que no lo quieren ver es porque se desesperan, y quieren en un infantilismo de izquierda, correr, con el riesgo de tropezarse y no dar un paso para atrás, sino quedarse estancados y permitir que la derecha recupere el terreno perdido.


Otros personalmente corrieron directamente al proyecto de la derecha, por desesperación y ambiciones personales, o sea, la pérdida de la conciencia de clase revolucionaria proletaria y campesina, los atrapó el dulce en canto de la burguesía, su debilidad ideológica los traicionó.

Los que cayeron en el infantilismo de izquierda y los atrapados por el dulce encanto de la burguesía, terminan jugando al proyecto de la derecha, consciente o inconscientemente, pueden terminar con sus actos siendo contrarrevolucionarios. Esto se está expresando por diferentes medios de comunicación, con gran prepotencia a veces, con grandes desplantes de sabiduría y grandilocuentes, que más que aclarar confunde al pueblo; con la mano escondida en comunicaciones apócrifas.


Todo esto descalificando al FMLN, a sus dirigentes, y a la vez consciente o inconscientemente, tirándole cortinas de humo al proceso de desmoronamiento de los partidos de derecha, que en el marco de sus contradicciones secundarias, están desesperados por la pérdida de poder, y buscan recomponerse aún sacrificando estructuras políticas de la historia reciente como es el caso del partido ARENA.


En esta campaña contra la revolución del pueblo salvadoreño, revolución iniciada por el Indio Aquino en el Siglo XIX, continuada por Farabundo Martí entre los años 20’s y 30’s del Siglo pasado y consolidada por el pueblo bajo la vanguardia del FMLN, ahora se busca arreciar los ataques para debilitar al partido, aprovechándose de las contradicciones que estas coyunturas generan, estamos hablando de una coyuntura donde la burguesía salvadoreña ve que se acerca el momento en que se le puede ir el control del Estado, instrumento fundamental en la conservación de su poder político y por lo tanto económico, sus intereses de clase.


En este contexto con el objetivo de crear o hacer creer al pueblo, que el FMLN está divido o que se divide, que el FMLN no sabe gobernar, emulando lo sucedido en los partidos de derecha; la derecha y sus aliados, montan una campaña en los diferentes medios de comunicación, con el objetivo de proyectar con todos los medios posibles una imagen mediática, de un FMLN en división creciente.


Para así desviar la atención de su propio descalabro y por lo menos poder dejar la sensación de “un sistema político en descomposición”, en el cual ya no solo ella (la derecha), sino también la izquierda estaría descomponiéndose, abriéndole un escenario positivo para la recomposición del aparato político de la derecha y sus diferentes partidos.


En este contexto, se publicó un artículo en una página web del internet, que luego de manera irresponsable fue publicada en la web de la Tendencia Revolucionaria (TR), un artículo atacando a nuestro Coordinador camarada Milton Méndez o Medardo González, firmado por un tal Salvador Arias, señalando que era un aporte desde Canadá.


Lo curioso es que al siguiente día lo publica la TR en su web, sustrayendo del texto, que era un aporte desde Canadá y que no se trataba de mi nombre, o sea, la intención era clara, utilizar mi nombre para semejante ataque visceral al coordinador del FMLN, queriendo así hacer parecer que habría división en el FMLN. División que es un viejo anhelo de una parte de la izquierda dispersa, que habla de su deseo de montar una nueva vanguardia de la revolución, como que esto puede hacerse con voluntarismos.


El FMLN es vanguardia de nuestra revolución y seguirá siendo vanguardia, por la lucha de nuestro pueblo y su apego a los anhelo de libertad y construcción de una sociedad donde los intereses populares sean los hilos conductores del Estado, la economía y la sociedad como un todo. Ante una aclaración mía, hecha a través del compañero Jorge Sol, en la web donde se originó el artículo, dos días después, salió la aclaración que ese Salvador Arias, no era el que había sido Diputado del FMLN, o sea no era mi persona, sino otra persona con mi mismo nombre.

Sin duda los que me conocen dentro de la lucha revolucionaria, no podrían haber creído que mi persona, tomara una actitud contrarrevolucionaria y además que atacara personalmente a mi compañero, amigo y camarada Milton, que sin duda le ha tocado liderar a nuestro partido, en esta coyuntura histórica, terriblemente complicada por lo ya analizado anteriormente. La derecha ya escucha, como decía el camarada Schafik, “el rumor del poder del pueblo”.


Quizás mi última reflexión en este breve artículo, sería: nuestro Partido, igual que en todo el proceso revolucionario hasta ahora vivido, requiere mantener la unidad, como un factor estratégico para seguir avanzando en la toma del poder, esa unidad además de consolidarse en lo interno del Partido, este, igual debe, crecientemente, buscar la unidad con todo el movimiento social que busca crear una sociedad con justicia e igualdad, factor determinante en la construcción del nuevo poder revolucionario; así también la unidad debe buscarse con toda la izquierda que fuera de las estructuras del FMLN, busca igualmente derrotar el poder de la burguesía y construir el poder popular.


Este poder sólo será posible alcanzarlo, en una amplia alianza, un frente político, con todo el pueblo salvadoreño, con los campesinos, los obreros, trabajadores en general, los profesionales, intelectuales, los sectores medios, los micro, pequeños, medianos y grandes empresarios que buscan cambiar este país; para dejar atrás, esa lógica excluyente, empobrecedora de las mayorías y concentradora del poder económico y político en un reducido círculo de familias y empresarios, que sólo buscan la ganancia, en un egoísmo sin límites.


Es un momento, una coyuntura que puede marcar un avance más definitorio en los anhelos históricos de nuestro pueblo por su liberación, también es un momento que puede hacer retroceder la revolución. La burguesía acecha y ataca constantemente, por eso para todo revolucionario, todo militante del FMLN, de todo compañero de izquierda, nuestra tarea es: citando al Comandante Fidel Castro, “Hay que tomar siempre la delantera. Sorprender. Atacar dónde y cómo no se imaginan”.


En el FMLN venimos de donde asustan y tenemos experiencia acumulada, cohesión interna y ninguna duda, de quienes son los verdaderos contrincantes de las transformaciones que nuestro país necesita, para arrancar de raíz las leyes de este capitalismo salvaje que mata a nuestro pueblo de hambre y desesperación.


LA LUCHA CONTINÚA HASTA LA VICTORIA FINAL REVOLUCIÓN O MUERTE

* Militante del FMLN.

Reflexiones del Compañero Fidel: El imperio y la guerra

Hace dos días, en breves palabras, señalé que el imperialismo no podía resolver el gravísimo problema del consumo de estupefacientes que azota a la población del mundo. Hoy deseo abordar otro tema a mi juicio de gran trascendencia.

El actual peligro de que Corea del Norte sea atacada por Estados Unidos, a partir del reciente incidente que tuvo lugar en las aguas de ese país, tal vez pueda evitarse si el Presidente de la República Popular China decide utilizar el derecho de veto, prerrogativa que no le gusta en absoluto a ese país ejercer en los acuerdos que se discuten en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Existe un segundo y más grave problema para el cual Estados Unidos no tiene respuesta posible: el conflicto creado en torno a Irán. Es algo que se veía venir claramente desde que el Presidente Barack Obama pronunció su discurso el 4 de junio de 2009 en la Universidad Islámica de Al-Azhar, en El Cairo.

En una Reflexión que escribí entonces, cuatro días más tarde, cuando dispuse de una copia oficial del discurso, utilicé numerosas citas para analizar la importancia del mismo. Señalaré un número de ellas.

“Nos congregamos en un momento de tensión entre Estados Unidos y musulmanes alrededor del mundo…”

“…el colonialismo les negó derechos y oportunidades a muchos musulmanes,…la Guerra Fría a menudo utilizaba a los países de mayoría musulmana como agentes, sin tener en cuenta sus aspiraciones propias.” Impresionaban realmente ese y otros razonamientos en boca de un Presidente afroamericano, que parecían verdades evidentes como las contenidas en la Declaración de Philadelphia el 4 de julio de 1776.

“He venido aquí a buscar un nuevo comienzo para Estados Unidos y musulmanes alrededor del mundo, que se base en intereses mutuos y el respeto mutuo…”

“Como nos dice el Sagrado Corán, ‘tengan conciencia de Dios y digan siempre la verdad.’”

“…es parte de mi responsabilidad como Presidente de Estados Unidos luchar contra los estereotipos negativos del Islam dondequiera que surjan.”

Continuó así desgranando temas escabrosos del universo de contradicciones insolubles que envuelven la política de Estados Unidos.

“En medio de la Guerra Fría, Estados Unidos desempeñó un papel en el derrocamiento de un gobierno iraní elegido democráticamente.”

“Desde la Revolución Islámica, Irán ha desempeñado un papel en secuestros y actos de violencia contra militares y civiles estadounidenses.”

“Los estrechos vínculos de Estados Unidos con Israel son muy conocidos. Este vínculo es inquebrantable.”

“Muchos esperan, en campamentos para refugiados en la Ribera Occidental, Gaza y tierras aledañas, una vida de paz y seguridad que nunca han tenido.”

Hoy sabemos que sobre la población de Gaza cae con frecuencia una lluvia de fósforo vivo y otros componentes inhumanos y crueles, lanzados sobre la Franja, con furia verdaderamente nazi fascista. No obstante, las afirmaciones de Obama parecían vibrantes y en ocasiones sinceras, en tanto las iba repitiendo una y otra vez, en medio de febril corre corre por el mundo, dondequiera que a su hora programada llegaba el avión número uno de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Ayer 31 de mayo, la comunidad internacional fue conmocionada con el asalto, en aguas internacionales a decenas de millas de la costa de Gaza, de casi un centenar de soldados de las fuerzas especiales de Israel, que descendieron desde helicópteros en horas de la madrugada, disparando frenéticamente contra centenares de pacíficas personas de diversas nacionalidades, causándoles - según informaciones de prensa- no menos de 20 muertos y decenas de heridos. Entre las personas atacadas, que transportaban mercancías para los palestinos sitiados en su propia Patria, había ciudadanos norteamericanos.

Cuando Obama habló en la Universidad Islámica de Al-Azhar del “derrocamiento de un gobierno iraní elegido democráticamente” e inmediatamente añadió que “Desde la Revolución Islámica, Irán ha desempeñado un papel en secuestros y actos de violencia contra militares y civiles…”, se refería al movimiento revolucionario promovido por el Ayatollah Ruhollah Jomeini, que desde París, sin una sola arma, aplastó a las Fuerzas Armadas del más poderoso gendarme con que Estados Unidos contaba en el Sur de Asia. Era muy difícil que la más poderosa potencia del mundo resistiera la tentación de instalar allí una de sus bases militares, al Sur de la URSS.

Hace ya más de cinco décadas, Estados Unidos había aplastado otra Revolución absolutamente democrática, cuando derrocó el gobierno iraní de Mohammad Mossadegh. Este fue electo Primer Ministro de Irán el 24 de abril de 1951. El senado aprobó la nacionalización del petróleo, que había sido su bandera de lucha, el 1 de mayo de ese mismo año. “Nuestros largos años de negociaciones con países extranjeros -declaró- no han dado resultado hasta aquí.”

Es obvio que se estaba refiriendo a las grandes potencias capitalistas, que controlan la economía mundial. Irán tomó posesión de las instalaciones ante la intransigencia de la British Petroleum, que entonces se llamaba Anglo-Iranian Oil Company.

El país no tenía posibilidades de formar técnicos. Gran Bretaña había retirado su personal calificado, y respondido con bloqueos de piezas y mercados. Envió su flota de guerra en zafarrancho de combate al país. Como resultado, la producción petrolera de Irán disminuyó de 241,4 millones de barriles en 1952, a 10,6 en 1953. En esas favorables condiciones la CIA organizó el golpe de Estado que derrocó a Mossadegh, hasta su muerte que tuvo lugar tres años después. La monarquía fue restablecida y un poderoso aliado de Estados Unidos ascendió al poder en Irán.

Estados Unidos no ha hecho otra cosa con los demás países que no sea eso; desde que se creó esa nación en los suelos más ricos del planeta, no respetó nunca los derechos de los pobladores indígenas que allí vivieron durante milenios y de los negros que fueron importados como esclavos por los colonizadores ingleses.

Estoy seguro, sin embargo, de que millones de norteamericanos inteligentes y honestos comprenden estas verdades.

El Presidente Obama puede pronunciar cientos de discursos, tratando de conciliar contradicciones que son inconciliables en detrimento de la verdad, soñar con la magia de sus frases bien articuladas, mientras hace concesiones a personalidades y grupos carentes totalmente de ética, y dibujar mundos de fantasías que sólo caben en su cabeza y que asesores sin escrúpulo, conociendo las tendencias suyas, siembran en su mente.

Dos preguntas obligadas: ¿podrá Obama disfrutar las emociones de una segunda elección presidencial sin que el Pentágono o el Estado de Israel, que en su comportamiento no acata en nada las decisiones de Estados Unidos, utilicen sus armas nucleares en Irán? ¿Cómo será la vida en nuestro planeta después de eso?

Fidel Castro Ruz
Junio 1 de 2010
11 y 35 a.m.