domingo, 30 de mayo de 2010

Reflexiones del Compañero Fidel: El imperio y la droga

Cuando fui detenido en México por la Policía Federal de Seguridad, a la que por puro azar se le hicieron sospechosos algunos movimientos nuestros, a pesar de que los hacíamos con el máximo de cuidado para evitar el zarpazo de la mano asesina de Batista -como hizo Machado en México cuando el 10 de enero de 1929 sus agentes asesinaron a Julio Antonio Mella en la capital de ese país-, aquella pensó que se trataba de una de las organizaciones de contrabandistas que actuaban ilegalmente en la frontera de ese país pobre en sus intercambios comerciales con la poderosa potencia vecina, industrializada y rica.

No existía prácticamente en México el problema de la droga que se desató más tarde de forma abrumadora con su enorme carga de daños no sólo en ese país, sino también en el resto del continente.

Los países de Centro y Suramérica invierten incontables energías en la lucha contra la invasión del cultivo de la hoja de coca, dedicada a la producción de cocaína, una sustancia que se obtiene a través de componentes químicos muy agresivos y resulta tan dañina a la salud y a la mente humana.

Los gobiernos revolucionarios como los de la República Bolivariana de Venezuela y Bolivia se esfuerzan especialmente para frenar su avance, como lo hizo oportunamente Cuba.

Evo Morales hacía ya rato había proclamado el derecho de su pueblo a consumir té de coca, una excelente infusión tradicional de la milenaria cultura aymara-quechua. Prohibírsela es como decirles a los ingleses que no consuman el té, una sana costumbre importada por el Reino Unido desde el Asia, conquistada y colonizada por éste durante cientos de años.

“Coca no es cocaína”, fue la consigna de Evo.

Es curioso que el opio, sustancia que se extrae de la amapola lo mismo que la morfina, fruto de la conquista y el coloniaje extranjero en países como Afganistán, y que es sumamente dañino consumido directamente, fuera utilizado por los colonialistas ingleses como moneda que otro país de milenaria cultura, como China, debía aceptar a la fuerza en forma de pago por los sofisticados productos que Europa recibía de China y hasta entonces pagaba con monedas de plata. Suele citarse como ejemplo de aquella injusticia en las primeras décadas del siglo XIX que “un obrero chino que se volvía adicto gastaba dos tercios de su sueldo en opio y dejaba a su familia en la miseria”.

En el año 1839 el opio ya estaba al alcance de los obreros y campesinos chinos. La Reina Victoria I, del Reino Unido, impuso ese mismo año la Primera Guerra del Opio.

Comerciantes ingleses y norteamericanos con fuerte apoyo de la Corona inglesa, vieron la posibilidad de importantes intercambios y ganancias. Para esa fecha muchas de las grandes fortunas de Estados Unidos fueron basadas en aquel narcotráfico.

Hay que pedirle a la gran potencia apoyada en casi mil bases militares y siete flotas acompañadas de portaaviones nucleares y miles de aviones de combate con las cuales tiraniza al mundo, que nos explique cómo va a resolver el problema de las drogas.


Fidel Castro Ruz

Mayo 30 de 2010

3 y 36 p.m.

UN ERROR RECURRENTE DEL SOCIALISMO REAL

Jorge Gómez Barata

Ciento veinte años atrás y casi un siglo antes de que en la Unión Soviética se hablara del “socialismo desarrollado” como sucedáneo de la sociedad de consumo y de que China definiera como opción la creación de una sociedad “moderadamente acomodada”, en su famosa carta a Joseph Bloch, Federico Engels realizó un infructuoso esfuerzo por rectificar una interpretación del pensamiento de Marx que absolutiza el papel del factor económico y que todavía hoy tiene lamentables consecuencias para el socialismo.

“....Según la concepción materialista de la historia, —afirmaba Engels — el factor que en última instancia determina la historia es la producción y la reproducción de la vida real. Ni Marx ni yo hemos afirmado nunca más que esto. Si alguien lo tergiversa diciendo que el factor económico es el único determinante, convertirá aquella tesis en una frase vacua, abstracta, absurda…”

La verdadera contradicción o al menos la que ha tenido más implicaciones prácticas, no es la dicotomía entre los socialistas que sobreestiman el papel de la conciencia y los que cifran todas las expectativas en los estímulos materiales y consideran decisivo el aumento del bienestar de las masa, sino entre quienes creen que al hombre moderno le basta con vivir un poco mejor y consideran posible eternizar un socialismo con bienestar, aunque haya déficit de otros componentes de la espiritualidad política como son la democracia, la transparencia y otros derechos al parecer consustanciales a la persona humana.

Al respecto, cierta vez Fidel Castro expresó que usando ciertas palancas se puede alcanzar esto y un poco más. Tuvo razón al añadir que: “…Un poco más no basta” y a Ricardo Alarcón le encanta la expresión: “Conquistar toda la justicia”.

Muchos de los cubanos, yo entre ellos, y otros tercermundistas que conocieron a la Unión Soviética, la República Democrática Alemana, Polonia, Hungría, Checoslovaquia y demás países del socialismo real no podían explicarse por qué los ciudadanos de a pie de aquellas naciones, habiendo alcanzado un nivel de vida razonablemente alto, con pleno empleo y las necesidades básicas satisfechas, disfrutando de políticas sociales aceptablemente eficaces y de un orden social en muchos sentidos apropiado a los intereses de las mayorías, se sentían descontentos al grado de convertirse en críticos e incluso en opositores al socialismo.

Antes de la perestroika de Gorbachov el movimiento Solidaridad en Polonia reveló una presión que venía de abajo y que no demandaba reivindicaciones materiales. No se trataba de mejores condiciones de trabajo o de más salarios y, aunque algunas hubo algunas demandas estaban presentes, el problema no era predominantemente económico. Tal vez aquel era el momento para completar la lectura de la carta de Engels y subrayar los párrafos donde afirmaba:

“…La situación económica es la base, pero los diversos factores de la superestructura que sobre ella se levanta, las formas políticas de la lucha de clases y sus resultados, las Constituciones que, después de ganada una batalla, redacta la clase triunfante…ejercen también su influencia sobre el curso de las luchas históricas y determinan su forma…”

Tal vez Gorbachov se percató correctamente de que el problema de la sociedad socialista no era sólo económico como tampoco exclusivamente ideológico sino multifactorial y con importantes componentes políticos e incluso culturales, cosa que hasta entonces no había sido admitida y que todavía hoy en algunos procesos, por ejemplo en China, se soslaya.

Si bien la perestroika (rectificación), acompañada por la glasnov (transparencia) asumía la obvia necesidad de elevar el nivel de vida de los soviéticos, también incluía un esfuerzo para democratizar la sociedad, no sólo en términos funcionales sino estructurales. La forma de realizar aquellas correcciones y no su contenido dieron al traste con lo que pudo ser una solución y un aporte.

La historia se repite allí donde, a partir de una pobre comprensión del ideal humano, creen que basta con mejorar la “oferta gastronómica”, remover ciertas prohibiciones absurdas, elevar el bienestar económico, hasta ser “moderadamente acomodados”, proporcionar entretenimiento sano, votar sin elegir, e introducir modificaciones a instituciones que funcionan mal, porque su función social fue mal concebida para que los problemas asociados a la cohesión social sean resueltos.

Cuando se acepta resignadamente que el socialismo no puede ser de otra manera y cuando, aunque lo haga honradamente, la vanguardia cree que es suficiente aplicar algunas medidas cosméticas para recortar la preponderancia de la burocracia, sin extirparla, no de la administración donde es imbatible pero si de la política donde es prescindible y combatir la corrupción con medidas de control y represión y no con descentralización, control social del poder, diversificación de las formas de propiedad, desregulación y autonomía, la batalla puede perderse.

Pretender crear un consenso social duradero y hasta eterno, construir un orden social moderno y funcional a partir de criterios políticos, instituciones y prácticas que los bolcheviques de Lenin introdujeron en dramáticas circunstancias no porque constituyeran “principios” ni fueran idóneas sino porque no tenían opciones y creer que el socialismo puede ser reformado sin tocar al sistema político y sin asumir la necesidad de democratizar las estructuras sociales, especialmente las relacionadas con el ejercicio del poder es una equivocación.

El Estado de Derecho no es una aberración burguesa, ni una desviación liberal, sino una conquista de la cultura humana y un Estado de Derecho socialista seria un peldaño más alto.

En 1965, cuando nadie había oído hablar de Lew Waleza, Gorbachov y Deng Xioaoping apenas era conocido, el Che Guevara en el Socialismo y el hombre en Cuba, su más profunda reflexión acerca de la teoría y la práctica del socialismo escribió:

“… No se trata de cuántos kilogramos de carne se come o de cuántas veces por año se pueda ir alguien a pasearse en la playa, ni de cuántas bellezas que vienen del exterior puedan comprarse con los salarios actuales. Se trata, precisamente, de que el individuo se sienta más pleno, con mucha más riqueza interior y con mucha más responsabilidad...”

En su tiempo y sin la experiencia de haber ejercido el poder, Rosa Luxemburgo, descartada por la lectura soviética del marxismo, fue todavía más categórica al pronunciarse acerca de que el socialismo tenía que ser más democrático que el capitalismo, no menos y que la supresión de la democracia burguesa no podía significar la supresión de la democracia en general. Para Rosa pensar es una facultad de la mente, lo que en realidad constituye un derecho es “pensar diferente”.

La experiencia enseña que, estructuralmente, sobre la base de la propiedad social, el predominio del pensamiento marxista y la conducción de un partido comunista, eliminando dogmas políticos cuya vigencia resulta incompatible con la democracia realmente participativa, desterrando el criterio de que las organizaciones sociales y de masas son instrumentos o “correas de transmisión”, propiciando el crecimiento de la sociedad civil y procurando la idoneidad de todas las instituciones de la superestructura, el socialismo tiene todas las condiciones para ser más democrático y transparente que el capitalismo.

El socialismo necesita del bienestar tanto como necesita de la democracia socialista. No será ahora que se descubre que no solo de pan…y, tal vez, en el fondo, el enfoque economicista sea más neoliberal que socialista.

Reformas económicas hubo muchas en el socialismo real, la primera conocida como Nueva Política Económica fue auspiciada por Lenin que no vivió suficiente para ver como Stalin la desestimaba y otra fue protagonizada por Eugenio Preobrazhenski, autor de La Nueva Económica y cuyo trágico final ahogó por muchos años el espíritu reformista soviético.

Un día les contaré pero antes debo añadir que en este entendido, reformar es mejorar, perfeccionar y no claudicar ni pactar con el enemigo. Allá nos vemos.

La Habana, 30 de mayo de 2010

Idiotas inútiles

Por Santiago O’Donnell

Tomado de Página 12


Excelentísimo presidente
de la República de Colombia

Don Alvaro Uribe Vélez

Señor Uribe, Perdone la molestia. Me tomo el atrevimiento de hacerle llegar estas líneas atento a la airada reacción que han tenido usted y altos funcionarios de su gobierno ante la difusión pública que ha tenido el testimonio del mayor retirado de la Policía Nacional Juan Carlos Meneses Quintero (foto). Como usted sabe, el mayor Meneses acusó a su hermano menor, Santiago Uribe Vélez, de armar y dirigir a un grupo paramilitar en los años ‘90. El testimonio también lo salpica a usted, ya que según el testigo usted estaba al tanto y/o apoyó dichas actividades.

Disculpe que me haya dado por aludido el jueves pasado cuando usted tildó de “idiotas útiles” a los activistas por los derechos humanos Adkfo Pérez Ezquivel y Javier Giraldo que facilitaron el testimonio en Buenos Aires y a los periodistas del diario The Washington Post que lo difundieron en Estados Unidos. Es que yo presencié ese testimonio, y ese testimonio salió publicado primero en este diario.

Entonces quería escribirle para darle la tranquilidad de que la entrevista con Meneses y su testimonio se publicaron porque son de un valor periodístico innegable y no por otra razón. Usted dijo que quienes difundimos el testimonio de Meneses fuimos serviciales a los intereses de los narcoterroristas. Pero no fue por el accionar psicológico de los narcos que la noticia tuvo tanta difusión en Colombia. Después de ocho años de Seguridad Democrática no me va a decir que, además de Página y el Post, las FARC manejan también a los medios colombianos, incluyendo el multimedios propiedad de la familia de su excelentísimo señor vicepresidente. Sin embargo, todos se hicieron eco de la noticia.

Es que, señor Uribe, vamos, hay que decirlo, sobre su hermano Santiago pesa un estado de sospecha. El testimonio de Meneses no cayó del cielo. Se inserta en un contexto que es bueno recordar. Su hermano es un importante hacendado de Antioquia, donde prácticamente nacieron las bandas paramilitares, y muy cerca de la finca de su hermano operó un sanguinario escuadrón de la muerte conocido como los Doce Apóstoles. Es bien conocido, usted lo sabrá, que los escuadrones paramilitares fueron creados por hacendados y empresarios para combatir con métodos ilegales la guerrilla y la delincuencia, y que esos grupos se vincularon con fuerzas militares y de seguridad a través de los políticos locales. En los tiempos de los Doce Apóstoles usted fue senador por y luego gobernador de Antioquia. La estrategia de los paramilitares de aliarse, o para usar un término suyo, “penetrar” la clase política colombiana fue muy exitosa. Si lo sabrá usted: cerca de un tercio del Parlamento y varios gobernadores y alcaldes, incluyendo su primo Mario, están presos o bajo proceso por sus vínculos con los paramilitares. Casi todos son o fueron aliados suyos.

Volviendo al estado de sospecha que pesa sobre su hermano, no es que simplemente estaba en el momento justo, en el lugar justo, y en las condiciones ideales como para gestar y financiar una formación paramilitar. Seguramente no todos los hacendados asediados por la guerrilla en los ’90 respondieron a la amenaza con escuadrones de la muerte. Hasta es posible imaginar que los Doce Apóstoles hayan limpiado a los enemigos de Santiago y (de los demás hacendados) de gusto nomás, por iniciativa propia. Pero hay más.

Santiago Uribe ya había sido investigado dos veces como presunto cabecilla de los Doce Apóstoles, por la Fiscalía de Antioquia en 1998 y por Fiscalía General en el 2002. En ambos casos se dictó una falta de mérito o auto inhibitorio, como dicen ustedes allá, porque las fiscalías consideraron que no había suficientes pruebas para procesar o sobreseer a su hermano. El año pasado el dirigente opositor Gustavo Petro intentó abrir una investigación parlamentaria por el mismo tema pero no consiguió suficientes votos. Usted dirá: lo investigaron dos veces porque los fiscales son idiotas útiles del narcoterrorismo, y lo acusaron en el Congreso porque el narcoterrorismo penetró la bancada parlamentaria del Polo Democrático.

De hecho el testimonio de Meneses corrobora los dichos de un testigo de identidad reservada que figuran en el expediente judicial de los crímenes de los Doce Apóstoles. El testigo secreto sería un agente que habría servido de nexo entre la policía local y los paramilitares. Meneses era el jefe directo de este testigo y el responsable de la seguridad de toda la zona, amén de un oficial de alto rango de la institución policial. Dada la situación en que se encontraba, bajo cualquier parámetro de razonabilidad, hay que admitir que se trata de un testigo clave.

Y como bien apuntó el fiscal general de su país, Guillermo Mendoza Diago, al ser consultado sobre la situación de su hermano hace un par de días: “Cuando hay resoluciones inhibitorias y sobreviene una prueba, la obligación del funcionario correspondiente es revocar dicha resolución e iniciar una investigación según lo que amerite esa nueva prueba”. De sus dichos se desprende que Mendoza Diago reabriría la investigación de su hermano, sumándose así a su extensa lista de idiotas útiles al servicio del narcoterrorismo. Le recuerdo que Santiago Uribe nunca ha sido juzgado aún por los crímenes de los Doce Apóstoles, por lo que su derecho a no ser juzgado dos veces por el mismo cimen está prácticamente garantizado.

Está bien, es cierto, su hermano y su vicepresidente se encargaron de recordar esta semana que Meneses había sido pasado a retiro por problemas legales y/o disciplinarios, dando a entender que es un testigo poco confiable. Yo lo entrevisté y le confieso que no le compraría un auto usado. Pero Meneses cobraba la pensión militar, sus causas judiciales se habían archivado y tenía un negocio informático que andaba bien. Todos sus afectos están en Colombia.

¿Qué necesidad tenía de exiliarse, pasar a la semiclandestinidad y autoincriminarse a riesgo de pasar años en la cárcel? ¿Qué necesidad tenía de confesarle a sus hijos que él es un asesino que mató y mandó a matar por orden de Santiago Uribe? ¿Todo eso por un puñado de dólares de los narcos? ¿Dónde y con quién iba a disfrutar ese dinero?

¿Y cómo hizo Meneses para convencer a los idiotas útiles de Naciones Unidas de que le dieran status de refugiado en Venezuela porque su vida corría peligro en Colombia? ¿Los miembros de los Doce Apóstoles que han muerto en circunstancias poco claras en los últimos años, se hicieron matar a propósito, para que Meneses tuviera una excusa para escaparse del país?

Qué sé yo. Hay que reconocer, señor presidente, que su jefe de Policía, el general Oscar Naranjo, estuvo rápido de reflejos. No bien salió publicado mi artículo citó al coronel Benavídez, ex jefe directo de Meneses, para un interrogatorio. Meneses me había dicho que tiene una grabación secreta de Benavídez donde el coronel avala la denuncia contra su hermano y contra usted. La cosa es que Naranjo salió del interrogatorio del coronel con un hallazgo: el testimonio de Meneses había sido comprado por un grupo narco llamado “los cambas”. El coronel no hizo declaraciones pero no importa: con lo que dijo Naranjo alcanzó para que usted, su hermano, su vice y su candidato en las elecciones de hoy salieran a difundir la idea de que Meneses es un agente del narcoterrorismo.

Lo que no termino de entender es lo que dijo su hermano. Explicó que el testimonio de Meneses fue armado para influir en la campaña electoral. Pero resulta que mientras su candidato se cansó de hablar del tema, el principal candidato de la oposición lo ignoró por completo. Entonces, más que de idiotas útiles habría que hablar de idiotas

inútiles, porque instalamos un tema en la agenda mediática supuestamente para perjudicarlo a usted, señor presidente, pero el tema lo termina capitalizando su candidato, el candidato oficialista.

Ojo que a mí no me molesta. Siempre digo que bastante difícil es hacer periodismo como para querer cambiar el mundo. Si la información vale, lo que se haga con ella o se deje de hacer ya no es mi problema.

No hace falta que diga que considero a su hermano inocente hasta que se demuestre lo contrario. Eso se da por descontado. Tampoco me compro todo lo que dijo Meneses, aunque todo lo que dijo me resulta creíble por el contexto antes mencionado. Pero me parece que no se puede negar que se trata de un testigo clave. Acusa a su hermano de asesino y a usted de cómplice. Dice que estuvo reunido con Santiago Uribe en presencia de otros testigos “unas cinco o seis veces”. Aporta datos sobre hechos, nombres y lugares en minucioso detalle, datos que podrían ser corroborados con inspecciones oculares, careos, documentos y demás diligencias judiciales para saber si dice o no la verdad. Ya verá el fiscal si conviene reabrir la causa.

Si no, hay otras instancias a las que tanto su hermano como los familiares de las víctimas de los Doce Apóstoles pueden acudir en busca de justicia. Usted sabe que tanto la fiscalía de la Corte Penal Internacional con sede en La Haya como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en San José de Costa Rica han realizado visitas a Colombia durante su mandato e informado sobre serias deficiencias en el funcionamiento de la Justicia de su país, sobre todo en zonas de conflicto. Es un mandato del derecho internacional que cuando las condiciones no están dadas para llevar a juicio a personajes importantes en un determinado país, las cortes internacionales tienen la obligación de intervenir y juzgar a los acusados.

Convengamos que su decisión de extraditar a Estados Unidos a los principales jefes paramilitares justo cuando empezaban a revelar sus contactos con políticos y militares no dejó muy bien parada a la Justicia colombiana. No es un detalle menor que la Corte Suprema recién se enteró de las extradiciones cuando los paras ya estaban arriba de un avión en vuelo a Florida.

Por todo lo antedicho, señor presidente, permítame la osadía de ofrecerle un consejo. Me parece que en casos como éste no conviene sacar conclusiones precipitadas sobre la salud mental de quienes difunden ciertos testimonios. Es posible que algunos no sean tan idiotas como usted piensa.

Saludos.

sodonnell@pagina12.com.ar

Dedicarán a Mandela y Fidel el Festival Mundial de la Juventud en Sudáfrica

Publicado en Cubadebate el 29 Mayo 2010

A Nelson Mandela y Fidel Castro, dos grandes de la Historia contemporánea, estará especialmente dedicado el XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, con sede en Pretoria, Sudáfrica, del 13 al 21 de diciembre próximo.El Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, que en su II Pleno aprobó hoy la estrategia de trabajo con vistas a la cita, consideró esa iniciativa de la juventud sudafricana, refrendada por el Comité Internacional Preparatorio, en su primera reunión, días atrás, en Venezuela, un homenaje, también, a Cuba y a su pueblo.

Convertir el Festival en un suceso para cada joven cubano, que deje honda huella, multiplique iniciativas y espacios y contribuya a su preparación y al cumplimiento de deberes y misiones, será nuestro primer y mayor aporte al éxito de ese encuentro, aseguró Liudmila Álamo, primera secretaria de la UJC.

Haremos de estos meses una gigantesca Operación Tributo, porque honrar a Fidel es reconocer a Cuba, el valor de su presencia solidaria en África, el imperecedero ejemplo de nuestros internacionalistas, los que pelearon, los que cayeron, los que ayudan a construir un futuro mejor para esos pueblos, dijo.

En total sintonía con tales propósitos, el amplio programa de acciones acordado este sábado incluye la exhibición de los filmes Kangamba e Invictos, este último inspirado en la vida del líder del ANC, y la celebración de una jornada especial del 18 de julio al 13 de agosto, fechas natales de Mandela y Fidel, respectivamente.

El lema del XVII Festival íPor un mundo de paz, solidaridad y transformaciones sociales, derrotemos al imperialismo!, vaticina cuán combativo será este encuentro, tribuna que la Antilla mayor aprovechará para sumar corazones y voces al reclamo de libertad para los cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos.

La Primera Secretaria de la UJC enfatizó que el largo, cruel e injusto cautiverio que padeciera Nelson Mandela, hace de Sudáfrica escenario propicio para quebrar el muro de silencio en torno al caso de Gerardo Hernández, Fernando González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y René González.

De los preparativos de la cita igual trascendió que, en respuesta al llamamiento de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMJD) a poner de inmediato manos a la obra, en la primera quincena de junio será oficialmente constituido el Comité Nacional Preparatorio.

Jornadas de reflexión, concursos, foros digitales, una maratón, e intercambios con delegados a festivales anteriores, combatientes internacionalistas y jóvenes de otros países, sobre todo africanos, que cursan estudios en Cuba, acontecerán de aquí a diciembre.

Reunido en la Escuela Nacional del Partido Comunista de Cuba Ñico López , el Comité Nacional de la UJC también aprobó la estrategia de trabajo para la instrumentación y cumplimiento de los acuerdos del IX Congreso, que sesionó los días tres y cuatro de abril último.

Gran parte de ese conjunto de ideas, principios, acciones y propósitos apuntan al fortalecimiento y consolidación de la vida interna: disciplina, ejemplaridad de la militancia, sistematicidad, control y métodos de trabajo, indispensables para cumplir su misión como vanguardia política de las nuevas generaciones de cubanos.

Además, fue aprobado el reglamento del Comité Nacional, electo en las sesiones del Congreso y cuyos 130 miembros celebraron entonces su primera reunión.

(Con información de la AIN)

Declaran Alerta Roja por lluvias en El Salvador

Tomado de sanchezceren.com

Domingo 30 de mayo de 2010

En coordinación con el Ministerio de Educación se suspenden clases de todos los centros escolares a nivel nacional, hasta nuevo aviso.

El Director General de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres con base al informe especial N° 10, emitido por el Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET), del Ministerio del Medio Ambiente, describe que la DEPRESION TROPICAL, antes tormenta Tropical Agatha, aumentara la condición de lluvias continuas e intermitentes en todo el país, siendo estas de moderadas a muy fuerte intensidad con énfasis en la franja costera, el occidente y el centro del país, por lo que incrementa la probabilidad de generar deslizamiento e inundaciones, por lo tanto y de conformidad al artículo 22 de la Ley de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres, DECLARA ALERTA ROJA, para todo el territorio nacional.

DESCRIPCION DEL FENÓMENO

La TORMENTA TROPICAL AGATHA, se localiza en las costas de Guatemala a una distancia de 275 kilómetros al oeste y suroeste del Puerto de San José Guatemala, con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora, manteniendo su desplazamiento hacia Guatemala, durante esta noche de sábado a tempranas horas del día domingo, por lo tanto El Salvador continuará siendo afectado por una condición de temporal, con lluvias intermitentes de moderadas a fuertes en la franja costera y alrededores de zonas altas en todo el país.

MEDIDAS Y RECOMENDACIONES

Por la situación descrita, se mantienen las medidas y recomendaciones establecidas en las Alertas previas a esta declaratoria y se agregan las siguientes:

- Se ordena a todo el Estado, instituciones públicas y privadas, a poner a disposición los recursos que sean necesarios en apoyo para la atención a la Emergencia, con la finalidad de salvaguardar la vida y la seguridad del pueblo salvadoreño

- Se establece en coordinación con el Ministerio de Educación la suspensión de clases de todos los centros escolares a nivel nacional, hasta nuevo aviso

- Se les requiere a las Comisiones que integran el Sistema Nacional de Protección Civil determinen los lugares de riesgo en donde no se haya completado los procesos de evacuación para que las instituciones del gobierno les brinden el apoyo necesario para cumplirlo

- Las Comisiones Municipales de Protección Civil, deben activar de los Sistema de Comando de Incidentes (SCI) que fueran necesarios.

- Realización de la Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades, según procedimiento.

- La Dirección General de Protección Civil, se mantendrá vigilante de este evento e informará a la población ante cualquier cambio.

fuente: CAPRES http://www.presidencia.gob.sv/boletines/2010/05/b2904.php